FICTION TV
Bienvenido

Conectate para disfrutar mejor de la experiencia en FTV
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 168 el Mar Feb 12, 2013 12:26 pm.
Afiliados

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Los posteadores más activos de la semana


Capitulo 6: No le temas al amor, Leonela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 6: No le temas al amor, Leonela

Mensaje por renzoch el Mar Jun 18, 2013 1:28 pm







Leonela [La bellísima Ximena Navarrete] se encuentra en el consultorio del médico junto con su tía Ceniel [Diane Lane]. El médico le dice que Leonela está embarazada.



LEONELA: ¿Está usted seguro Doctor?
DOCTOR: Así es, señorita Ferrari. Usted está embarazada.
LEONELA: ¡Eso no puede ser! ¡Me niego a creerlo!
DOCTOR: ¡Es la verdad, señorita Ferrari!
CENIEL: Doctor, ¿Hay alguna posibilidad que ella se pueda practicar un aborto, sin decir una palabra?
El Doctor no dice nada.

Rato después, ellos se dirigen a la Mansión Ferrari donde se encuentran con Adela [Michelle Pfeiffer], la madre de Leonela…



ADELA: ¿Qué pasó? ¿Qué les dijo el Doctor?
CENIEL: ¡Ay, Adela! ¡Ha sucedido una tragedia!
ADELA: ¿Cómo? ¿De qué estás hablando?
LEONELA: ¡Snif! ¡Estoy embarazada!

Adela está impactada por la noticia.

ADELA: ¡Ay, bendito! ¡No puede ser! ¡Debe tratarse de un error!
CENIEL: ¡No! ¡El Doctor dijo que los resultados son concluyentes!
ADELA: Calma, hija…
LEONELA: ¡Snif ¡ ¡Y como quieres que me sienta! ¡Llevo en mi vientre, un maldito escuincle de esa bestia! ¡Ese hombre que me hizo infeliz! ¡Por qué! ¡Por qué! ¡Todas mis ilusiones, sueños, planes…! ¡Todo se hechó a perder por culpa de ese malnacido!

Adela y Ceniel están impávidas. No saben que decirle ni como consolar a la desdichada Leonela.

CENIEL: Y, ¿Ahora que hacemos, Adela?
ADELA: No lo sé… Ceniel… no lo sé…

Adela recuesta a su bella hija sobre su hombro. Le da un beso en la frente para consolarla, mientras acaricia su hermoso cabello.

++++++++

Esa noche, Luis Pablo [Jorge Luis Vásquez] está en el bar con Genaro [Gabriel Soto], tomando unas cervezas. Se escucha un popular bolero interpretado por Luis Miguel…



“Usted es la culpable de todas mis angustias/ y todos mis quebrantos/ Usted llenó mi vida/ de dulces inquietudes/ y amargos desencantos.”

De repente, la dulce melodía logra que Luis Pablo vuelva a pensar en Leonela.

GENARO: ¿Qué te pasa, carnal?
LUIS PABLO: ¡Tengo que volver a ver a Leonela! ¡Tengo que hablar con ella! Leonela no puede casarse con ese hombre… ni siquiera pueden casarse en la Iglesia. Sino, todo sería una mentira.
GENARO: ¿Otra vez con esa obsesión, carnal? ¡Por favor! ¡Déjala en paz!
LUIS PABLO: ¡No puedo! ¡Tengo que verla! ¡Tengo que hablar con ella!
GENARO: ¡Ya, déjala en paz! ¡Deje de obsesionarse por esa mujer! ¡Puedes perder mucho, carnal, su trabajo, su familia! ¿No te das cuenta, carnal, que le estás dedicando mucho tiempo a esa mujer! ¡Olvidala!

Pero, Luis Pablo se levanta del asiento y se retira de su presencia.

GENARO: ¡Luis Pablo! ¡Luis Pablo! ¿A dónde vas, carnal?

Luis Pablo no le hace caso.

++++++++++++++++++

Rato después, en la mansión Ferrari…

Adela lleva a Leonela hasta su cuarto.

ADELA: Hija, vamos al cuarto. Has tenido un mal día. Tienes que relajarte. Cálmate.
LEONELA: Si, mamá.

En ese momento, ella llama a una sirvienta para que prepare un té relajante, mientras la sube hasta su cuarto.

ADELA (Pensando para sí misma): Esto se está complicando… es necesario que Andrés sepa lo que le sucedió a Leonela…

Rato después, Ricardo [John Cusack] y Andrés [Al Pacino] regresan de trabajar. Ceniel, la bella esposa de Ricardo, saluda con un sublime beso en la boca a su marido.



