Conectarse

Comparte
Ir abajo
avatar
telenovelistasiempre
Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

el Miér Jun 10, 2015 12:16 pm
Amor Sangriente: El Origen
Película
Parte 1



Narrador (en voz misteriosa): Cuando todo es color de rosa, te pones demasiado ciego para darte cuenta que la maldad está escondida en un rincón oscuro, muy oscuro, preparándose para cosechar odio y derramar sangre. Y es así como empieza la historia de Alma Rosa y Sebastián. Un amor puro que enfrentara la maldad.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, SALÓN / DÍA


Sebastián (contento): ¡Papá, papá! ¡No vas a creer quien llega hoy!
Don Eliseo (curioso): ¿Quién?
Sebastián (feliz): ¡Adivina!
Don Eliseo (pensando): Pues no sé, talvez mi hermano.
Sebastián (riendo): ¿Ay, papá, que cosas dices? Si tú no tienes hermanos.
Don Eliseo (riendo): ¡Estaba bromeando! Pero, ya dime quien va a llegar hoy.
Sebastián (risueño): Bueno, está bien. Hoy llega…mi amada Alma Rosa.
Don Eliseo (contento): ¡Ay, qué bueno! ¡Me alegro!
Sebastián (feliz): Pero no te dije lo mejor. Mi Alma Rosa viene para quedarse.
Don Eliseo (sorprendido y contento): ¡¿En serio?! ¡Qué alegría, por fin podrán casarse!
Sebastián (de buen humor): Papá, ¿será que tú me podrás ayudar con la sorpresa que le estoy preparando a mi novia?
Don Eliseo (de buen humor): Claro, hijo, tú dirás.
En eso llega doña Leonora y los interrumpe.
Doña Leonora (contenta): Hijo, ¡ya llegaste a la casa!
Sebastián (riendo): Si, mamá, ya llegue.
Don Eliseo (contento): Vieja, ni te imaginas que alegría nos acaba de traer nuestro hijo.
Doña Leonora (curiosa): ¿De qué hablas, viejo?
Don Eliseo (feliz): Hoy regresa Alma Rosa. Por fin va a ver boda.
Doña Leonora (feliz): ¡Ay, hijo, que alegría! No te olvides de hacernos nietos. Quiero la casa llena de nietos.
Sebastián (riendo): ¡Ay, mamá, ni bien me case y tú ya quieres nietos!
Los 3 empiezan a reír.


INT. / AVIÓN / DÍA


Alma Rosa (nostálgica y hablando en el pensamiento): “Mi amor, ¡cuánto te extraño! Estoy ansiosa por llegar para poder abrazarte y besarte.”
Doña Amelia (curiosa): Hija, ¿en que estas pensando?
Sasha (con una sonrisa traviesa): Más bien en quien está pensando.
Doña Amelia la aprueba con la cabeza.
Doña Amelia (seria): Hija, ¿me estas escuchando?
Alma Rosa (un poco cansada): No, mamá, perdón. Estaba con la mente en otra parte.
Doña Amelia (sonriendo): Ya me imagino quien robó tu pensamiento.
Alma Rosa (sonriendo): ¿Se me nota tanto?
Doña Amelia (riendo): ¿Qué si se te nota? Se te sale por todos los poros, hija.
Sasha (de buen humor): No solo se te nota, mi amor, lo emanas con todo tu cuerpo. Tus buenas vibras se sienten en todo el avión.
Alma Rosa (sonriendo): Mejor dejémonos de habladuría porque nos falta poco para bajar del avión y todavía no recogimos nada.
Doña Amelia (sonriendo): Tienes razón, mi amor.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO , SALÓN / DÍA


Sebastián (ansioso): ¡Mamá, date prisa porque si no vamos a llegar tarde!
Don Eliseo (de buen humor): Hijo, ya sabes cómo son las mujeres. Siempre suelen tardarse. Ten paciencia. Te prometo que vamos a llegar a tiempo. Te llevaste todo, no te olvidaste nada, ¿verdad?
Sebastián (ansioso): No, papá, no se me olvido nada. Y mamá que no baja de una vez.
Doña Leonora (contenta y bajando las escaleras): ¡Ya voy!
Sebastián (ansioso): ¡Al fin! ¡Vámonos ya!
Doña Leonora (riendo): ¡Pero que ansioso eres, hijo!
Sebastián (ansioso): ¿Cómo no? Si voy a volver a ver a mi amada y no quiero llegar tarde.
Don Eliseo (de buen humor): ¡Vámonos ya! Que se nos va a hacer tarde.
Los 3 salen de la casa.


