FICTION TV
Bienvenido

Conectate para disfrutar mejor de la experiencia en FTV
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

telenovelistasiempre

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 168 el Mar Feb 12, 2013 12:26 pm.
Afiliados

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Los posteadores más activos de la semana


Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Aleja Soto el Jue Ene 16, 2014 9:31 pm

CAPÍTULO 12:
FIESTA DE HALLOWEEN


Al día siguiente, Marina estaba desayunando en el comedor una avena y al lado de la taza, tenía su computador portátil encendido.



-¡Pero qué raro! -Exclamó al ver información artística de Natasha en Internet.

-¡Buenos días Marina! -Saludó Lisandro sonriente.

-Buenos días Lisandro -Le correspondió Marina algo distraída en lo que leía- ¿Ya te vas para Antique Amor?

-Sí, ya me voy -Respondió Lisandro-. A parte de la decoración, Antonio también me encargó dejar como una tacita de té la pastelería y me gustaría llegar temprano. Ya sabes como es él.

-Oye Lisandro -Le dijo repentinamente Marina- ¿No se supone que el padre de Natasha había muerto hace seis meses?

-La verdad no lo sé -Respondió Lisandro-. ¿Te lo había dicho a ti?

-Sí, me lo dijo ayer mientras charlábamos en Antique Amor -Dijo Marina-. Y precisamente estaba buscando información sobre ella en internet y me aparece que su padre aún está vivo. No sé que creer.

-¿Sabes algo? -Dijo Lisandro- Desde que esa mujer entró a trabajar a Antique Amor me ha parecido muy sospechosa. Eso de que tiene problemas económicos yo no me lo creo. Algo me dice que ella está trabajando en la pastelería por un objetivo, pero no sé que.

-¡Ay Lisandro! -Exclamó Marina riendo- Te estás haciendo ideas muy locas en la cabeza.

-Te estoy hablando en serio Marina -Dijo Lisandro-. Imagínate que ayer la escuché hablando muy angustiada por celular con otra mujer y ahora que recuerdo bien, le preguntó a esa mujer por su padre, lo que quiere decir que está vivo y no muerto como te dijo.

-¿Entonces Natasha está mintiendo? -Preguntó Marina- Y si es así, ¿por qué lo hace?

-Eso es algo que voy a averiguar -Dijo Lisandro-, pero para eso, necesito que me ayudes. Debes seguir haciéndote la mejor amiga de Natasha y preguntarle sobre ella, su familia, dónde nació, de dónde viene para que luego confirmemos que la información que te da es cierta. En caso de no serlo, ya buscaremos la oportunidad para pedirle una explicación a sus mentiras.

Entretanto, en Antique Amor, Antonio estaba barriendo el establecimiento, mientras Valentín hacía unas cuentas en papel.



-¿Le pasa algo señor? -Se atrevió a preguntarle Valentín a Antonio, al verlo barrer distraído.

-Ah, no a mí nada Valentín, no te preocupes -Respondió Antonio-. Más bien dime cuánto podríamos ganar esta noche con el pastel especial del día de Halloween y las entradas para la fiesta que haremos aquí.

-Pues el total de ganancias que nos dejaría la venta del pastel y las entradas a la fiesta, sería más o menos esto.

Y Antonio se acercó a Valentín para ver la suma de dinero.

-Bueno, no está tan mal -Dijo Antonio-. Con esa plata podríamos hacer unas remodelaciones a Antique Amor.

Por otra parte, en un avión que se dirigía para la ciudad de Bogotá, estaba un joven, navegando por la red en su laptop, más específicamente mirando un directorio de pastelerías que había en la ciudad a la que se dirigía. De repente, se interesó en una pastelería. Era Antique Amor, dio un clic y se amplió en la pantalla una fotografía en la que aparecían Lisandro, Antonio y Valentín.



-Antique Amor -Pronunció el joven.

Llegando a Antique Amor, Lisandro, que venía por la derecha de detuvo al ver a Natasha venir por la izquierda. Ella al verlo, también se detuvo.



-Hola Lisandro -Le saludó con una hipócrita sonrisa Natasha-. Buenos días.

-Buenos días Natasha -Respondió Lisandro-. ¿Cómo te fue en la "cena con tu amiga"? ¿Te dijo de algún empleo?