CENIEL: Mi amor… qué bueno que llegas de trabajar…
RICARDO: He tenido un día aburrido en el trabajo.
CENIEL: Ricardo, tengo algo que confesarte. ¿Pasamos a nuestra alcoba?
RICARDO: ¿Qué es esto que quieres decirme?
CENIEL: Pasemos a nuestra alcoba. Por favor.

Ricardo se dirige a la alcoba con su bella esposa. Ceniel se sienta y cruza las piernas.

RICARDO: A ver, Ceniel, ¿Qué es lo que quieres decirme?
CENIEL: Uf… no sé… como decir esto… ¿Quieres un trago?
RICARDO: Por favor, Ceniel, sin rodeos… ¿Qué es lo que quieres decirme?
CENIEL: ¿Te acuerdas cuando estuvimos en la casa de la playa en el poblado “El Conchal”?
RICARDO: Si, claro. Leonela y Otto celebraron su compromiso de boda…
CENIEL: Pues, esa noche, sucedió… ejem…
RICARDO: ¿Qué es lo que sucedió, Ceniel? ¡Habla, claro!
CENIEL: ¡Está bien! Pues… eje… un hombre violó a Leonela… y eso no es nada… ella espera un hijo de ese hombre…

Ricardo está impactado por la revelación de Ceniel.

Por su parte, Leonela se queda dormida gracias al té relajante que le hizo la sirvienta. Adela está preocupada y dice para sí misma…

ADELA: Esto es ha complicado más de lo que imaginaba… Andrés tiene que saber toda la verdad… ¡Yo ya no puedo ocultar esto!


Entonces, Adela se retira del cuarto de su hija, cuando en ese momento, se encuentra con Ceniel y Ricardo que salen de su cuarto y se dirigen a la sala.

En la sala, Ceniel y Adela, preocupadas, se sientan en el sofá y cruzan las piernas mientras platican con Ricardo…

CENIEL: ¡Adela! ¿Cómo está Leonela?
ADELA: Está bien. Ahora está descansando… ¡Pobrecita! ¡Ha tenido un mal día!
RICARDO: ¿Andrés sabe lo del incidente de Leonela?
ADELA: Aún no. Pero, es necesario que lo sepa…
ANDRES: ¿Saber qué, Adela? Qué es lo que tengo que saber…

En ese momento, Adela, Ceniel y Ricardo voltean seriamente en dirección hacia Andrés. Adela se levanta de su asiento, respira profundo…

ADELA: Andrés, mi amor, creo que es hora que sepas lo que le sucedió a mi hija…
ANDRES: Pero, ¿Qué le pasó a Leonela?
ADELA: Resulta que… ejem… un hombre abusó de nuestra hija…
ANDRES: ¿Cómo?
ADELA: Fue esa noche cuando celebramos en la casa de la playa en el poblado, ¿Te acuerdas? Un degenerado… la forzó y la hizo suya a la fuerza…
ANDRES: ¿Y Otto? ¿El sabe todo esto?
ADELA: Aún no. Pensamos que era un incidente sin consecuencias, pero…
ANDRES: ¿Qué pasó, mujer?

Adela respira hondo.

ADELA: ¡Ejem! Leonela… está… embarazada.
ANDRES: ¿Cómo? ¡No puedo creerlo! ¿Leonela está embarazada de un hombre que la violó?
ADELA: Así es, Andrés.
ANDRES: Pero, ¿Por qué no me dijeron nada? ¡Soy padre, necesito saberlo!
ADELA: Te juro que pensaba decirtelo pero, no queríamos estropear nuestros planes de boda… y pensábamos en los chismes y lo que podrían decir nuestras amistades…
ANDRES: ¿Consecuencias? ¡Por favor, Adela! ¡Se trata de nuestra hija!
ADELA: Disculpa por no decirte nada… lo siento.

Andrés se sienta al sofá a lamentarse. Adela y Ceniel deciden retirarse la presencia del padre de Leonela. Ricardo ha preferido quedarse para consolarlo.

+++++++++++

Mientras tanto, en la casa de los Guerra, ubicada en el barrio “Las Barrancas”, Maricaro [Rebecca Schaeffer] está en el comedor con el niño Orlando, ayudándole a hacer su tárea. El niño suspira por su hermosa cuñada...