INT. / AEROPUERTO / DÍA


Alma Rosa, su mama y su tía ya bajaron del avión y se dirigen hace a la sala de espera.
Alma Rosa (ansiosa): ¡No lo puedo creer! Por fin voy a ver a mi amado Sebastián.
Doña Amelia (contenta): Vas a ver que el reencuentro será más dulce que nunca. Ay, míralos allí.
Alma Rosa (feliz): ¡Sebastián, mi amor!
Sebastián (feliz): ¡Alma Rosa, mi amor!
Alma Rosa (feliz, abrazándolo y besándolo): ¡Te amo, te amo, te amo! Nunca más me quiero volver a separar de ti.
Sebastián (feliz, abrazándola, besándola): ¡Te amo, te amo, te amo! Yo tampoco me quiero volver a separar de ti jamás. Mira, ese ramo de rosas es para ti. ¿Te gusta?
Alma Rosa (emocionada): ¡Ay, mi amor, esta precioso! Pero no debiste molestarte.
Sebastián (emocionado): No es ninguna molestia, mi amor. Lo hice con todo gusto. Te mereces eso y más.
Don Eliseo (sonriendo): También hay flores para las demás damas.
Doña Amelia (sonriendo): Gracias, pero no debió molestarse.
Don Eliseo (sonriendo): No es ninguna molestia, es solo un detalle de parte de los 3.
Doña Leonora (sonriendo): Bueno, ya que estamos todos juntos. Las invito a cenar a nuestra casa. Y, Amelia, no te preocupes, tu marido también vendrá a cenar con nosotros.
Doña Amelia (sonriendo): Gracias, Leonora, eres muy amable. ¿Pero que seguimos haciendo aquí?
Sebastián (feliz): ¡Vamos entonces!


EXT. / A LAS AFUERAS DEL AEROPUERTO / DÍA


La Muñeca de Rojo (llena de odio y con la voz distorsionada): Disfruten, disfruten todo lo que puedan su amor, porque no les durara mucho. (Ríe)
Los 6 ya habían salido del aeropuerto. De repente se oyen disparos. No se paran hasta que las ventanas del aeropuerto no se rompieron por completo.
Sebastián (aturdido): Alma Rosa, mi amor, mamá, papá, doña Amelia, tía Sasha, ¿están bien?
Alma Rosa (aturdida): Yo si estoy bien, mi amor. ¿Tu?
Sebastián (algo mejor): Yo también.
Don Eliseo (aturdido): Nosotros también estamos bien, pero ayúdanos a levantarnos.
Doña Leonora (aturdida): Si, estamos bien. Yo ya casi me levante. Me está ayudando mi hermana.
Sebastián (serio): Vamos, te ayudo, papá.
Don Eliseo (algo mejor): Vamos a ayudar a tu mamá, hijo.
Sebastián (serio): De espacito, mamá. Eso, listo.
Doña Leonora (preocupada): ¿Pero que fue eso? ¿Sera que nos querían matar?
Sebastián (preocupado): No dudo que nos querían matar. ¿Pero quién? ¿Y porque?
Doña Amelia (preocupada y seria): No quiero ser ave de mal agüero, pero si lo intentaron una vez, lo pueden volver a intentar. Por eso pienso que es mejor que nos tomemos guardaespaldas.
Don Eliseo (preocupado): No es mala idea.
Los agentes de seguridad se les acercan junto al director del aeropuerto.

