FICTION TV
Bienvenido

Conectate para disfrutar mejor de la experiencia en FTV
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 168 el Mar Feb 12, 2013 12:26 pm.
Afiliados

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Los posteadores más activos de la semana


Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Aleja Soto el Vie Nov 22, 2013 10:19 pm


CAPÍTULO 8:
LA NUEVA COMPAÑERA





-¿Qué está pasando aquí Antonio? -Preguntó Natasha quién estaba sumamente ebria, al igual que Marina quién se apoyaba en su hombro.

-Antonio, por favor vámonos -Insistió Lisandro-. No causemos un problema mayor. Yo no soportaría que... algo malo te pasara, bueno con Marina también, pero por eso vámonos. Hazlo por Antique Amor.

-Mejor hazle caso a tu noviecito -Comentó irónicamente el dueño de la discoteca-. Enfrentarte conmigo no es una opción y mejor vete tranquilo. No querrás que las mujeres que tienen de acompañantes se queden aquí.

-¡Eres un desgraciado! -Dijo iracundo Antonio, quién le pegó un puñetazo en el rostro. El dueño del establecimiento le correspondió de la misma manera, solo que esta vez fue él quién golpeó más fuerte a Antonio, tanto que lo tiró al suelo y comenzó a patearlo.

Varios minutos después, en un hospital de la ciudad, Lisandro estaba sentado en la sala de espera. Antonio salió de la habitación. Tenía un ojo morado y tirillas pegadas en pequeñas heridas del rostro.



-¡Antonio! ¿Cómo estás? ¿Qué te dijeron? -Preguntó Lisandro en un tono de preocupación.

-Estoy bien y no me dijeron nada -Respondió Antonio indiferente-. ¿Y como están las chicas?

-Acabé de llamar un taxi y de seguro deben estar dormidas -Respondió Lisandro-. Cambiando de tema, Antonio, yo, te quería pedir disculpas.

-¿Disculpas? -Se extrañó Antonio.

-Si, por lo que acabó de suceder -Dijo Lisandro-. Siento que por mi culpa es que te pasó esto, yo en verdad lo siento muchísimo. Creo que jamás debí haberme bebido ni siquiera una copa.

-Esto no fue culpa de nadie Lisandro -Comentó Antonio-. Aquí quién tiene la culpa de todo lo que pasó es ese desgraciado de la discoteca.

-Si, pero si yo no me hubiera tropezado con él, tú no me habrías tenido que defenderme y jamás te hubieras ganado esa golpiza -Dijo Lisandro.

-Mejor dejemos a un lado el tema y vámonos -Dijo Antonio-. Ya es bastante tarde.

-Sí, tienes razón -Convino Lisandro, sonriéndole a Antonio forzado.

Y los dos se apresuraron a salir del hospital.

Al día siguiente, Marina se despertó sobresaltada en su habitación, pero de repente sintió el gran dolor de cabeza. Luego de salir de la habitación vio a Lisandro en la cocina lavar los platos.



-Por lo visto hoy la retrasada eres tú -Comentó con sarcasmo Lisandro.

-Ahora no estoy para tus regaños Lisandro -Dijo Marina con la mano en la cabeza-. Tengo un dolor de cabeza que me está matando. Creo que hoy no podré ir a trabajar.

-Por suerte, yo ya tenía preparado un caldo de pollo -Dijo Lisandro, al tiempo que llevaba a la mesa un plato con un buen caldo del que salía humo, indicando que aún estaba caliente.

-¡Huele delicioso! -Exclamó Marina- No sabía que cocinabas tan bien ¿Dónde lo aprendiste?

-Mi abuela me lo enseñó cuándo vivía en Nueva York -Respondió Lisandro sonriente-. De hecho me enseñó muchas recetas más que luego te las enseño a ti. Por el momento debo irme a trabajar.

-Lisandro -Le retuvo Marina-. Antes de que te vayas, quería preguntarte algo que en verdad necesito que respondas con toda la sinceridad.

-Adelante Marina -Le respondió Lisandro.

¿Qué dije o hice exactamente anoche? -Preguntó Marina directamente- Por favor, necesito que me respondas la verdad. Ni una sola mentira.

