Conectarse

Comparte
Ir abajo
avatar
telenovelistasiempre
Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Amor Sangriente: El Origen - Parte 2/4

el Mar Jun 23, 2015 12:08 pm
Amor Sangriente: El Origen
Película
Parte 2


Martha (visiblemente asustada): ¡Ay, comandante! Acaba de ver una serpiente con cascabeles en el cuarto de la señorita Sasha.
Comandante (sorprendido): ¡¿Una serpiente con cascabeles?! ¿Pero pudo haber entrado en la casa si en esta zona no los hay?
Martha (asustada): Estaba dentro de una caja.
Comandante (serio): Entiendo, señorita. (Hace a sus hombres) Vámonos a ver qué es lo que está pasando.
El comandante y sus hombres suben hace al cuarto de Sasha.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE SASHA / NOCHE


Los policías entran al cuarto de Sasha.
Comandante (serio): ¿Qué está pasando aquí? ¿Quién fue la persona que me llamo?
Doña Amelia (triste y preocupada): Yo, comandante.
Comandante (serio): ¿Usted es la señora Amelia de Beltrán?
Doña Amelia (triste y seria): Si, soy yo comandante.
Comandante (serio): ¿Finalmente que está pasando aquí? Que alguien me explique, por favor, para saber por dónde empezar.
Doña Amelia (seria): Yo le explico, comandante. Mire, yo encontré en mi cuarto, sobre mi cama una nota, luego hale con usted y oí los gritos de mi hermana, entonces llegamos y vimos la caja, yo me acerque y vi la serpiente.
Comandante (serio): Ya entendí. Vamos a empezar por aquí, antes de que esta víbora vaya a morder a alguien. Muchachos, procedan.
Los policías sacan la serpiente de la caja y están a punto de sacarlo del cuarto cuando ven algo que les llama la atención.

Uno de los oficiales (sorprendido): Jefe, hay algo dentro de la caja, parece ser una nota.
Comandante (sorprendido): Déjame ver. (Se acerca de la caja, se pone los guantes y toma la nota. Luego va con la familia para avisarla.) Señores, me disculpa, pero encontramos una nota en la caja donde estaba la serpiente. ¿Sera que algunos de ustedes me puede llevar al cuarto de la señora Amelia para ver la nota que hay su cuarto?
Don Camilo (amable): Por supuesto. Yo lo llevo, comandante.
Don Camilo y el comandante salen del cuarto. Mientras los oficiales sacan la serpiente del cuarto de Sasha.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE DOÑA AMELIA Y DON CAMILO / NOCHE


Don Camilo y el comandante entran en el cuarto.
Comandante (serio): ¿Dónde está la nota, señor?
Don Camilo (serio): Allí esta, sobre la cama.
Comandante (serio y acercándose a la cama): Ya la veo, aquí esta. (Levanta la nota de la cama y la compara con la del cuarto de Sasha. El comandante queda sorprendido.)
Don Camilo (preocupado): ¿Paso algo, comandante?
Comandante (preocupado): La nota del cuarto de la señorita Sasha fue escrito por la misma persona que escribió la nota que encontró la señora Amelia.
Don Camilo (sorprendido y preocupado): ¡¿Qué?! ¿Pero está seguro, comandante?
Comandante (preocupado y afirmando con la cabeza): Lamentablemente sí, señor. Ahora vamos a decirles a los demás también.
Don Camilo (preocupado): Por supuesto, comandante.
Don Camilo y el comandante salen del cuarto.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE SASHA / NOCHE