Director del aeropuerto (algo preocupado): ¿Están todos bien?
Don Eliseo (serio): Si, afortunadamente, todos estamos bien, señor director.
Director del aeropuerto (algo preocupado): Ya llamamos a la policía. Están en el camino. Tendrán que esperarlos para rendir declaraciones, señor Eliseo.
Don Eliseo (algo serio): Por supuesto, señor director.
Director del aeropuerto (preocupado): La verdad, no logro entender como pudo pasar eso. Estamos en la zona más tranquila de la ciudad. Aquí nunca han ocurrido ese tipo de eventos.
Don Eliseo (algo serio): Lo sabemos, precisamente por eso nos sorprende.
Se oyen las sirenas de los coches de los policías.
Director del aeropuerto (aliviado): Por fin están llegando los policías.
Los policías llegan e interrogan a la gente.

Policía 1 (serio): ¿Cómo fue que ocurrió todo, señora?
Doña Amelia (seria y cansada): La verdad, ni sé por dónde empezar. Mire, nosotros salimos del aeropuerto y de repente empezaron los disparos, así de la nada. Pensé que no saldríamos ilesos de eso. ¡Qué barbaridad! ¡En serio, qué barbaridad!
Sasha (nerviosa y preocupada): ¡Fue una verdadera barbaridad! No pensé que saldríamos con vida de eso. Nos dispararon así de la nada y sin saber porque. En el día de hoy ya no hay seguridad al salir por la calle.
Policía 1 (serio y aprobando): Entiendo, señorita.

Policía 2 (serio): ¿Y eso fue lo que ocurrió?
Sebastián (serio): Si, oficial. La verdad, todo fue espantoso.
Alma Rosa (algo asustada): ¡Fue horrible, horrible! Ni se imagina, oficial. Pensé que los disparos nunca iban a terminar. Pensé que nos íbamos a morir.
Sebastián (cariñoso): Tranquila, mi amor. Tranquila, ya pasó todo. (La abraza y le besa el cabello) No voy a permitir que nada malo te pase.
Policía 2 (consejero): El joven tiene razón, tranquilícese, señorita. Menos mal que a nadie le pasó nada. En casos así, por lo general, hay muertos y heridos. Afortunadamente, aquí no hubo ni lo uno, ni lo otro.
Sebastián y Alma Rosa aprueban al policía con gestos de cabeza.

Policía 3 (serio): ¿Y eso fue todo lo que pasó?  
Don Eliseo (serio): Si, eso fue todo. Paso tal y como se lo conté. Pero una pregunta, oficial. ¿Hace falta todo ese interrogatorio ahora? No es por nada, pero las damas acaban de llegar y están cansadas. Y con todo ese alborote se pusieron muy nerviosas. ¿Sera que podrían pasar por mi casa más tarde o mañana? Allí nos encontraran a todos. Además, también será nuestro abogado presente por si se le ofrece algo con respeto a la empresa que estoy manejando o cualquier otra cosa que necesite.
El policía va a consultarse con los demás y regresan para decirles lo que decidieron.
Policía 3 (serio): Esta bien, pueden irse, pero no sin antes darnos la dirección de su casa para seguir mañana con el interrogatorio.
Don Eliseo (amable): Por supuesto, oficial. Aquí tiene mi tarjeta, allí va a encontrar mi dirección, mi teléfono y todo lo que necesite para encontrarnos. Le agradezco haber tenido consideración con nosotros, sobre todo con las damas que acaban de llegar.
Policía 3 (amable): No hay de que, señor. ¡Nos vemos mañana!
Don Eliseo (amable): ¡Nos vemos mañana, oficial!
Todos van a la mansión.


INT. / LIMUSINA DE LOS MONTERRUBIO / DÍA


Doña Amelia (cansada): ¡Ay, no lo puedo creer! No puedo creer cuantas cosas pasaron en menos de una hora, de verdad.
Doña Leonora (pensativa): Ay, Amelia, nadie lo esperaba. Afortunadamente no nos pasó nada malo.
Don Eliseo (tranquilo): Tienes razón, vieja. Pero eso sí, eh, hay que contratarnos guardaespaldas.
Sasha (curiosa): Cambiando de tema, ¿Cuándo van a venir Rosaura y su novio?
Alma Rosa (entusiasta): Verdad, mi amor. ¿Para cuándo va a llegar mi cuñadita?
Sebastián (riendo): Jajaja, ¡ay, mi amor, ya la das por tu cuñada! Pues según hable con ella ayer, va a llegar dentro de un par de días. Estoy ansioso que llegue mi hermana, para abrazarla y sobre todo para saber si mi cuñadito sigue siendo igual de mujeriego que siempre. (Todos empiezan a reír.)
Llegan a la mansión donde los espera y recibe don Camilo.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, SALÓN / DÍA