-Pues supongo que recuerdas hasta el momento en que Natasha dio "apertura a la noche de locura" -Respondió Lisandro sin mucha convicción.

-Sí, hasta ahí logro recordar, pero luego siento que mi mente se puso en shock -Comentó Marina-. Ya no recuerdo nada más.

-Pues en ese momento, fue en que tú bebiste de la misma manera en que bebió Natasha -Contó Lisandro-, pero luego, como que tu organismo no soportó semejante manera de consumir licor y fuiste corriendo al baño, obviamente para que lo sabes.

-¡Dios mío! -Se sorprendió Marina- ¡Que vergüenza! En verdad lo lamento mucho Lisandro. Tú más que nadie sabías que mi propósito era solo divertirme un poco, salir de la rutina en la que vivo y lo peor de todo es que tú me lo advertiste y no te hice caso. Mira nada más como terminé.

-No te preocupes -Dijo Lisandro-. Tú no deberías ser quién se avergüence de lo que hizo anoche. La que debe realmente debería avergonzarse es Natasha Méndez, que siendo una mujer tan importante bebió como una total salvaje. ¿Quién lo pensaría? Bueno como te dije ya debo irme a trabajar. Cualquier cosa me llamas al celular. ¿Ok?

-Si, bien -Convino Marina- ¡Que tengas buen día!

Entretanto, Antonio estaba duchándose en el baño de la habitación de Natasha y esta acaba de despertarse, turbada por el ruido de la ducha.



-¿De qué manera bebí anoche? -Se dijo- Ah, pero no tiene importancia. Debo procurar ser simpática para que se fíen que soy una buena muchacha.

Y de repente, Antonio salió del baño semidesnudo y secando su cabello con una toalla  Al ver que Natasha ya se había despertado dijo avergonzado:



-¡Natasha! Yo... siento haber utilizado tu baño… Es que…

-Ah, no te preocupes -Dijo mirándolo de arriba a abajo sensualmente, luego de ver sus pectorales y abdominales-. Yo sé que tienes que ir a abrir Antique Amor, pero se supone que hoy es sábado: día de descanso.

-Si, pero yo tengo la costumbre de abrir mi pastelería todos los días de la semana -Contestó Antonio-. Llueva, truene o relampaguee, sin importar el día que vayas encontrarás Antique Amor abierta con la mejor atención.

-Ok, un día de estos voy a comprobar si lo que me dices es cierto -Dijo Natasha-, pero cambiando de tema ¿sabías que tienes un cuerpo perfecto para ser la portada de una famosa revista? ¿Cuál es tu secreto para mantener esa forma?

-Practicaba ejercicio todos los días cuándo era adolescente -Respondió Antonio, al tiempo que se sentaba en la cama y secaba sus pies-, aunque te confieso que hace mucho que no troto ni una cuadra.

-¿Y también sabías que te ves sumamente deseable acabado de duchar? -Comentó Natasha a la vez que besaba su cuello y acariciaba con sus manos su pecho- ¿Por qué mejor no me besas y te olvidas un momento de Antique Amor?

-Natasha de seguro Valentín y Lisandro ya llegaron. No quiero hacerlos esperar -Dijo Antonio incómodo, sin embargo Natasha finalmente lo besó en los labios y fue así como Antonio le correspondió.

Entretanto, Lisandro había acabado de llegar a Antique Amor y vio a Valentín sentado en una banca al lado del establecimiento.



-¡Valentín! -Se sorprendió- ¿Qué haces aquí afuera?

-Es el señor Antonio -Respondió Valentín-. No ha llegado y la verdad es cosa rara por que él siempre está muy temprano aquí. Se supone que hace dos horas debió haber abierto.

-¡Que extraño! -Exclamó Lisandro- Anoche si estuvimos despiertos hasta tarde, pero el no se bebió ni un solo trago Valentín, ¿será que le pasó algo?

Antonio ya estaba vestido para irse del apartamento de Natasha, y ésta estaba en su cama profundamente dormida. Cuándo iba a irse del cuarto, la miró y se fue, sin embargo Natasha no estaba dormida después de todo.



-¡Idiota! -Exclamó Natasha con una burla irónica, justo cuándo Antonio se fue por completo.

