FICTION TV
Bienvenido

Conectate para disfrutar mejor de la experiencia en FTV
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

telenovelistasiempre

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 168 el Mar Feb 12, 2013 12:26 pm.
Afiliados

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Los posteadores más activos de la semana


Capitulo 12: No le temas al amor... Leonela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 12: No le temas al amor... Leonela

Mensaje por renzoch el Jue Jul 25, 2013 9:32 am

CAPITULO 12

Al dia siguiente….


(* Maricaro *)

En el Mercado, Maricaro [Rebecca Schaeffer] camina feliz y radiante, llevando su canasta del mercado. El viento revolotea sus largos y frondosos rulos, mientras meneaba los hombros y las caderas, causando admiración de todos los transeúntes que están fascinados de ver a semejante mujer tan bella…

TODOS: ¡¡¡Qué muchacha más “chula” va caminando por ahí!!! ¡¡¡Ricura!!! ¡¡¡Si así, como caminas cocinas, yo me como hasta la rapita!!!

Ella se detiene a un puesto de verduras de Don Lino. El vendedor suspira por Maricaro, mientras se saca su sombrero para hacer una reverencia y saludar a esa bella muchacha…

DON LINO: ¡Buenos días, María Carolina! ¡Como estás, preciosa muchacha!
MARICARO: Buenos días, Don Lino.
DON LINO: ¿Qué se le ofrece, linda Maricaro?
MARICARO: Necesito que mes des un kilo de jitomates...
DON LINO: ¡Ay, qué rico! ¡Si viene de sus preciosas manos, debe ser delicioso!
MARICARO: Gracias, Don Lino. La verdad, no soy experta en cocina. La experta es mi querida suegra.
DON LINO: Y, ¿Cómo está Caridad?
MARICARO: Muy bien…

En ese momento, Maricaro desvía sus bellos ojitos hacia el periódico que está colgado en el puesto…

MARICARO: ¿Cuánto es por el periódico?
DON LINO: Por ser a ti… te lo doy gratis…
MARICARO: Gracias, Don Lino. Es usted muy amable.

Don Lino le entrega el periódico a la bella Maricaro. Ella le sonríe mientras que el hombre suspira por ella. Maricaro se retira del Mercado y se dirige a su casa.

+++++



Maricaro llega a su casa donde lo reciben Doña Caridad [Ana Martin] y el abuelo [Germán Robles], mientras que ella coloca su canasta en la mesa…

MARICARO: ¡¡¡Doña Caridad!!! ¡¡¡Abuelo!!! ¡¡¡Ya llegué!!!

Caridad y el abuelo reciben a Maricaro en la mesa del comedor

CARIDAD: ¡Qué tal, Maricaro! ¿Cómo te fue en la Plaza?
MARICARO: Muy bien… ¡¡¡Compré todo los jitomates para el almuerzo!!! A propósito, Don Lino te manda saludos…
CARIDAD: El siempre es tan amable…
ABUELO: (Sarcástico) ¡¡¡Ah, si, pues, es demasiado amable!!!
MARICARO: ¡¡¡Ay, abuelo, siempre tan mal pensado!!!
ABUELO: Es la verdad… la experiencia de los años me ha permitido ser muy analítico y ese señor se ve que quiere con ustedes…

Maricaro y Caridad solo se ríen del abuelo.

MARICARO: A propósito, abuelo, traje el periódico de hoy…
ABUELO: Olvidé mis anteojos, ¿Me podrías leer el periódico, Maricaro?
CARIDAD: Yo también quiero que me leas el periódico…
MARICARO: Por supuesto…

El abuelo le guiña el ojo a Maricaro. La muchacha hojea las noticias…

MARICARO: ¡¡¡Vaya!!! Lo mismo de siempre… la inflación sube arriba… sube la taza de desempleo… sigue el conflicto en el Medio Oriente… veamos las noticias sociales…

En ese momento, Maricaro se detiene para leer el encabezado…

“Se suspende la boda entre Otto Pedraza y Leonela Ferrari.”

MARICARO: ¿Leonela Ferrari? ¿Así no se llama la muchacha esa… la del problema con Luis Pablo…? Pues, esto confirma que se canceló su boda…
ABUELO: Leenos… qué dice la noticia Maricaro… a ver si dice algo de la violación…
MARICARO: Veamos… pues, aquí solo dice que se suspendió la boda por una enfermedad de la novia… no dice nada más…
CARIDAD: Tengo una mala corazonada de todo esto…

Maricaro y el abuelo consuelan a Caridad.