Don Camilo (feliz): ¡Mi amor, que alegría tenerte de nuevo! (La besa)
Doña Amalia (seria y respondiéndole al beso): Yo también me alegro de volver a verte, mi amor.
Don Camilo (algo serio): Cualquiera que te viera diría que no es así.
Doña Amelia (seria): Discúlpame, mi amor, pero después de lo que paso en el aeropuerto me quede algo nerviosa.
Don Camilo (algo preocupado): ¿Paso algo en el aeropuerto?
Doña Amelia (algo preocupada): Nos agarraron a balazos en el aeropuerto. Pero no te preocupes que todos estamos bien, no nos pasó nada.
Don Camilo (asustado): ¡¿Qué?! ¿Pero seguro están bien?
Doña Amelia (algo seria): Si, mi amor, todos estamos bien.
Don Camilo (preocupado): ¿Y avisaron a la policía?
Doña Amelia (cansada): Si, los del aeropuerto la avisaron. Mañana vendrán para volver a interrogarnos.
Don Camilo (serio): Muy bien. Pero no se preocupen que yo seré su abogado y los voy a representar.
Don Eliseo (algo preocupado): Gracias, muchas gracias, de verdad, Camilo.
Don Camilo (serio): No hay de que, Eliseo. Estamos hablando de nuestra familia.
Cenaron y después todos se retiraron a sus cuartos.
Al llegar a su cuarto doña Amelia encuentra una nota sobre su cama.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE DOÑA AMELIA Y DON CAMILO / NOCHE


Doña Amelia (asustada): ¡Camilo, Camilo!
Don Camilo (asustado, saliendo del baño solo con la toalla puesta): ¿Qué pasó?
Doña Amelia (asustada): Hay una nota sobre la cama y temo que sea de amenaza.
Don Camilo (preocupado): Déjame ver. (Va hace a la nota, la mira y la lea.) Tienes razón, es una nota de amenaza. Hay que llamar a la policía.
Alma Rosa entra al cuarto alertada por los gritos de su madre.