Luego de que Antonio llegó a Antique Amor algo pensativo, vio como Lisandro y Valentín lo esperaban impacientes. Lisandro no se quedó sin reclamarle.



-Llevamos media hora esperándote aquí Antonio -Le reclamó Lisandro.

-Ahora no estoy para tus reclamos Lisandro -Dijo Antonio al tiempo que sacaba las llaves de su bolsillo-. Y además ¿quién te ha dicho que tienes el derecho de reclamarle a tu jefe? Eso déjamelo a mí.

-¡No seas descarado! -Se sorprendió Lisandro- Nos hubieras dicho que abrirías tarde hoy. Llevamos mucho tiempo aquí ¿O no Valentín?

-No es por llevarle la corriente a Lisandro señor, pero él tiene razón -Convino Valentín-. Es mucho tiempo que llevamos esperando.

-Si, de acuerdo -Dijo Antonio abriendo la puerta de la pastelería-. Llegué tarde, los hice esperar, lo siento mucho y estoy muy arrepentido. Ahora que la abrí en vez de ponerse a reclamarme, ocúpense de ir a vestirse con su uniforme y trabajar porque para eso vinieron ¿no? -Y se fue molesto hacia la cocina.

-¡Que molesto! -Comentó Lisandro.

-Más que molesto, vino raro -Agregó Valentín- ¿No lo ha notado? Él siempre viene contento, animado de abrir la pastelería, ambicioso por saber la cantidad de ventas de los pasteles, pero hoy vino todo lo contrario. Parece que algo le hubiera pasado camino aquí.

-Pues ahora que lo dices, convengo contigo -Dijo Lisandro-, pero bueno, ya lo oíste y hay que trabajar.

Más tarde, Natasha estaba frente a Antique Amor, escondida tras un poste de luz y con unos lentes de sol puestos, hablando por celular misteriosamente:



-¿Para qué me está llamando? Me ha repetido mil veces la misma cosa. Yo sé muy bien lo que tengo que hacer -Continuó hablando-. Si... En este momento estoy al frente de la asquerosa pastelería que tiene. Hoy en la mañana cayó dónde queríamos, así que debe estar tomando las cosas entre los dos muy en serio y sería imposible que me niegue el trabajo. Por ese lado no se preocupe. No voy a permitir que Lisandro se acerque a él. Cualquier cosa, la  estaré llamando.

Natasha colgó su celular y cruzó la calle hacia Antique Amor. Allí estaba Lisandro tomando la orden de dos mujeres en una mesa y fue entonces cuando vio a Natasha cruzar la puerta del establecimiento. Extrañado y sorprendido al mismo tiempo fue hacia ella.



-¡Natasha! ¿Qué estás haciendo aquí? -Le preguntó Lisandro.

-¡Qué prevenido Lisandro! -Comentó Natasha- ¿Acaso no puedo venir a ver a mi novio?

-¿Tu... tu novio? -Se sorprendió Lisandro- ¿Antonio y tú son novios?

-¡Claro querido! -Respondió Natasha- Se supone que Antonio y tú son amigos ¿No te contó nada de lo nuestro?

-Para nada -Dijo Lisandro-. Pero eso explica porque llegó tarde hoy y de mal humor con Valentín y conmigo. Y bueno ¿quieres que lo llame por ti?

-Eh, no, preferiría ir yo sola -Dijo Natasha-. Supongo que está en la cocina ocupadísimo ¿Verdad?

-Si, por eso mismo no deberías ir a perturbarle el trabajo -Le dijo Lisandro hipócritamente.

-No es que quiera ser grosera contigo Lisandro -Dijo Natasha quitándose los lentes-, pero honestamente lo que tú digas me importa muy poco. Antonio puede estar ocupado para todo, pero siempre tendrá un espacio para darme el tiempo que me merezco como su novia. Dicho eso, te agradecería de mil amores que me dieras permiso. Tengo que hablar algo muy seriamente con él.

Sin embargo, antes de que Lisandro le cediera el paso a Natasha, Antonio salió de la cocina viéndola inmediatamente, e impresionado por su visita se acercó y le preguntó:



-Natasha ¿Qué haces tú aquí?