-Eh… no, desgraciadamente no -Mintió Natasha-. Pero me dio una esperanza. Me dijo que hay una empresa de textiles aquí en la ciudad que anda buscando nueva modelo para exhibir sus marcas, en fin, tú sabes.

-Pues sería bueno que consiguieras ese trabajo -Dijo Lisandro-. Después de todo, el modelaje es lo tuyo. ¿Sabes? Se me acaba de ocurrir algo. ¿Por qué los noticieros de farándula o las revistas de chismes no se han dado cuenta que estás trabajando en una pastelería como mesera? Me extraña con lo chismosos que son los periodistas que se la pasan pendientes de la vida de personas como tú.

-Lo que pasa es que tú no conoces el mundo de la fama Lisandro -Dijo Natasha-. Por lo general, los periodistas crean chismes en torno a las celebridades porque se enteran por terceras personas. En mi caso, los únicos que conocen mi terrible situación económica eres tú, Antonio, Marina y Valentín, nadie más. Los medios se enterarían si fuera por ustedes. ¿Por qué no entramos mejor? Es incómodo hablar aquí afuera.

-Claro -Convino Lisandro.

Los dos pasaron a la pastelería. Minutos después, Antonio estaba en la cocina, sentado, pensando que sabores estaban relacionados con el día de Halloween para el pastel que se vendería esa noche.



-¡Ah, no puedo concentrarme! -Exclamó Antonio en medio de un suspiro-. No puedo dejar de pensar en Lisandro. ¿Ya llegaría? A lo mejor, él con su creatividad puede ayudarme a cocinar este pastel.

En ese momento, Lisandro tocó la puerta de la cocina:

-Antonio, ¿puedo pasar? -Preguntó Lisandro desde afuera.

-¡Es Lisandro! -Se sobresaltó Antonio, al tiempo que se levantaba de la silla-. ¡Sí, Lisandro! ¡Pasa!

-Buenos días -Le saludó Lisandro entrando y tras sí, cerrando la puerta-. Venía para preguntarte si vamos a abrir la pastelería en la tarde o si vamos a mantenerla cerrada hasta esta noche, cuando empiecen a llegar los clientes.

-¡Ah, claro! Pues no es necesario que la abramos -Respondió Antonio-. Es mejor que la dejemos cerrada hasta esta noche como dices. Y si llaman pidiendo pasteles a domicilio, diles que no habrá servicio por hoy.

-Está bien, pero me parece que no tenemos servicio a domicilio -Dijo Lisandro.

-Eh… no, no tenemos. Qué tonto -Dijo Antonio, expresando una forzada sonrisa.

-Bueno, con permiso -Dijo Lisandro y justo cuando se iba a retirar, Antonio le detuvo:

-Espera Lisandro. Yo... quería pedirte ayuda.

-¿Ayuda? -Se sorprendió Lisandro-. ¿Qué clase de ayuda?

-Es que no se me ocurre con qué ingredientes hacer el pastel para esta noche -Respondió Antonio-. Y entonces me pregunté si tú podrías ayudarme con ello. Digo, como siempre has sido tan creativo, como el pastel que hicimos la vez pasada cuando Marina vino a examinar Antique Amor.

-¿Me estás hablando en serio Antonio? -Preguntó Lisandro-. ¿Estás pidiéndome a mí ayuda?

-Sí, no le veo qué tiene de raro -Dijo Antonio.

-No es que le vea algo de raro, simplemente me sorprende -Dijo Lisandro-. Después de todo tú eres el chef y con el pastel de la vez pasada sólo hice el trabajo de averiguar los ingredientes.

-Yo lo sé Lisandro -Dijo Antonio en medio de risa-. A lo que me refiero es que me digas los ingredientes adecuados para hacer un pastel de Halloween, ¿me entiendes? Yo ya me encargaría del resto, de cocinar el pastel. Por favor, ahora no tengo inspiración, ayúdame con eso.

-Está bien, está bien -Cedió Lisandro-. Te voy a ayudar, aunque no crea que me alcance el tiempo para barrer la pastelería. Tú sabes Natasha cómo es, no ha barrido ni un metro y se queja por temor a que se le parta una uña y…

-No te preocupes por eso -Le interrumpió Antonio-. Que Natasha se las arregle sola, ella es capaz, otra cosa es que por sus aires de modelo no quiera hacer nada. Yo luego le cobraré cuentas.