++++++++++++++

Mientras, en un bar, Luis Pablo [Jorge Luis Vásquez] platica con Genaro [Gabriel Soto]…



LUIS PABLO: Genaro, ayer fui a ver a Leonela…
GENARO: ¡¡¡Otra vez con lo mismo, carnal!!! ¡¡¡Ya párele, por favor!!!
LUIS PABLO: No puedo… tenía que hablar con ella… decirle todo lo que siento por ella…
GENARO: Y, ¿Qué pasó?
LUIS PABLO: Me fue “gacho”, carnal… Leonela me corrió de la casa…
GENARO: Y como quiere que reaccione si usted la “regó” con esa muchacha… ¿Quiere un consejo? ¡¡¡Olvide a esa mujer!!! ¡¡¡No sabe lo que esa gente es capaz de hacerle!!!
LUIS PABLO: No puedo… ahora más que nada… no puedo alejarme de ella…
GENARO: ¿Qué estás queriendo decir, carnal?
LUIS PABLO: Presiento que Leonela me está escondiendo algo… lo siento… algo está pasando…
GENARO: Oiga, carnal, deje a esa “chava” en paz, ¿Por qué no nos tomamos unas “chelitas” y olvidarlo todo?

Genaro llama al camarero y pide por dos botellas más de cervezas…

GENARO: ¡¡¡Carnal!!! ¿Por quién brindamos?
LUIS PABLO: Brindemos por… Leonela…
GENARO: Vaya, carnal, usted si que no tiene remedio…

+++++++++++++++++

Por su parte, en la Mansión Ferrari…

Leonela [Jimena Navarrete] recibe la visita de su amiga Pamela [Carmen Ríos] quién deciden sentarse en la mesa del patio de la casa. Leonela comienza a angustiarse…



LEONELA: ¡Snif! ¡Snif! Pamela… no te imaginas lo que me sucedió…
PAMELA: Tranquílizate… no te alteres… ¿qué fue lo que te pasó?
LEONELA: Ayer decidí ir a la casa de la playa del Conchal… quería despejar la mente y organizar mis ideas cuando pronto, se aparece ese hombre…
PAMELA: ¿Ese hombre? ¿Quién, Leonela?
LEONELA: ¡¡¡La bestia!!! ¡¡¡Ese hombre, él tal Luis Pablo Guerra!!!
PAMELA: ¿Luis Pablo Guerra fue a verte en la casa de la playa?
LEONELA: El muy cínico me dijo que lo sentía mucho y que me quería mucho… ¿Puedes creerlo? No solo abusa de mí, sino ahora tiene el descaro de decirme que está enamorado de mí… y encima quería tocarme… y besarme… ¡¡¡Ay, qué asco!!!
PAMELA: ¿Y qué hiciste amiga?
LEONELA: Pues, le dije que se fuera de la casa que pierde su tiempo acosándome de esa manera…
PAMELA: Ese hombre no tiene escrúpulos… pero, cuéntame, le dijiste lo del bebé…
LEONELA: ¡No, para nada! ¡Pero, estuve a punto de decírselo, pero, no lo hice! ¿Sabes? Pamela, tengo que confesarte una cosa… no estoy segura si deba abortar este bebé…
PAMELA: Solo puedo decirte que tienes que estar segura de la decisión que tomes… la decisión debe ser solamente tuya y de nadie más…

En ese momento, viene Adela [Michelle Pfeiffer], la madre de Leonela….



ADELA: ¡Hija, aquí estabas! ¡Tu padre te está esperando en la sala con Ceniel y Ricardo!
PAMELA: Bueno, creo que yo me voy… mucho gusto en verla, señora Adela…
ADELA: Gracias por todo, Adela.

Pamela se retira de la mansión. Leonela se dirige a la sala con su mamá para reunirse con Ceniel, Ricardo y Don Andrés.

++++++++++++

En la sala, Leonela se encuentra con su padre [Al Pacino], su madre, la tía Ceniel [Diane Lane] y su esposo Ricardo [John Cusack]. Ellas toman asiento...



CENIEL: Gracias, por venir, Leonela. Ricardo y yo queremos explicarles como debe ser el procedimiento del aborto.
RICARDO: El aborto es legal y permitido solo en casos de violación.

Adela se levanta de su asiento…

ADELA: ¡¡¡De ninguna manera!!! ¡¡¡No puedo permitir que se destruya una vida!!!
ANDRES: ¡¡¡Cállate, Adela!!! ¡¡¡La felicidad de nuestra hija está en juego!!!
ADELA: ¿Cómo? ¿A costa de matar a una criatura inocente?
ANDRES: ¡¡¡Recuerda, Adela, que nuestra hija fue ultrajada!!! ¡¡¡Ella no deseó tener ese niño!!! ¡¡¡Debes comprenderlo!!!
CENIEL: Estoy de acuerdo con Andrés… lo estás complicando todo, Adela…
ANDRES: Yo estoy de acuerdo con Ceniel y Ricardo… Leonela debe abortar… es por el bien y la felicidad de nuestra hija… lo siento, Adela. Pero, lo hecho, hecho está.
CENIEL: Leonela y yo iremos a una clínica para que se practique el aborto…
ANDRES: ¡¡¡Perfecto!!! ¡¡¡Y que no se diga ni una palabra!!!