MARICARO: ¡Ejem!... Orlandito… ¿Estás poniendo atención?
ORLANDO: ¡Qué “chula” eres… mamita!
MARICARO: ¡Orlandito! ¡Qué es ese vocabulario! ¡Compórtate como un niño decente!
ORLANDO: ¡Yo ya no soy un niño! ¡Tengo 10 años!
MARICARO: ¡Ay, Orlandito! ¡Te falta mucho por aprender de la vida!

La hermosa Maricaro le despeina el cabello al niño quién sonríe. En ese momento, viene Luis Pablo, preocupado. Orlando se pone contento al ver a su hermano.

ORLANDO: ¡Hermanito! ¡Como estás!
LUIS PABLO: Hola Orlandito, ¿Qué estás haciendo?
ORLANDO: Maricaro me está ayudando con mi tarea… ella es muy inteligente…
LUIS PABLO: Eso veo, capitán.
ORLANDO: ¿Puedo ir a ver televisión, un rato?
MARICARO: Está bien. Después, continuamos con la tarea.

El niño se retira del lugar, dejando solos a Luis Pablo y Maricaro.

MARICARO: ¿Puedes creer lo que dijo este niño? ¡Me dijo que estaba “chula”!
LUIS PABLO: Esas son las cosas que aprende en la escuela…
MARICARO: ¿Te pasa algo? Te noto triste…

Luis Pablo respira hondo. Maricaro sonríe.

LUIS PABLO: Maricaro… necesito tu consejo…
MARICARO: ¿Qué pasa, Luis Pablo?
LUIS PABLO: Pues, creo que me estoy enamorando de una mujer…
MARICARO: ¡Pero, qué bueno,! ¡Felicitaciones! Pero, ¿Cuál es el problema?
LUIS PABLO: El problema que la chica no me quiere… ¡No sé que hacer! ¡Y yo la quiero!
MARICARO: A ver, Luis Pablo, si en verdad, te interesa, pues, lucha por su amor…
LUIS PABLO: Humm… tienes razón…

++++++++++++++++

En la mansión Ferrari…

Andrés [Al Pacino] está con Ricardo [John Cusack] en la sala. Ricardo le sirve una copa de Whiskey a Andrés quién toma un sorbo. Andrés está con incontenida rabia hacia el hombre que abusó de su hija…



ANDRES: ¡Quiero matarlo! ¡Quiero matarlo!
RICARDO: Andrés, por favor, cálmate… no te precipites…
ANDRES: ¿Y como quieres que me sienta si un salvaje abusó de mi hijita? ¡Oh, mi princesita, mi adoración! ¡Tan linda, tan frágil, tan inocente, ahora es víctima de un desgraciado que daño su honra! ¡Por eso, esto no debe quedar impune! ¡Ese hombre debe morir! ¡Tengo que matarlo!

El hombre llora, mientras tira su vaso de vidrio contra la pared… ¡¡¡CRASH!!! Ricardo solo lo escucha. Pero, Andrés mira indignado a Ricardo.

ANDRES: Y tú, ¿Qué haces mirándome así? ¡Anda, di, algo!
RICARDO: Pues, opino que tú que ese hombre merece un escarmiento pero, esa no es la forma de comportarse. ¿No te das cuenta que te comportas como los padres del siglo pasado, que hacían duelo por la sagrada familia y la honra?
ANDRES: Yo solo quiero castigar a ese malnacido… eso es todo. Por favor, ponte en el lugar de mi hija… ¡¡¡Todas sus ilusiones son truncas!!!
RICARDO: Si, pero, creo que hay que tomar las cosas con calma…
ANDRES: ¿Calma? ¡¡¡Me pides que me calme!!!
RICARDO: No, lo que me refiero es que hay que actuar racionalmente…

Andrés se jala los pelos de la desesperación, mientras Ricardo lo mira seriamente. En ese momento, viene Otto [William Levy]. Andrés mira seriamente a Otto…



OTTO: Don Andrés… don Ricardo… ¿Qué pasó aquí?
ANDRES: ¡¡¡Otto!!! ¡¡¡Hay algo que tienes que saber!!!
OTTO: ¿Qué es lo que tengo que saber?
ANDRES: ¡Ejem! Algo que le pasó a Leonela…

Pero, en ese mismo instante, Leonela [La bellísima Ximena Navarrete] llega a la sala…



LEONELA: No te preocupes, papá, yo seré quién se lo va a contar todo a Otto…
ANDRES: ¿Qué es lo que me quieres contar, mi amor?
LEONELA: Otto… ejem… he sido ultrajada…


avatar
renzoch

Mensajes : 1897
Fecha de inscripción : 19/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.