Don Camilo y el comandante entran al cuarto.
Comandante (serio y preocupado): Señores, les tenemos noticias.
Don Eliseo (preocupado): ¿Qué paso, comandante?
Comandante (serio y preocupado): La nota del cuarto de la señorita Sasha y la nota del cuarto del señor Camilo y la señora Amelia fueron escritos por la misma persona.
Todos quedan sorprendidos. Alma Rosa y Sebastián se abrazan preocupados.
Sasha (asustada y sorprendida): ¡¿Qué?! ¿Qué está diciendo, comandante? ¿Cómo que escritas por la misma persona?
Comandante (serio): Si, señorita. Las letras pegadas fueron de la misma revista o del mismo periódico. A parte de esto, también son similares en la manera de hablar. Sin contar que tienen la misma firma, “LMDR, su peor enemiga(o)”. Por lo tanto les recomiendo que se contraten guardaespaldas. Es lo mejor que pueden hacer por ahora.
Don Camilo (serio y preocupado): Y esto es lo que vamos a hacer. Pero, primero que venga mi hija Rosaura con su novio, así veremos cuantos guardaespaldas serán necesarios.
Comandante (serio y aprobando con la cabeza): Se me hace buena idea.
Sebastián (preocupado): ¿Sera que nos puede leer lo que dicen las notas, comandante? Creo que todos queremos saber lo que contienen.
Comandante (serio): Esta bien. Pero le advierto que no será nada agradable. La nota del cuarto de la señorita Sasha dice así: "No hay muerte más lenta y dolorosa que la muerte provocada por  la mordida de una serpiente venenosa. LMDR, su pero enemiga(o)." Y la nota del cuarto del señor Camilo y la señora Amelia dice así: " ¿Cómo es saber que tu hermana morirá por la mordida por una serpiente venenosa y tu sin poder hacer nada? LMDR, su peor enemiga(o)."
Doña Amelia (asustada): ¡Ay, no! Intentaron matar a mi hermana.
Comandante (serio): Tranquilícese, señora. Afortunadamente no pasó nada, llegaron justo a tiempo.
Doña Leonora (en tono de consejo): Amelia, el comandante tiene razón. Menos mal que no pasó nada.
Comandante (serio): Necesito hacerles una pregunta antes de irme. Es para no volver mañana a molestarlos.
Don Eliseo (serio y curioso): Por supuesto, comandante. Usted diga.
Comandante (serio): Bueno entonces. ¿Alguno de ustedes tiene enemigos?
Don Eliseo (serio y sorprendido): No, comandante. Nadie de esta casa tiene enemigos.
Sasha (algo nerviosa): Hay algo que tiene que saber. Yo he recibido otra nota hace algún tiempo, pero a diferencia de esta aquella no era firmada. Decía así: "Pronto será tu final."
Comandante (sorprendido): ¿Y dónde está esa nota?
Sasha (algo nerviosa): Esa nota la recibí cuando estaba en España. Los comandantes de allí la tienen. Por cierto, ellos tampoco tienen alguna pista.
Comandante (serio): Entendí. Hablares con mis colegas de allí para ver si me mandan la nota y tienen alguna pista. Bueno, eso es todo por ahora. Yo y mis hombres nos vamos a retirar. Que tengan buenas noches. Con su permiso.
Don Eliseo (amable): Proprio, comandante.
Los policías se van de la casa. Todos va hace a sus cuartos a dormir.


EL SIGUIENTE DÍA
INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, SALÓN / DÍA


Toda la casa despierta por unos gritos.
Rosaura (feliz): ¡Familia, ya llegamos!
Felipe (feliz): ¿No hay nadie que nos reciba?


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE  SEBASTIÁN / DÍA


Sebastián se despierta por los gritos.
Sebastián (soñoliento y frotarse los ojos): ¿Qué son esos gritos? (Los gritos se vuelven a oír y Sebastián se pone feliz al darse cuenta quien es.) Es mi hermana Rosaura, llego. Voy a avisarles a mis papas. (Sale corriendo del cuarto.)


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE  DON ELISEO Y DOÑA LEONORA / DÍA


Sebastián entra feliz al cuarto y despierta a sus papas.
Sebastián (feliz): ¡Mama, papá! Despierten. Llego mi hermana Rosaura.
Don Eliseo (soñoliento): ¿Hijo, que son esos gritos? Espera tantico, ¿dijiste que tu hermana Rosaura llego o yo entendí mal?
Sebastián (feliz): Si, mi hermana Rosaura llego. Voy a avisarles a los demás.
Don Eliseo (feliz): ¡Vieja, despierta! Llego Rosaurita.
Doña Leonora (sorprendida): ¿Qué estás diciendo, viejo?
Don Eliseo (feliz): Como lo oyes, vieja. Vamos a bajar a recibirlos.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE  ALMA ROSA / DÍA