-Tengo que hablar algo contigo Antonio y a solas -Contestó Natasha, esto último replicándole a Lisandro.

Momentos después, Antonio y Natasha estaban en la cocina de la pastelería a solas.

-Bien. Aquí podemos hablar con tranquilidad y nadie va a molestarnos -Le dijo Antonio a Natasha - ¡Siéntate!

-Te lo agradezco, pero no es necesario -Dijo Natasha sonriente-. Antonio seré breve y segura en lo que vengo a decirte o más bien a pedirte. Es algo muy difícil para mí, pero en verdad ya no tengo otra opción.

-¿Pedirme? -Se extrañó Antonio- ¿Natasha de qué estás hablando?

-Antonio, a lo que vengo es a pedirte trabajo -Contestó Natasha-. Y si es posible, aquí mismo en tu pastelería.

Afuera de la cocina, cerca de la caja registradora, estaba Valentín, quien al ver la angustia de Lisandro, se acercó a él.

-¿Por qué está tan angustiado Lisandro? -Le preguntó Valentín a Lisandro.

-No soporto que esa mujer esté cerca de Antonio -Contestó Lisandro- ¡Es una hipócrita! Acaba de decirme que le importa muy poco lo que diga. No entiendo cuál es el interés que tiene por Antonio, ella tiene a mil hombres a sus pies y viene a fijarse en el dueño de una pastelería.

-Creo que lo que le está pasando son celos -Comentó Valentín.

-¡Ay por Dios Valentín! -Se sorprendió Lisandro- Lo que tengo es rabia de la estupidez de Antonio y de lo que es capaz de hacer con tal de estar bien con esa mujer. Estuvo con ella casi toda la mañana y por eso llegó tarde hoy, y yo como un... estúpido pensando lo peor de las tragedias. Pero bueno, ese ya no es el punto. Lo que me tiene así es la angustia. Tengo un mal presentimiento por la visita "formal" de Natasha.

-Mejor quédese tranquilo -Dijo Valentín-. Mire como lo está poniendo el enojo: paranoico. Es normal que una muchacha quiera visitar a su novio, además el señor Antonio tiene un gran atractivo. No es nada raro que hasta las mujeres más famosas se fijen en él.

-Muchas gracias por tu ayuda Valentín -Dijo Lisandro indignado-. La próxima vez que necesite un consejo no dudes en decírmelo.

Dentro de la cocina, Antonio se sorprendió al escuchar una revelación de Natasha.

-¿Estás sin un peso? -Se sorprendió Antonio.

-Así es -Confirmó Natasha-. Desgraciadamente mi padre murió hace aproximadamente seis meses. Él era mi único soporte económico porque cada mes, sin falta, él abonaba a mi cuenta bancaria cierta cantidad de dinero. Con eso me alcanzaba para pagar las cuotas del apartamento, el mercado que me duraba para todo el mes, el pago de la sirvienta, para todo me alcanzaba.

-¿Pero no se supone que tu padre era abogado...? -Preguntó Antonio- Y tengo entendido que uno de los más importantes en este país. Debió haberte dejado todo lo que poseía.

-Sí Antonio, pero él le dejó absolutamente toda la herencia y bienes a su última esposa -Contestó Natasha-. En vez de dejarme todo a mí, su hija, prefirió a la mujer esa. He tenido que vender las pocas cosas de valor que me dejó para no dejarme morir de hambre en todo este mes, incluso he tenido que vender las joyas, mis mejores vestidos, mis muebles, todo y el apartamento dónde vivo tengo que entregarlo la semana que viene por las cuotas que no he pagado. Antonio -Dijo acercándosele al tiempo que acariciaba su rostro-, si lo que me dijiste esta mañana cuando estábamos juntos era verdad te ruego que me ayudes. Si me das el trabajo, estarías salvándome de esta situación y también estarías demostrándome que tus palabras bonitas en verdad son serias.

-Pero Natasha, tú eres una modelo muy conocida -Dijo Antonio alejándose de Natasha-. De seguro debe haber muchísimas agencias que se mueren por firmar un contrato de exclusividad contigo.

