Capítulo 3. Deseos Prohibidos

Ir abajo

Capítulo 3. Deseos Prohibidos

Mensaje por jorgedelavega el Mar Ago 13, 2013 2:50 pm

Elenco

Jorge de la Vega es Lorenzo Rojas





Es un muchacho huérfano, criado por su tía Tatiana. Le gustan los hombres, y tiene una relación oculta con Leo. Pero la llegada de su prims le hace enamorarse de su novio, Eduardo.

Cristian de la Fuente es Eduardo Diaz





Hombre atractivo en los treinta y cinco años. Ama a Diana y quiere formar una familia con ella. Todo se complica cuando conoce a primo de su comprometida. Eduardo esconde un gran secreto.

Natalia Esperon es Diana Torres




Diana es una joven soñadora. Después de varios años en el extranjero regresó a casa con su novio. Sueño formar una familia perfecta con él. Pero algo sale mal.....de quien menos se lo espera.


Olivia Bucio es Tatiana Rojas de Torres






Madre protectora y amorosa. Además de que criado su única hija, criado con mucho cuidado a Lorenzo, el hijo de su su hermano fallecido, que se quedó huérfano en su infancia.

Daniela Navarro es Marcela Gonzalez




Buena amiga de Lorenzo,sabe sus secretos. Le da consejos útiles, pero el no los toma en cuenta.


Sebastian Zurita es Leo




Joven bisexual que divide su vida entre su esposa y Lorenzo.
avatar
jorgedelavega

Mensajes : 377
Fecha de inscripción : 10/04/2013
Localización : Rumania

Volver arriba Ir abajo

Historia

Mensaje por jorgedelavega el Mar Ago 13, 2013 3:59 pm

Historia



En Hotel





-Me sentí mejor y en esta ocasión.
-Estoy contento. Cada vez es así, siempre lo será.
-Si tú lo dices .....
-¿Te refieres a?
-¿Quiere decir que podemos estar juntos hoy, pero no se sabe mañana.
-No tengas el coraje de dejarme.
-Quieres apostar?
-Usted es impertinente. Es una pena que después de cada vez que nos encontramos tu eres impertinente.
-Sí, asi soy yo.
-Me gusta tu forma de ser! Me tengo que ir que tendría problemas con la tía.
-Bueno, cuando nos rencontramos?




-No se. Mi prima regreso a casa, y no creo que tengo tiempo. Sin embargo, para tu me voy a hacer, mantener la calma.
-Vale querido!

Casa Torres


-Y vaya que llegas tarde! Grita Tatiana muy molesta.
-Tía, Marcela se sintió mal durante toda la noche. Usted sabe que tiene problemas de salud. Lo vi. Élla es mi mejor amiga.
-Seguro que estaba con ella? O me ocultas algo?
-Tía Tatiana, estoy ocultando algo de ti en toda mi vida?
-No! Ahora tenemos que prepararnos para la venida de Diana. Me olvidé de decirte. Los planes han cambiado. Viene con su prometido.
-Hmm .... ni siquiera me envio  una foto de él. ¿Quién es?
-Es un hombre sin duda atractivo! Mi hija no miraría a todos los mortos de hambre. Somos una familia muy buena.
-Eso es todo! Diana siempre ha tenido el buen gusto en los hombres.
¿-Qué?
-Nada, sólo estoy diciendo.
Después de unos pocos minutos había un coche.
-Han llegado, pero ¿tan pronto? Ven Lorenzo. Reunirse con ellos.
-Ahora tia.
El muchaco  miro a su tía que corrió alegremente a la puerta. Diana bajo del coche y corrió hacia su madre y se abrazó a los dos durante varios minutos.
-Estaba por lo que echo de menos!
-Y mi madre! ¡Te quiero! No voy a dejar la casa de mis padres, nunca.
-Hola prima!
-Lorenzo? Usted es? Pero se ven mejor en la realidad, es más maduro, es un  cambió mayor. No puedo creerlo.




-Diana, te ves muy bien!
Gracias, te extrañé! Ahora les presento a mi futuro marido. Mamá, Lorenzo, el es Eduardo.
-Hola, señora!!
-Bueno ..... un placer conocerte.
-Y él es mi primo es como un hermano para mí.
-Hey! Diana me habló de ti.
-¿Qué  bien! Parece que vamos a entendernos ....... El muchacho miró a su futuro "primo".
-Vamos a la casa! Diana te hecho tu comida favorita. Eduardo seguramente te va a encantar.