Sebastián entra al cuarto.
Sebastián (feliz): Mi amor, despierta. Llego mi hermana. Vamos a recibirla.
Alma Rosa (soñolienta y sorprendida): ¡¿Qué?! ¿Llego tu hermana?
Sebastián (feliz): Si, mi amor. Vamos a despertar a tus papas y a tu tía.
Alma Rosa (feliz): Espérame, dame 2 minutos. (Poniéndose la bata del camisón) Yo voy a despertar a mis papas y tú a la tía. Ya estoy lista, vámonos.
Alma Rosa si Sebastián salen del cuarto.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE DOÑA AMELIA Y DON CAMILO / DÍA


Alma Rosa entra al cuarto de sus padres.
Alma Rosa (feliz): ¡Mama, papá! Despierten. Llego Rosaura del viaje.
Doña Amelia (soñolienta): ¡¿Qué?! ¿Qué estás diciendo, hija?
Don Camilo (soñoliento): ¿Qué es toda esa gritadera? ¿Ya nadie puede dormir en esta casa?
Alma Rosa (feliz): Papa, llego Rosaura. Esta abajo, espera que la recibamos.
Don Camilo (sorprendido): ¿Qué dices, hija? ¿Y yo porque me estoy enterrando apenas ahora?
Alma Rosa (riendo): ¡Ay, papa!
Don Camilo y doña Amelia ponen sus batas.
Don Camilo (apurado): ¿Qué esperan? ¡Vámonos ya! Ni modo dejarlos que esperan más de lo que ya lo han hecho.
Doña Amelia (contenta): ¡Vámonos, hija!
Los tres salen del cuarto.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, CUARTO DE SASHA / DÍA


Sebastián entra en el cuarto.
Sebastián (feliz): Tía Sasha, despierta. Llego mi hermana Rosaura.
Sasha (soñolienta): ¿Sebastián, que haces despierto tan temprano? (sorprendida) Espérate, ¿dijiste acaso que tu hermana llego?
Sebastián (feliz): Si, llego mi hermana. Vamos a recibirla.
Sasha (contenta): Espérate, déjame ponerme la bata. Por primera vez, estoy contenta cuando alguien me despierta tan temprano. Listo, ya podemos bajar. Por cierto, ¿mi hermana y mi cuñado ya se enteraron?
Sebastian (feliz): Si, creo que sí. Alma Rosa ya se fue a avisarlos. Vamos.
Sebastián y Sasha salen del cuarto.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, SALÓN / DÍA


Rosaura (curiosa): ¿Crees que nos va a recibir alguien?
Felipe (sonriendo): Yo creo que sí, porque escuche ruido desde el piso.
En ese momento llega Martha.
Martha (confundida): ¿Qué es todo ese alborote? (Ve a Rosaura y a Felipe y se pone contenta) ¡Señorita Rosaura, señor Felipe! Ya llegaron. ¡Qué alegría! Toda la casa se va a poner contenta en cuanto los vea. Sobre todo después de lo que paso anoche.
Felipe (preocupado): ¿Qué paso anoche?
Martha (seria): Mejor que se lo digan los de la casa. Con su permiso. (Se retira)
Felipe (preocupado): Proprio. (Mirando a Rosaura) ¿Qué abra pasado anoche?
Rosaura (preocupada): No sé. Pero por su cara, parece algo grave y esto me tiene preocupada. Ojala nos digan.
En eso, llegan los demás.