Alma Rosa (algo asustada): Mama, ¿Qué fueron esos gri…tos? (apenada, volteándose con la espalda y cubriéndose los ojos) ¡Papa, cúbrete, por favor! Estas casi desnudo.
Don Camilo (apenado): ¡Perdón, hija! Sé que tú eres más púdica.
Luego doña Amelia se le pone en frente para cubrirlo con su cuerpo.
Doña Amelia (apenada): Disculpa, hija. ¿Pasó algo?
Alma Rosa (aun apenada y volteándose hace a ellos): No, no pasa nada, mama. Oí tus gritos y vine corriendo para acá a ver qué pasa.
Doña Amelia (algo preocupada y apenada): Eh, bueno, tu papa y yo encontramos una nota de amenaza sobre nuestra cama.
Alma Rosa (asustada): ¡¿Qué?!
Doña Amelia (algo preocupada y apenada): Justamente nos estábamos preparando para llamar la policía cuando tú llegaste.
Alma Rosa (apenada y enrojecía): Me imagino como se preparaban a llamar la policía.
Doña Amelia (algo molesta): ¿Qué estas insinuando?
Don Camilo (curioso y apoyándose con la cabeza del hombro de doña Amelia): Eso mismo, ¿Qué estas insinuando?
Alma Rosa (risilla): ¿Yo? ¡Nada! Pero cualquiera que hubiese entrado en el cuarto pensaría otra cosa.
Doña Amelia y Don Camilo (sorprendidos, algo molestos y al mismo tiempo): ¡¿Perdón?!
Alma Rosa (un poco seria): Bueno, ¡ya! No me hagan caso, tonterías mías. ¿Pero no decían que estaban llamando a la policía?
Doña Amelia (un poco incómoda): Por supuesto, hija. Camilo, ve a ponerte la bata de baño.
Don Camilo (un poco incómodo): Enseguida, mi amor. (Le da un beso en la mejilla.)
Alma Rosa (algo seria): Bueno, mientras tanto yo voy a avisar a los demás. ¿Llamas tú la policía, verdad, mamá?
Doña Amelia (algo seria): Claro, hija.
Alma Rosa sale del cuarto y don Camilo se la acerca, de espacito, por las espaldas a doña Amelia y la agarra por la cintura.
Don Camilo (con ternura): Mi amor, ¿Por qué mejor no hacemos sabes tú qué?
Doña Amelia (irritada y golpeándolo sobre las manos): ¡Camilo, déjate de tonterías que no es el momento! Nosotros en peligro de muerte y tú pensando en esas cosas. Si no hubiera sido por todo lo que ha pasado, hace mucho te hubiese tirado a la cama para ya sabes tú que. (Tierna, volteando hace a don Camilo y abrazándolo) Pero en cuanto termine todo, nadie te va a librar de mí, amorcito. (Lo besa)
Don Camilo (tierno): Esta bien. Pero esto es una promesa. (Volviéndose un poco serio) Bueno, ya, nos tardamos muchos y hace muchos teníamos que haber llamado la policía.
Doña Amelia (volviéndose un poco seria): Si, tienes razón.
Doña Amelia va a recoger su bolsa y busca su celular para llamar a la policía.
Doña Amelia (seria y hablando por el teléfono): ¡Buenas noches! Habla la señora Amelia de Beltrán. ¿Podría hablar con el comandante Robledo, por favor? Es urgente. El señor comandante nos había interrogado con respeto a un incidente que ocurrió en el aeropuerto. Acaba de pasar otro incidente y es necesario que vengan a la mansión Monterrubio para investigar. Está bien, señorita. Aquí espero. ¡Buenas noches, comandante! Le habla Amelia de Beltrán.  Hoy encontré en mi cuarto, sobre mi cama una nota y temo que talvez tenga que ver con la persona que nos disparó esta tarde en el aeropuerto. ¿Sera que podía venir a investigar el asunto, comandante? Bueno, perfecto, enseguida aviso a los demás. Nos vemos comandante. (Cuelga el teléfono)


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE SEBASTIÁN / NOCHE  


Alma Rosa llega en el cuarto de su novio donde estaba el con sus papas.
Alma Rosa (preocupada): ¡Ay, disculpen, perdón por la molestia pero acaba de ocurrir algo!
Sebastián (preocupado): ¿Paso algo malo, mi amor?
Alma Rosa (preocupada): No, pero creo que va a pasar algo. Mi mama encontró una nota sobre su cama, parece ser una nota de amenaza.
Sebastián (preocupado): ¡¿Qué?! (mira a sus papas que están igual de sorprendidos y preocupados que el)


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE DOÑA AMELIA Y DON CAMILO / NOCHE


Don Camilo (algo serio): Mi amor, ¿llamaste la policía?
Doña Amelia (algo seria): Si, ya llame la policía. Van a venir en cualquier momento. (Algo preocupada) Amor, tengo que hacerte una pregunta.
Don Camilo (curioso): Tú dirás, mi amor.
Doña Amelia (preocupada y nerviosa): ¿Tú crees que el asalto y esa nota tienen algo que ver con la nota de amenaza que recibió mi hermana hace algún tiempo?
Don Camilo (serio y preocupado): Para serte sincero, sí. Fueron demasiadas casualidades, sin contar que todo está muy sospechoso. Además, como dijo nuestro gran amigo, las casualidades no existen. Por lo menos en este caso. ¿Por qué me lo preguntas?
Doña Amelia (asustada y llorando): Ay, mi amor, estoy tan asustada. No quiero que ni a mi hermana, ni a ti y ni a nuestra hija les pase algo. Si le pasa algo a alguno de ustedes, yo me muero.
Don Camilo (cariñoso y abrazando a doña Amelia): Mi amor, no te preocupes, no nos va a pasar nada malo. Tranquilízate, mi amor.
Doña Amelia (llorando): Espero así sea, mi amor.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE SEBASTIÁN / NOCHE  