+++++++++++++++

En la sala de espera de un consultorio médico…



Leonela [Jimena Navarrete] está sentada junto a su tía Ceniel [Diane Lane]. Leonela luce preocupada, mientras que Ceniel, sentada a su lado, cruzando piernas, intenta calmarla…

LEONELA: Tía, ¿Será que estamos lo correcto?
CENIEL: Por supuesto que si… tranquila…

Leonela se recuesta contra un asiento para esperar. Ceniel levanta una revista e intenta cambiarle la conversación…

CENIEL: Mira, Leonela, a la realeza de Inglaterra… ¿Qué guapos son los Príncipes verdad?

En ese momento, viene una enfermera…

ENFERMERA: ¿Leonela Ferrari? Puede ingresar al Consultorio.

Leonela y Ceniel se levantan de sus asientos e ingresan al consultorio.

+++++++++

En el consultorio, los recibe una atractiva doctora, haciendose rulitos en el cabello mientras cruza piernas, revelando sus atractivos muslos…

DOCTORA: Buenos días, ¿La señorita Leonela Ferrari?
LEONELA: Si… ejem… yo soy Leonela Ferrari…
DOCTORA: Tengo entendido que usted se va practicar un aborto. Tome asiento por favor.

Leonela y Ceniel toman asiento.

DOCTORA: Dígame, señorita Ferrari, ¿Por qué quiere practicarse un aborto?
CENIEL: ¡¡¡Mi sobrina ha sido violada por un mal hombre que arruinó su vida!!!
DOCTORA: ¡¡¡Por favor!!! ¡¡¡Deje que responda la señorita!!! A ver, dígame, señorita Leonela, contésteme, ¿Usted viene por su propia voluntad.
LEONELA: Ejem… si… vengo por mi propia voluntad.
DOCTORA: Pues, usted debe saber cuales son sus derechos y los casos positivos y negativos… por ejemplo, existen las consecuencias físicas, psicológicas y psico-patológicas…
LEONELA: Por ejemplo…
DOCTORA: Bueno, pueden tener problemas para volverse a embarazar, intentos de suicidio, neurosis, y hasta incluso, puede tener problemas de autoestima… lo peor es que puede contrar alguna forma de Cáncer que la pudiera llevar hasta la muerte… ¿Entiende?
LEONELA: Si, le entiendo… y tengo miedo al futuro… ¿Y si me arrepiento?
DOCTORA: Ese es el riesgo… pero, bueno, la decisión es suya… y de nadie más.

+++++++++

En la mansión Ferrari…

Adela prende una velita mientras le reza a la Virgencita de Guadalupe…

ADELA: Virgencita de Guadalupe… Guadalupana… tú que todo lo puedes… haz que mi hijita salga bien y que no se arrepienta…

En ese momento, ingresa Andrés…

ANDRES: ¿Qué haces, mujer?
ADELA: Le rezo a la Virgencita para que todo le salga bien a Leonela… pero, a pesar de todo, yo tengo escrúpulos y antes todo, creo que el aborto es pecado…
ANDRES: ¡¡¡Pero, si era la mejor solución que había!!! ¡¡¡Esa criatura fue producto de una aberración!!! ¡¡¡No tenía porque haber sucedido ese… ejem… incidente!!!
ADELA: Pero, hay otras soluciones…
ANDRES: ¿Soluciones? ¿Y qué otras soluciones? ¿Quieres que nuestra hija críe a un “escuincle” de un desalmado que le hizo mucho daño?
ADELA: No, por favor… no lo pienses…
ANDRES: ¡¡¡Entonces, no hay nada más que decir al respecto!!!

Andrés se retira. Adela sigue rezando por su hija…

ADELA: Virgencita… haz que todo salga bien, por favor… te lo ruego…

++++++++++

En la casa de los Guerra en el barrio “Las Barrancas”…

Luis Pablo llega casa donde lo recibe el abuelo…

ABUELO: ¡¡¡Luis Pablo Guerra!!! ¡¡¡Qué le pasa a usted!!!
LUIS PABLO: Abuelo… qué sucede…
ABUELO: ¡¡¡Quiero que sepa por qué usted trató tan mal a su madre!!! ¡¡¡Es su madre y merece todo el respeto del mundo!!! ¿Qué le pasa a usted, Luis Pablo? Usted no era así…
LUIS PABLO: Lo siento, abuelo… tiene razón… pero, es que quería verla…
ABUELO: ¡¡¡Luis Pablo, muchacho!!! ¡¡¡Por favor!!! ¡¡¡Olvídese de esa muchacha!!! ¡¡¡Ya le hizo mucho daño a ella para que vuelva a hacerlo!!!