Tarde.


-Dime lo que hace Tatiana? Cómo es? hace dos años que no ve? Marcela dijo con impaciencia.
-Se quedó tan hermoso y con la misma cara angelica.
-Y su marido?
-No es su marido! Y tal vez nunca se sabe lo que puede suceder. Dijo Lorenzo con maldad.
-Lorenzo? ¿Cómo es esto Eduardo? Eso es todo lo que pedí. ¿O ya te gusto?
-Es un hombre guapo, y sólo eso. Eres contenta?
-Si te gusta! Si Leo se entere que te gusta un otro hombre....
-¡Cállate! No pongas palabras en mi boca. Además yo y Leo tengo una relación abierta.
-Tenga cuidado con lo que estás haciendo!




-Sabes que soy curioso! Así que no necesito a nadie. Yo soy un adulto ahora! Cariño, me voy porque quiero pasar más tiempo en familia. Si usted entiende lo que quiero decir.
-¡Por supuesto!
-Adiós!

Casa Torres





-¿De dónde vienes a estas horas?preguntó Diana, con suspicacia.
-Tengo que dar explicaciones? Tía me permite venir a la hora que quiero.  Además, es domingo, yo estaba con amigos fuera.
-¿Qué está pasando aquí?
-Nada mamá, me resulta extraño que Lorenzo llega a casa hasta tarde.
-Tía! exclamo Lorenzo
-No grites a mi madre! Sea respetuoso.
-Pero yo no gritaba! Me voy a mi habitación.
-Lorenzo, hijo ....
-Dejalo mama, y que y yo  tengo una reacción exagerada. Así son adolescentes.
-Así que era hace unos años.
-¡Tienes razón!

Al dia siguente

-¡Buenos días!
-Bueno .... dijo cansado.
-Hey! ¿Qué estás haciendo?
-No muy bien! Usted? Tía y Diana ¿dónde están?




-Se fueron a la ciudad para ir de compras.
-Así que estamos los dos en la casa.
-Parece que sí ....
-¿Qué hay para comer?
-Freí unos huevos. ¿Quieres un poco? Hablando de anoche tuviste una pelea con Diana?
-Anoche fue la noche. Hoy es un nuevo día. Dijo Lorenzo irónicamente.
-Si tú lo dices! Uno o dos?
-Uno de ellos, me mantengo a la silueta.
-Muy bien! De todos modos te ves bien, eres un buen chico.
-¡Gracias! Y tú eres guapo. Que suerte tenga mi primo que tiene un marido....
-Usted ..
-Ouch! ! Estoy caliente! Dame agua! Lorenzo gritó con enojo.
-Lo siento! Inmediatamente!
Eduardo había traído un vaso de agua y Lorenzo bebió poco. Luego fingió taza deshacerse derramarla en los pantalones de Eduardo.
-Lo siento, es mi culpa!
-Nada. Voy a cambiar mis pantalones.
Lorenzo le siguió hasta la sala donde vio a Eduardo desnudo. Cuando quiso alejarse, hizo un ruido de fondo.
-Hay alguien ahí? Diana, Lorenzo?
No hubo respuesta.

Después de la escuela.
-Marcela, creo que me gusta....
-Era inminente! Usted te enamore tan rápido. Pero Lorenzo no es bueno! Es un pecado, creo que va a ser el padre de sus futuros nietos.
-No me ayuda en absoluto. Tengo que hacer algo.
-La boda es pronto. Perdona que te diga, pero en toda la historia tu eres el villano. Si Leo se entere.
-Voy a parar esta boda, o lo que sea, voy a estar en la cama de Eduardo.
-Alli está Leo!




-No digas ni una palabra! Leo, darling! No me dijiste que ibas a venir para llevarme a la escuela.
-Tenía? Qué haces Marcela?
-Bueno!
-Qué puedo hacer, lo ruego a Lorenzo para darme un poco de amor. Dijo riendo.
-Sonaba mal! Vamos a ir?
-Donde?
-En nuestra "casa de locuras"!
-Adios Marcela!

Casa Torres.