Sebastián (asustado): Mi amor, ¿estas segura?
Alma Rosa (preocupada): La verdad, no estoy muy segura, pero a mi mama no tiene quien mandarle notas. Bueno, excepto a papa, pero él le manda rosas, no le deja notas.
Don Eliseo (preocupado): Alma Rosa, hija, ¿llamaron a la policía?
Alma Rosa (preocupada): Mama quedo en llamarla, creo que ya lo hizo.
De repente de oyen unos gritos.
Doña Leonora (asustada): ¿Y esos gritos?
Alma Rosa (asustada): Parece ser la tía Sasha.
Don Eliseo (preocupado): Vamos a ver de qué se trata.
Don Eliseo, doña Leonora, Sebastián y Alma Rosa salen del cuarto.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE DOÑA AMELIA Y DON CAMILO / NOCHE


Don Camilo (preocupado): ¿Quién grita así?
Doña Amelia (preocupada, llorando y dejando de abrazar a don Camilo): Parece ser mi hermana. Vamos a ver que paso.
Don Camilo (preocupado): Vámonos.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE SASHA / NOCHE


Sasha (asustada y gritando): ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! ¡Auxilio! ¡Que alguien me ayude!
Alma Rosa, Sebastián, don Eliseo, doña Leonora, doña Amelia si don Camilo entra a su cuarto.
Alma Rosa (asustada): ¿Tía, que paso?
Doña Amelia (asustada): ¿Hermana, que paso?
Sasha (asustada y temblando): Mi…miren dentro de la caja.
Doña Amelia se acerca a la caja y mira adentro.
Doña Amelia (asustada): ¡Ay, válgame! (escondiéndose tras don Camilo) Es una serpiente de cascabel.
Alma Rosa (asustada): ¡¿Qué?!
Sebastián (angustiado): ¡¿Una serpiente de cascabel?! ¿Pero cómo llego en la casa?
Alma Rosa (asustada): Mi amor, tengo miedo. No quiero que me vaya a morder. Porque si no me equivoco es venenoso. ¿Verdad?
Sebastián (preocupado): Algunos si y algunos no. Este no sé si es venenoso o no. Yo no sé mucho de serpientes.
Martha (Adanely Núñez) entra al cuarto.

Martha (amable): Disculpe la molestia, pero quisiera ir a dormir. ¿Les ofrece algo? (ve el serpiente y se asusta) ¡AAAAAAAAAAAAAAA! ¡Una serpiente con cascabel venenosa!
Don Camilo (sorprendido): ¿Cómo sabes que es una serpiente con cascabel venenosa?
Martha (asustada y temblando): Mi…mi papa tenía un desván de serpientes. Y este es una de las más peligrosas serpientes que hay.
De repente de oye el timbre.
Don Eliseo (serio): Martha, ve a abrir, por favor. Ha de ser el comandante.
Martha (asustada): Enseguida, señor. (Corre del cuarto)


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, SALÓN / NOCHE


Martha (visiblemente asustada): Pase, pase por aquí, oficial.
Comandante (extrañado): ¿Le pasa algo, señorita? ¿Por qué esta tan nerviosa?

CONTINUARA…


Dos hermanas,dos amores,una herencia y un asesino misterioso en...Amor Sangriente!
avatar
Gloria
Mensajes : 11354
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

el Vie Jun 12, 2015 11:15 pm
Guaua Julia, me ha encantado la primera parte, mucha intriga y misterio, nos podemos dar cuenta que la asesina o asesino que se hace llamar la muñeca de rojo, no solo hasta épocas actuales con Vannesa y Elisa trata de matarlas, sino que desde antes, cuando sus padres Alma Rosa y Sebastián estaban apenas a punto de casarse, ella ya los perseguía para asesinar a toda la familia.