En ese momento, interviene el niño Orlandito…

ORLANDITO: ¡¡¡Eres malo!!! ¡¡¡Muy malo!!!
LUIS PABLO: Eres un niño, Orlandito… algún día, cuando seas un hombre, lo vas a comprender.

El abuelo le habla a Luis Pablo…

ABUELO: Creo que, al menos, usted debe darle una disculpa a su madre…
LUIS PABLO: (con la cabeza gacha) Si, abuelo.

Luis Pablo se retira, avergonzado, con dirección al cuarto de su madre.

Doña Caridad está en su cuarto, de rodillas, rezando por la Virgen de Guadalupe, cuando siente que alguien llama la puerta… ¡Toc! ¡Toc! ¡Toc!

CARIDAD: ¿Quién es?

Se abre la puerta. Luis Pablo ingresa al cuarto.
CARIDAD: Hola, hijo, ¿Qué pasó?

El taxista se arrodilla frente a su madre y la abraza con todas sus fuerzas…

LUIS PABLO: ¡Snif! Perdóname… mamá… perdóname… no debí haberte tratado mal…

Caridad levanta la mirada a su hijo y le mira a los ojos…

CARIDAD: No hay nada de qué perdonar… hijo… levántate, por favor…
LUIS PABLO: No sé que me está pasando… me estoy dejando llevar por un impulso irremediable… y es que no me puedo arrancar a Leonela de mi mente… ¡¡¡No puedo!!!

Caridad recuesta a su hijo sobre su hombro y lo abraza con sus fuerzas para consolarlo.

++++++++++++++

En la mansión Ferrari…

Lulu [Melissa Barrera] y Clara [Yanilen] llegan a la mansión. Los recibe Adela…



ADELA: ¡¡¡Lulú!!! ¡¡¡Clara!!! ¿A qué se debe su grata visita?
CLARA: Hemos venido a visitar a Leonela… ¿Cómo está?
ADELA: Pues, ya mejor… miren, precisamente, allí viene con Ceniel…

Leonela llega con Ceniel. Lulu y Clara se acercan a saludarla…

CLARA: ¡¡¡Leonela!!! ¡¡¡Amiga mía!!! ¿Qué pasó? ¿Por qué cancelaron la boda?
CENIEL: Pues, mi sobrina tiene una rara enfermedad, y acabamos de llegar del Doctor para ver el tratamiento a seguir…

Lulu y Clara se miran las caras, entre si, con incredulidad.

LULU: Bueno, pero, nos alegra que ya estés mejor… amiga mía.
LEONELA: Gracias, por venir a visitarme…
CLARA: Para eso están las amigas, ¿Verdad?

Lulú y Clara abrazan fuertemente a Leonela pero, a sus espaldas, la miran con desprecio.

++++++++++

Rato después, en el camino de regreso, Lulú comenta con Clara…

LULU: Oye Clara, ¿Y qué opinas de la “enfermedad” de nuestra “amiga” Leonela?
CLARA: Pues, la verdad, yo no me como el cuento… creo que todo es una vil mentira para ocultar la verdad…
LULU: ¿Y cuál crees que sea la verdad?
CLARA: No lo sé… habria que averiguarlo, ¿No?

Las dos amigas siguen el trayecto de regreso.

++++++

Rato después, Leonela habla a solas en la habitación de su mamá, mientras Adela está sentada frente al tocador peinándose…

LEONELA: Mamá… ¿Puedo hablar contigo un momento?
ADELA: ¿Qué quieres decirme, hijita?
LEONELA: He decidido que si… ejem… que si abortaré.
ADELA: Bueno, hija, si es tu decisión, pues, la respeto.
LEONELA: Gracias, mamá.

Leonela abraza fuertemente a su hermosa madre. La madre mira dichosa a su bella hija.

+++++++++

Al día siguiente, Leonela pasa cerca de una Iglesia y decide acercarse al confesionario…

SACERDOTE: Ave María purísima…
LEONELA: Sin pecado concebido, Padre.
SACERDOTE: Cuéntame, hija…
LEONELA: Padre… estoy embarazada y he decidido abortar este bebé…


avatar
renzoch

Mensajes : 1898
Fecha de inscripción : 19/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.