-Eduardo tengo que hablamos.
-¿Qué le pasó mi amor?
-Hoy en día fui a la compras ..... pero si a el médico.
-Diana tu eres enferma?
-Estoy embarazada! Eduardo vamos a tener un bebé! Estoy embarazada en dos meses.




-Diana, te amo! Gracias por darme la oportunidad de ser tu la madre de mi hijos!
-Te quiero muchísimo! Siempre lo haré! Dicho Diana, en lágrimas.

En la cena!
¿Por qué todo el mundo feliz? También quiero saber.
-Digale usted, es normal.
-Lorenzo, vas a ser tío.
-Diana está embarazada en dos meses.
-Wow, genial. Lorenzo dijo un poco confundido. Parece apresurado. Bien por vosotros. Brindemos por eso! ¡Salud!

En medio de la noche. En el balcón.





-¿No has dormido?
-¿Qué te parece? Bebo y me mordió! ¿Qué quieres vodka o Stalinska?
-Un poco de vodka! Gracias. ¿De dónde sacaste esas gafas? Tatiana sabe que tu bebes?
-Es un crimen que yo bebo?
-Está usted borracho? Creo que necesita un poco de sueño.
-¿Sabes lo que necesito ahora?
-Dime!
-Un beso! Lorenzo agarró a Eduardo de hombros y lo atrajo al lado de él para besárlo.
-Estás loco? Muchacho estás mal?
-Yo estoy loco, loco por ti .....
-Voy a recoger todas las botellas. Ir a la cama!
-¿Te ha gustado? Me voy a dormir!

En el Hotel.


-¿Qué es Lorenzo? ¿No tengas ganas de mi? Dime?
-Sabes, estoy un poco cansado de este amor. Yo quiero una relación seria, estoy cansado de ser tu amante.
-Qué? No entiendo.
-Mejor vas a tu esposa.
-Es otro hombre en tu vida ? Me refiero a .... Eduardo?
-¿Cómo lo sabes?
-Marcela me dijo. Permítanme recordarles que, debido a mi, ella es tu amiga.
-¡Cállate! Y sabes que... me gusta Eduardo. E incluso nos besamos.
-Eres una puta!
- ¡Adiós!

Casa Torres. Cena.





Lorenzo se sentó junto a Eduardo, y él metió la mano bajo  de la mesa, a los pies de Eduardo. En un momento se le cayó la cuchara, se fue por debajo de la mesa y comenzó a besar los pies de Eduardo.
-Lorenzo! grito Tatiana
-¿Qué es? Yo estaba buscando la cuchara.
-Es tan difícil de encontrar?
-Mamá, cálmate!
-Lorenzo, das la impresión de un niño sin educación. Así que crecí?
-Ya sabes, déjame en paz!
Lorenzo se levanta de la mesa y corrió a su habitación.
-Continuara a cenar. Así que siempre lo hacen.

La noche.


-Puedo entrar!
Cuando escuche la voz de Eduardo, se sacó de la cama.
-¡Por supuesto!
-¿Qué estás haciendo?
-No muy bien. ¿Quieres un poco? Es de calidad, es Stalinska.
-Ha estado bebiendo? ¿Que fue con la escena en la mesa?
-¿Te ha gustado? Si bebo tanto.
-Usted es un alcohólico......
-Yo soy lo que quiero ser. ¿Sabes por qué, porque estoy solo en este mundo, nadie me aprecia, todos me desprecian, soy nada. No tengo padres, un hermano no que tengo a nadie. Copa agarra al suelo y comenzó a temblar.
-Cálmate!
-¡No puedo! Yo no conozco los razones. Pero me gustas. Bésame!




-Lorenzo!
¡-Cállate! Sólo dame un beso!
Eduardo, lo tomó en sus brazos y lo besó apasionadamente y luego al el muchacho cayo en sus brazos fuerte.
-¿Qué está pasando aquí? Preguntó Diana, al ver a su primo en los brazos de Eduardo.




-Nada querida. Le console a Lorenzo.
-Está bien! Primo te sientas mejor?
-Sí, gracias, y perdón por la escena en la mesa.
-Ok! Mi amor vengas en el dormitorio.
-Eduardo miro apasionada de Lorenzo, y el sonrió.
-Claro mi palomita.

El día siguiente.