Sebastián (feliz): ¡Bienvenido, hermana, cuñado! (Los abraza.)
Sasha (feliz): ¡Bienvenidos! ¡Qué alegría tenerlos de regreso a la casa!
Alma Rosa (feliz): ¡Bienvenido, cuñada, cuñado! (Abraza a Rosaura.)
Doña Leonora (feliz): ¡Bienvenidos, hijos míos!
Doña Amelia (feliz): ¡Bienvenidos, mis amores!
Don Eliseo (feliz): ¡Bienvenidos, hijos!
Don Camilo (feliz): ¡Bienvenidos, hijos! ¿Cómo les fue en el viaje?
Felipe (contento): Bien, la pasamos muy bien. Y el negocio fue todo un exito. "Reina Chocolate" no tardara en convertirse en la numero 1 en el mercado mundial del chocolate.
Don Eliseo (contento): Me alegro que todo haya ido tan bien. El quinto lugar también está bueno.
Felipe (contento): Don Eliseo, lo mejor ahora llega. Gracias al negocio que acabamos de cerrar, llegamos en el segundo lugar en el mercado mundial.
Don Camilo (contento): Eso si es una buena noticia. Hay que celebrarla.
Don Eliseo (contento): Tienes razón, Camilo. Esto hay que celebrarlo. Por cierto, Felipe, ¿llevaste las donaciones en los orfanatos?
Felipe (contento): Si, don Eliseo. Pero quedaron demás y llevamos lo que nos quedó a unas asociaciónes para niños y también dejamos algunas cosas en las asociaciónes para los ancianos.
Don Eliseo (feliz): Felipe, Sebastián, con ustedes 2 el negocio será todo un exito. ¿Y saben porque? Por esa bondad y nobleza del corazón que no les permite olvidar del prójimo. Y eso los va a llevar lejos.
Sebastián (sonriendo): Gracias, papa.
Felipe (sonriendo): Gracias, don Eliseo.
Doña Amelia (sonriendo): ¿Por qué mejor no vamos a comer? Nuestros estómagos ya están pidiendo sus derechos, ¡eh!
Rosaura (ansiosa y hambrienta): ¡Ay, si! Tengo un hambre de lobo. Vamos a comer, por favor.
Don Eliseo (sonriendo): Esta bien, vamos a comer. Ustedes vayan al comedor y yo voy a pedirle a Martha que nos trajera el desayuno.
Don Eliseo va a la cocina y los demás al comedor.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, COCINA / DÍA


Don Eliseo entra a la cocina.
Don Eliseo (de buen humor): Martha, sírvenos el desayuno, por favor. Estamos todos en el comedor.
Martha (de buen humor): Enseguida, señor.
Don Eliseo sale de la cocina.


INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, COMEDOR / DÍA


Todos están sentados a la mesa. Llega don Eliseo y se sienta al lado de su esposa.
Mientras llega la comida, ellos platican.
Don Eliseo (contento): Me alegro que están de vuelta, así podremos planear la boda de Alma Rosa y Sebastián.
Felipe (serio y curioso): Eh, don Eliseo, disculpe si le cambio de tema, pero necesito saber algo.
Don Eliseo (curioso): Dime, hijo.
Felipe (serio y curioso): ¿Don Eliseo, que paso anoche en la casa?
Don Eliseo (serio): ¿De qué hablas, hijo?
Felipe (serio): Antes de que ustedes llegaran, Martha nos recibió. Dijo que por fin sucede una alegría en la casa después de lo que ocurrió anoche.
Don Eliseo (serio): ¿Y que más les dijo?
Felipe (serio): Nada, solo eso y que es mejor que ustedes nos cuenten que fue lo que paso. ¿Entonces qué fue lo que paso?
Don Eliseo (serio y aprobando con la cabeza): Martha hizo bien en mantener la discreción y dejarnos a nosotros decirles lo que paso.
Felipe (algo preocupado): ¿Ósea que si pasó algo?
Doña Leonora (suspirando): ¡Ay, hijos! Pero que no paso anoche. Les cuento. Amelia encontró una nota sobre su cama y llamo a Camilo, Alma Rosa había oído los gritos y fue a ver qué pasaba. Entonces su mama le dijo sobre la nota, luego ella vino a decirnos mientras Amelia llamaba a la policía. De repente, oímos los gritos de Sasha. Fuimos a ver lo que pasaba y resulto que ella había recibido un paquete que tenía adentro una serpiente de cascabeles.
Felipe y Rosaura (asustados y a la vez): ¡¿Una serpiente de cascabeles?!
Doña Leonora (tranquila): No se preocupen, a nadie le pasó nada.
Rosaura (aliviada): ¡Ay, menos mal! ¿Y lograron sacar la serpiente de la casa?
Doña Amelia (tranquila): Si, hija. El comandante y sus hombres sacaron la serpiente de la casa.
Rosaura (aliviada): ¡Ay, qué bueno!
Felipe (curioso): ¿Y se supo quién fue? ¿Se supo quien trajo la serpiente a la casa?
Don Eliseo (serio): No, hijo. No se sabe quién fue. Lo único que se sabe es que la persona se hace llama LMDR. No sabemos de qué viene la abreviación, solo sabemos que se declaró nuestro(a) pero enemigo(a).
Felipe (sorprendido): ¡¿Qué?! ¡No lo puedo creer! (intrigado) ¿Pero de que vendrá LMDR? Esto es curioso. A mí no se me ocurre nada.
Rosaura (intrigada): Yo tampoco tengo idea de que podría ser. Talvez nunca vamos a saber. Ojala esa persona, quien sea, nunca regrese.
Don Eliseo (curioso): Me imagino que no les va a molestar tener guardaespaldas, ¿verdad?
Felipe (de buen humor): Por supuesto que no, don Eliseo. Menos después de todo lo que paso. ¿Verdad, mi amor?
Rosaura (de buen humor): Por supuesto que no, mi amor. Mejor tener guardaespaldas a que nos pase algo.
Don Eliseo (sonriente): Me alegro que estemos todos de acuerdo en esto. Es lo mejor.
En eso entra Martha.
Martha (de buen humor): El desayuno está listo. Ahorita les sirvo. Hoy tenemos yogur casero con frutas. Y para beber hay leche, café, jugo de naranjas y chocolate caliente.
Alma Rosa (hambrienta): ¡Uy, qué rico esta todo!  Dejaste mi boca hecha una lluvia.
Sebastián (riendo): ¿Solo a ti? Yo tampoco me quedo para atrás. Todo se ve sabroso y delicioso.
Don Camilo (de buen humor y dándoles prisa): Mejor coman ya. Que de tanto mirar se nos va a hacer mañana.
Todos se rían y luego comen.


DÍAS DESPUÉS
INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, COMEDOR / DÍA


Todos están almorzando.
Sebastián (deleitándose con la comida): ¡La comida esta deliciosa! ¡Mmmm, que rico!
Don Eliseo (comiendo): ¡Sí que esta deliciosa la comida, eh! Pero cambiando de tema, ya que esos días fueron más tranquilos, ¿pensaron en la boda?
Alma Rosa (ilusionada): Si, pensamos. Hasta empezamos los preparativos de la boda.
Sasha (emocionada): Seguro será una boda espectacular. Así como fue la de mi hermana con tu papa.
Doña Amelia (sonriendo): No exageres, no es para tanto. Fue una boda simple, íntima, solo con los familiares. Pero mi hija tendrá una boda de princesa, una boda inolvidable.
Felipe (misterioso): Perdón, boda doble quieren decir.
Todos quedan sorprendidos, menos Alma Rosa y Sebastián que se miran sonriéndose mutuamente sospechando lo que les iba a decir Felipe.
Don Camilo (sorprendido): ¿Cómo que boda doble? ¿Hay alguien más quien se casa y no sabemos?
Felipe (sonriendo): Si. (Le toma la mano a Rosaura) Yo y Rosaura también nos vamos a casar. Y queremos hacerlo en el mismo día que Alma Rosa y Sebastián.
Doña Leonora (contenta): ¡Que alegría! ¡Doble boda, doble felicidad!
Don Camilo (contento): ¡Que alegría! Mejor ni pudo haber sido.
Sasha (contenta): ¡Qué bueno que ustedes dos también se casen! Aunque esto significa que todo será por doble, 2 ramos, 2 vestidos de novia, 2 trajes de novio, 2 jarreteras… (Alma Rosa la interrumpe)
Alma Rosa (curiosa): ¿Qué son las jarreteras?
Sasha (sonriendo): Bueno, es algo que la novia se pone debajo del vestido, en la pierna y el novio se lo tiene que sacar con los dientes y echarla como la novia echa el ramo de flores. ¿Entendiste?
Alma Rosa  (sonriendo): ¿Son algo así como las ligas, verdad?
Sasha (sonriendo): Son lo mismo, cariño. Que dices jarreteras, que dices ligas da lo mismo.
Alma Rosa (sonriendo): No sabía que se llamaban así también. Mama me habló una vez de eso, pero me dijo que se llaman ligas. Pero jarreteras suena mejor.
Doña Amelia (Un poco enojada y mirando a Sasha): Creí que estabas hablando de otra cosa.
Sasha (de buen humor): ¿Qué otra cosa, hermana? No pienses en tonterías. ¿Además a que otra cosa me podía referir?
Doña Amelia (más tranquila): Tienes razón. Ahora ni yo misma se en lo que pensaba. Bueno, ya, asunto cerrado. Hablemos de otra cosa relacionada con la boda. Por ejemplo, ¿para cuándo piensan hacer la boda?
Sebastián (entusiasta): Esperemos que todo esté listo en 2 semanas, aproximadamente.
Don Camilo (sorprendido): ¡Pero que rápido, eh!
Rosaura (entusiasta): Queremos que sea cuanto antes para que nuestras familias se unan cuanto antes.
Don Eliseo (sonriendo): Sabias palabras, hija. ¿Y ya pensaron en cómo quieren que sean sus vestidos de novia?
Alma Rosa (ilusionada): Yo quiero que mi vestido sea de princesa para lucir como una reina para mi Sebastián.
Rosaura (ilusionada): Como yo soy una mujer moderna, quiero un vestido moderno.
Doña Leonora (sorprendida): ¿Cómo que moderna? Explícate, hija.
Rosaura (con un aire travieso): Bueno, pues quiero que sea corta en frente y larga detrás.
Alma Rosa (riendo): ¡¿Moderna?! Yo diría modernísima.
Luego todos empiezan a reír.