-Bueno, si tú lo dices. ¿Sabes? Ya se me está ocurriendo algo para el dichoso pastel -Dijo Lisandro, sonriendo, con el dedo índice de la mano izquierda levantando, indicando que se le había ocurrido una idea.

Antonio comenzó a preparar el pastel de Halloween, al tiempo que Lisandro le indicaba con qué ingredientes hacerlo y que esencias echarle para el sabor. Había momentos, en los que por jugar, Antonio le untaba a Lisandro un poco de crema en la nariz y viceversa. En eso, la tarde se fue pasando y llegó el atardecer.

-¿Cuántos pasteles se están horneando? -Preguntó Lisandro mientras miraba el horno ansioso.

-Siete, me parece -Respondió Antonio-. Debieron haber quedado deliciosos con la esencia de calabaza.

-Eso espero -Dijo Lisandro-. La verdad no tenía muchos ingredientes en mente. Creo que con esos siete pasteles son suficientes, pero por seguridad te recomiendo que hornees otros cinco, no sé, a lo mejor pueden hacer más pedidos.

-Sí, no te preocupes -Dijo Antonio-. Eso haré.

-¡Vaya! No me había fijado -Dijo Lisandro mirando sorprendido su reloj de muñeca-. Ya son las seis y media. Nos tardamos mucho preparando todo. En quince minutos se debe abrir la pastelería. Iré a ver como va Natasha.

Lisandro salió de la cocina apurado y Antonio con una sonrisa lo vio irse. Antes de que Lisandro abriese la puerta, Natasha con rapidez se quitó, pues hacía rato estaba escuchando.



-¡Lisandro! -Exclamó Natasha al verlo-. Te estaba buscando. Valentín me dijo que habías entrado a la cocina desde hacía horas y no habías salido. Precisamente iba a entrar para preguntarte algo.

-Estaba ayudándole a Antonio con el pastel de Halloween para esta noche -Respondió Lisandro-. Ahora precisamente se están horneando.

-Yo la verdad estoy súper asustada -Confesó Natasha.

-¿Por qué? ¿Qué sucede? -Preguntó Lisandro extrañado.

-Es que cuando empiecen a llegar los clientes, temo que me reconozcan -Respondió Natasha-. Tú sabes que soy una figura pública, me lograrán ver de inmediato y después vendrán los paparazis, justo lo que me decías esta mañana. ¿Qué hago Lisandro? Eso era lo que quería preguntarte.

-Bueno, pues lo único que se me ocurre es que te disfraces de algo aprovechando que justo es el día de Halloween -Respondió Lisandro.

Lisandro empezó a pensar. De repente, varios minutos después, luego de que la noche llegara, Antique Amor estaba llena de clientes bailando al ritmo de música electrónica. Todas las personas llevaban disfraces y la pastelería estaba oscura, únicamente iluminada por luces de color neón. Lisandro por otra parte, estaba disfrazado de mago y tomaba la orden de unas clientas disfrazadas de brujas.



-Tres cocteles de piña por favor -Pidió una de las chicas.

-Ok, ya se los traigo -Dijo Lisandro sonriente y luego se dirigió a la cocina para hablar con Antonio.

Natasha por otra parte, estaba en el baño de mujeres, hablando por celular con Sofía. Ella estaba disfrazada de diabla.



-¿Entendiste lo que tienes que hacer? -Preguntó Sofía a través del celular.

-Sí doña Sofía, lo he comprendido todo perfectamente -Respondió Natasha-. Pero si le soy sincera, no creo que es ayude mucho.

-Me importa muy poco tu opinión -Dijo Sofía con severidad-. Yo más que nadie sé que no ayudará, pero sí será un avance para alejar a Lisandro de ese repostero que tiene de amigo. Mientras tú emborrachas al Antonio y ves la manera de relacionarte con él, también…

-Ya lo sé -Le interrumpió Natasha-. También emborracharé a su nieto y obligaré al otro empleado que se llama Valentín a que haga cargo de él. Todo lo tengo memorizado doña Sofía, saldrá bien, no se preocupe.