-Lorenzo tienes un huespede!
-¿Quién es, tía?
-Es Marcela! ¿Cómo estás hermosa?
-Bueno, ¿verdad? ¿Cómo están los preparativos de la boda?
-Está bien, espera que el día de la boda.
-Supongo que estás nerviosa.
-Estoy muy emocionada. Te sirvo algo?




-Sí, un poco de agua.
-Inmediatamente!
-¿Por qué has venido traidora?
-No soy traidora, pero Leo no merece ser engañado.
-No he mentido a nadie.
-Sí, usted es un mentiroso. ¿Eres un alcohólico ....
-Qué?Dijo Tatiana
-Tía no es cierto!
-Sí, es muy cierto! Además del hecho de que usted es un alcohólico, mintiendo a todos. Y sobre todo la señora que no merece ser tratada asi. Lo siento  mi amigo.
-Éramos amigos!
-Marcela, ¿qué es?
-La verdad es que su sobrino es .....
-¿Qué está pasando aquí! Interviene Eduardo
-Nada Eduardo. Es una conocida. Sólo tienes que irse. Asi es Marcela?
-Sí! ¡Disculpa! un buen día!
-Lorenzo tiene que darme más explicaciones.
-No, por el contrario, tengo que escuchar a mí y no a una extraña.

Después de varios días.


-Cariño, ven conmigo a la peluquería?
-Diana, no puede sabes que me duele a pierna además la coche no tenga gasolina.
-Vamos con el coche de mi madre.
-Se fue a la tienda. Tome un taxi.
-Eduardo, ¿por qué estás tan lejos por un tiempo?
-No es cierto.
-Siento algo diferente en ti! Tengo una sensación extraña.
-Es sólo su impresión. Tal vez sea el embarazo.
-Tal vez eso es cierto, me voy! Besos! Que haces algo de comer cuando despierte Lorenzo.
-¡Por supuesto!
-Después de que Diana se fue. Eduardo entra en su habitación Lorenzo.
-Bueno! Has venido! Finalmente me sentí.
-Lorenzo no es buneo que hacemos.




-¡Cállate! ¡Te quiero! Por favor, hazme el amor! Vamos a hacemos el amor.  
El se acerca a Eduardo y le tiró en la cama a su lado y luego lo besó todo el cuerpo.
Tatiana volvió a casa después de darse cuenta de que había olvidado su billetera. Llegó a casa, arriba, escuchar algo de risa.
-La lluvia empezó! Qué romántico! Eduardo prométeme que no me dejas nunca! Que no me abandone por nadie.
-Te prometo!
Tatiana subida arriba! Acercarse confundirse habitación y poco a poco pasos de la habitacion de Lorenzo. Entonces grita!
-¡Dios mío! Ustedes dos son dos hijos de puta. Eduardoo!




Ella corrió asustada por las escaleras y Eduardo tras ella.
-Tatiana! Por favor, escúchame!
-¿Por qué no le hice caso! Ahora voy a llamar a Diana, y terminar la feria! Se ha contratado a un pervertido! Usted descaradamente! Mi hija no te lo mereces!De Lorenzo yo me encargo.
-Podemos explicar! No le digas nada Diana! Juramos ....
-No digas palabrotas! Usted haga sus maletas y salir de la casa inmediatamente.
De repente se oyó un ruido sordo desde arriba!
-Señora, Lorenzo!!
Eduardo ejecuta en el suelo, pero puerta de la habitación de Lorenzo fue cerrada. En el interior, oyó un débil sonido. El hombre rompió la puerta y se quedó inmóvil durante la entrada. Lorenzo estaba en la horca. En unos segundos se tiró de la cuerda alrededor del cuello.




-¿Qué has hecho? Llame a la ambulancia!
A continuación, entra en la casa y Diana. Después de que su madre le dijo unas palabras, corrio a Eduardo.
-Eduardo?
-Mi querida! Permítanme ....




-Murió!?
-No, he salvado justo a tiempo.
-¿Por que Eduardo? Iba a engañarme con mi primo por toda la vida?
-Creo que este hombre tiene que salir de nuestra casa. Ahora! Dijo seriosa Tatiana.
-Eduardo, respóndeme! Iba a mentirme toda la  vida?
-Adiós, querida! Perdoname!




-¡Mama! Lloró sin parar y su madre había tomado en brazos.

avatar
jorgedelavega

Mensajes : 377
Fecha de inscripción : 10/04/2013
Localización : Rumania

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.