-Eso no es cierto -Negó Natasha-. ¿Y sabes por qué? A penas mi representante se dio cuenta de la muerte de mi papá intentó aprovecharse de mí. Tuve que hacer hasta lo imposible para quitármelo de encima, pero él no era ningún idiota. Cuándo vio que yo lo estaba rechazando dañó mi reputación por cada una de las agencias de esta ciudad. Y ahora por las mentiras que dijo, todas esas agencias que por años me dieron a conocer en el país me cierran las puertas. Yo ahora más que una conocida modelo, soy una desempleada más. Pero por lo visto estoy perdiendo mi tiempo y tú no vas a darme trabajo, así que es mejor que me vaya.

Y justo cuándo iba a irse de la cocina, Antonio la retuvo del brazo:

-¡Natasha, espera! Está bien... Te doy el trabajo, pero no te aseguro que sea cómodo.

-¿Estás hablando en serio? -Se sorprendió Natasha.

-Si, estoy hablando en serio -Respondió Antonio, y fue como Natasha se abalanzó sobre él para besarlo, pero Antonio la detuvo al tiempo que le decía muy directo:

-Y otra cosa: esta clase de demostraciones es mejor que intentemos evitarlas lo más posible aquí en el trabajo. Y bueno, mejor vamos y te presentas...

Luego de que ambos salieron de la cocina, Antonio se dirigió a Lisandro y Valentín:

-Tengo muy importante que comunicarles a ustedes dos. Como verán, de ahora en adelante Natasha estará haciendo parte de la familia Antique Amor.

-¿Eso qué quiere decir Antonio? -Preguntó Lisandro seriamente y de brazo cruzados.

-Eso quiere decir que de ahora en adelante Natasha será tu nueva compañera de trabajo -Contestó Antonio-. En este momento ella está pasando por una crítica situación económica y necesita más que nunca cualquier trabajo. Sobra decir que esto no puede salir de entre ustedes dos para que no haya escándalos en los medios, y bueno, ya no hay nada más que decir. ¿Cuándo quieres empezar Natasha?

-Si es posible ahora mismo -Respondió Natasha.

-Entonces como ya te dije eres la compañera de trabajo de Lisandro -Explicó Antonio-. Lo que debes hacer es tomar las órdenes de los clientes que lleguen y llevarme a la cocina por escrito lo que pidan y en el menor tiempo posible. ¿Está claro?

-¡Clarísimo! -Exclamó Natasha- ¡Mucho gusto! Me llamo Natasha Méndez -Se presentó Natasha con Valentín, luego de que Antonio se fuera a la cocina.

-Yo me llamo Valentín -Le correspondió Valentín-. Créame que es más placer para mí estar trabajando ahora con una mujer como usted.

-En verdad me halagas diciéndome eso -Dijo Natasha-, pero ahora soy una mujer común y corriente que trabaja como mesera en una pastelería. ¿Y tú por qué estás tan callado Lisandro? ¿No te alegra que ahora trabajemos juntos?

-Solo me alegrará si dejas de incitar a los demás a que se emborrachen contigo -Respondió egocéntricamente Lisandro-. Y con su permiso, tengo que ir a trabajar.

Cuándo Natasha ya estaba vestida como una mesera (diferenciada únicamente con una falda en vez de pantalón), estaba el baño, mirándose al espejo y recogiendo su cabello con dos pinzas y sonriéndose así misma dijo:



-¡Voy a lograr lo que quiero, cueste lo que me cueste!



-¿Qué es lo que en verdad quieres de Antonio, Natasha? -Le preguntó Lisandro al tiempo que entraba al baño y cerraba la puerta a su paso.

-¡Oye! ¿Cómo te atreves a entrar así? -Dijo Natasha indignada- Si no te has dado cuenta estás violando mi intimidad y si lo que quieres es hablar conmigo, tengo tres políticas para ello: primero. Pídeme un reclamo amablemente; segundo: pídemelo con un motivo que te conste y tercero: expón tus razones para tener el derecho de venir a reclamarme si hay algún motivo. Si no cumples con esas políticas, no tienes ningún derecho de entrar al baño de esa manera a quejarte con tus incoherencias.

-Ok, entonces ¿podrías decirme como es que una mujer como tú está trabajando en una pastelería como esta? -Inquirió Lisandro.