DOS SEMANAS DESPUÉS
INT. / MANSIÓN MONTERRUBIO, SALÓN / DÍA


Sebastián (ilusionado): ¡Hoy me caso! ¡No lo puedo creer!
Felipe (ilusionado): Corrección, nos casamos.
Sebastián (sonriendo): Esto es verdad.
Los dos se rían.
Sebastián (algo nervioso): ¿Pero dónde estará el juez que se está tardando tanto?
Don Eliseo (acercándose a él): Tranquilo, hijo. Ya no va a tardar en venir.
Sebastián (algo nervioso): ¿Papa, como quieres que me tranquilice? Hasta nuestras novias están listas. Solo falta que bajen.
Don Eliseo (pensativo): Hm, tienes razón. Se tardó bastante. Voy a marcarle.

CONTINUARA...


Dos hermanas,dos amores,una herencia y un asesino misterioso en...Amor Sangriente!
avatar
EduLin17Xever
Mensajes : 1163
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : Lima

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 2/4

el Vie Jun 26, 2015 1:22 am
Me olvide mencionar a Martha, también me llamo la atención con eso de las serpientes venenosas, otra pieza clave del rompecabezas.

Vaya la entrada de Felipe y Rosaura traen algo que me puede estar sospechando, no lo sé, pero en todo esto ahora esta sereno. Ahora con una boda doble para ver que puede pasar con el personaje MUÑECA DE ROJO.

Ya me leo la parte 3, te quedo bien.
avatar
telenovelistasiempre
Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 2/4

el Sáb Feb 06, 2016 6:18 am
@EduLin17Xever escribió:Me olvide mencionar a Martha, también me llamo la atención con eso de las serpientes venenosas, otra pieza clave del rompecabezas.

Vaya la entrada de Felipe y Rosaura traen algo que me puede estar sospechando, no lo sé, pero en todo esto ahora esta sereno. Ahora con una boda doble para ver que puede pasar con el personaje MUÑECA DE ROJO.

Ya me leo la parte 3, te quedo bien.

Tal vez sea o tal vez no. No se que tan sospechosa sera, pero se avecinan sorpresas. Me alegro que piensas que me salio bien.


Dos hermanas,dos amores,una herencia y un asesino misterioso en...Amor Sangriente!
Contenido patrocinado

Re: Amor Sangriente: El Origen - Parte 2/4

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.