Pero que bien que se salvaron de los balazos del aearopuerto y que hasta ahoria la víbora de cascabel no ha mordido a nadie y que bien que ya llegó el comandante de la polcía.

Excelente gran estreno Julia, felicidades!!!
avatar
telenovelistasiempre
Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

el Mar Jun 23, 2015 12:07 pm
@Gloria escribió:Guaua Julia, me ha encantado la primera parte, mucha intriga y misterio, nos podemos dar cuenta que la asesina o asesino que se hace llamar la muñeca de rojo, no solo hasta épocas actuales con Vannesa y Elisa trata de matarlas, sino que desde antes, cuando sus padres Alma Rosa y Sebastián estaban apenas a punto de casarse, ella ya los perseguía para asesinar a toda la familia.

Pero que bien que se salvaron de los balazos del aearopuerto y que hasta ahoria la víbora de cascabel no ha mordido a nadie y que bien que ya llegó el comandante de la polcía.

Excelente gran estreno Julia, felicidades!!!

Si, afortunadamente se salvaron de los balazos, pero para la proxima talvez no tengan la misma suerte. Menos mal que la vibora no mordio a nadie. Me alegro que te gusto, MGA! Por cierto, MGA, notaste que para la pelicula use los marcos que tu usaste para Quien eres en verdad?


Dos hermanas,dos amores,una herencia y un asesino misterioso en...Amor Sangriente!
avatar
morerenita
Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 29/03/2014
Localización : valencia

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

el Miér Jun 24, 2015 9:00 am
caray y ellos sin saber por donde andan los tiros

nunca mejor dicho
jajajajja
avatar
telenovelistasiempre
Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

el Miér Jun 24, 2015 11:00 am
@morerenita escribió:caray  y ellos sin saber por donde andan los tiros

nunca mejor dicho
jajajajja

Es verdad, pero las aventuras no terminan aqui Cool . Te espero en la siguientes partes Smile . Gracias por comentar Smile .


Dos hermanas,dos amores,una herencia y un asesino misterioso en...Amor Sangriente!
avatar
EduLin17Xever
Mensajes : 1163
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : Lima

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

el Vie Jun 26, 2015 1:21 am
Wow siguiendo el hilo de películas, empieza el año y ya es la tercer película, claro la segunda que traes y completo.

La trama en sí me esta gustando en formato de película, aunque esta vez Amor Sangriente no sea de Elisa y Vanessa, vemos que con Alma Rosa y Sebastián es más intensa. Jejeje que buenos toques de cruda le pusiste y que gracioso la escena en que Alma Rosa ve a sus padres, don Camilo y doña Amelia, épico y que los dejen acariciarse se quieren.

Este misterio de La MUÑECA DE ROJO esta volviendose un gran enredo de amenazas. Saliendo de todo la trama esta buena y ya me leo la segunda parte.
avatar
telenovelistasiempre
Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

el Sáb Feb 06, 2016 6:16 am
@EduLin17Xever escribió:Wow siguiendo el hilo de películas, empieza el año y ya es la tercer película, claro la segunda que traes y completo.

La trama en sí me esta gustando en formato de película, aunque esta vez Amor Sangriente no sea de Elisa y Vanessa, vemos que con Alma Rosa y Sebastián es más intensa. Jejeje que buenos toques de cruda le pusiste y que gracioso la escena en que Alma Rosa ve a sus padres, don Camilo y doña Amelia, épico y que los dejen acariciarse se quieren.

Este misterio de La MUÑECA DE ROJO esta volviendose un gran enredo de amenazas. Saliendo de todo la trama esta buena y ya me leo la segunda parte.

La historia de Alma Rosa y Sebastian te parece mas intensa que la de los portagonistas de la web-novela Surprised ? Eso no lo esperaba. Debo entender que tienen mas quimica de lo que pensaba.
Si, ve a sus padres y piensa en lo que no lo hay Razz . Pues si, yo voy por el principio que el amor no tiene edad. Por lo visto enrede mas Smile . Y eso que aun falta para que se descubra todo Cool .


Dos hermanas,dos amores,una herencia y un asesino misterioso en...Amor Sangriente!
Contenido patrocinado

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 1/4

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.