-Si no te bastó con lo que Antonio dijo a cerca de mi crítica situación económica no va a bastarte con mis palabras -Dijo Natasha-. Y deja de ser tan prevenido conmigo Lisandro. No muerdo. Antonio es un hombre libre y no necesita que sus amigos decidan por él. Ahora con tu permiso, debo ir a trabajar.

Natasha salió del baño, y Lisandro se quedó allí, no muy convencido de las palabras de Natasha.


Última edición por Aleja Soto el Dom Ene 05, 2014 11:06 pm, editado 2 veces
avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Invitado el Dom Dic 29, 2013 3:32 pm

Al ratico vengo a leer y comentar, ahorita que me toque turno de nuevo en la compu.

Mil gracias Aleja y a los adminstradores de FTV por continuar con esta interesantísima historia    cheers
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Aleja Soto el Dom Dic 29, 2013 7:23 pm

Gracias Gloris. Cuando puedas. Yo también les agradezco a los administradores de FTV por permitirme continuar con Antique Amor, justamente ahora en que se pondrá lo bueno Very Happy.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Invitado el Dom Dic 29, 2013 8:43 pm

Por lo visto Natasha está dispuesta a conquistar a Antonio para algo pero no porque esté enamorada de él, ahora sí que lLisandro va a sufrir más, puies no solo sufrirá el despreció de Antonio sino ahora la angustia de pensar que Natasaha lo  hará sufrir.

Pero ojalá entre Valentín y Lisandro  descubran a Natasha, lo bueno es que se ve que Antonio no se ha enamorado de ella, solo le gusta por tratarse de una mujer guapa pero nada más, quizá en el fondo ya esté sintiendo algo por Lisandro.

En espera del siguiente capítulo
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Aleja Soto el Dom Dic 29, 2013 9:15 pm

Muchas gracias Gloris por pasarte a comentar este capítulo. Pues así es, Natasha ya está demostrando que no es una buena mujer, sino que al contrario está en Antique Amor y quiere conquistar a Antonio por algo y Lisandro se verá afectado por eso, porque Antonio aunque no se ha enamorado de ella, la puede ver como un objeto con el cual pasar el rato.

No me acuerdo si es el próximo capítulo que saldrá el otro personaje antagónico. Ya verás.

Gracias nuevamente y pronto el capítulo 9 Very Happy.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Invitado el Lun Dic 30, 2013 2:08 am

De nada, lo esperamos    Very Happy
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Aleja Soto el Lun Dic 30, 2013 2:46 pm

Daré unos días de espera para ver si algunos compañeros de Portal Glook vienen a leer. Hasta el lunes estaría bien y luego publico el capítulo 9.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Danni el Lun Ene 06, 2014 3:48 pm

affraid. Me da que Natasha es la cómplice Sofía. Qué malas intenciones. Lisandro quiere descubrirla pero no ha podido. Ojalá lo haga pronto para que ella se vaya lo más pronto posible.

Lisandro está muy celoso y más con esta mentira de Natasha diciendo que es la novia de Antonio No ¿Qué pasará ahora?

Muy buen capítulo Aleja. Ya mismo voy al capítulo 9 y al 10 para ponerme a la corriente Very Happy.

Danni

Mensajes : 5133
Fecha de inscripción : 26/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Aleja Soto el Lun Ene 06, 2014 7:42 pm

Muchas gracias Danni. De hecho, en el siguiente capítulo se devela si Natasha es cómplice de alguien o de Sofía, la abuela de Lisandro. Lo cierto es que ya vimos que ella ha entrado a Antique Amor con alguna intención mala en contra de Antonio y del mismo Lisandro, que no le cae para nada bien.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Invitado el Lun Ene 13, 2014 8:24 pm

Natasha es un arpia y Lisandro tiene q estar pilas con ella.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Aleja Soto el Lun Ene 13, 2014 8:27 pm

Así es Andrés. Natasha es mala y está en Antique Amor por un motivo que en el próximo capítulo podrás ver cuál es Surprised. Por eso Lisandro no baja la guardia con ella.

Gracias por comentar.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 8 // La nueva compañera

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.