-Eso espero -Dijo Sofía-. Espero que el dinero que te di por adelantado para que pagaras los medicamentos de tu padre no sea en vano.

-Por cierto... ¿para qué me pidió el número de teléfono del apartamento en el que vive Lisandro? -Preguntó Natasha intrigada-. Y también, ¿para qué me pidió que le hablara tanto de la mujer con la que él vive?

-No te incumbe -Le respondió Sofía nuevamente con dureza-. Hablamos luego.

Sofía colgó y Natasha salió del baño. En la cocina, Lisandro ponía los tres cócteles en una bandeja de plata. Antonio, que por cierto no estaba disfrazado, miraba a Lisandro sonriente.



-¿Y cómo van Natasha y Valentín con lo que les encargué? -Le preguntó Antonio, rompiendo el silencio.

-Pues Valentín se está encargando de la caja registradora y está siendo bastante ágil -Contó Lisandro-. Y en cuanto a Natasha, no tengo la menor idea de dónde está. La última vez que la vi se estaba coqueteando con un cliente.

-¿Qué? -Se sorprendió Antonio- ¿Cómo puede hacer eso? Esto no es un motel o algo por el estilo. Ella tendría que estar aquí lavando los platos como le dije.

-Antonio -Se dirigió Lisandro seriamente a él-. Si quieres un consejo, Natasha no debería seguir trabajando aquí. Ella… ella no está siendo sincera con nosotros, aún no sé en qué sentido, pero es cierto, ¿me entiendes? Está bien que quieras ayudarla por su "situación económica", pero sería bueno que en lo más pronto posible, saliera de Antique Amor.

-Pero me comprometí a ayudarla. ¿Cómo puedo despedirla? -Dijo Antonio.

-Puedes ayudarla consiguiéndole otro empleo en otra parte, por ejemplo -Propuso Lisandro-. En fin, lo dejo a tu criterio. Voy a servir esto.

En ese momento entró Natasha y les dijo:



-Hola chicos, disculpen la demora, es que estaba hablando por celular con una amiga en el baño.

-Ahora no es momento de que hables con tus amigas Natasha -Le regañó Antonio-. Recuerda que tu obligación es estar aquí lavando los platos sucios.

-¡Ay Antonio! -Exclamó Natasha- La fiesta está súper divertidísima, ¿por qué he de aburrirme aquí metida en la cocina lavando platos? ¿Y mis uñas? ¿Acaso no piensas en mis uñas? ¡Se van a arruinar! ¿Por qué mejor no sales de aquí, te pones el disfraz que Lisandro te preparó y disfrutamos de la fiesta?

-Mmm -Dijo Antonio examinando la propuesta de Natasha pensativo.

Lisandro se retiró de la cocina sin decir nada. Antonio al verlo irse, le respondió a Natasha:

-Me parece buena idea. Después de todo, merecemos divertirnos con tanto trabajo que hemos hecho.

-¡Así se habla! -Convino Natasha-. Ponte tu disfraz y salgamos a bailar.

-Es solo que ¿quién atenderá a los clientes? -Se preguntó Antonio-. Lisandro no puede solo, va a necesitar de tu ayuda que también eres mesera y sería injusto que solamente él trabajara.

-Es verdad -Dijo Natasha-. Pero... no debemos complicarnos por esas cosas. Es decir, no creo que los clientes necesiten atención. Si empiezan por alguna razón a protestar, pues inmediatamente volveremos a nuestros trabajos, ¿te parece?

Afuera, Lisandro seguía atendiendo los clientes. Se acercaba a algunas mesas y preguntaba si deseaban algo, pero las personas le respondían que no. La mayoría de clientes estaban bailando. En vista de eso, decidió tomar un pequeño descanso y fue a la caja registradora, donde se encontraba Valentín.



-¿Y cómo va todo Valentín? -Le preguntó Lisandro.

-Mejor de lo que nos esperábamos -Respondió emocionado Valentín-. Nos estamos ganando el doble de lo que había pensando. El señor Antonio va a ponerse muy contento.

-No va a ser el único -Dijo Lisandro-. A mí también me alegra que nos esté yendo tan bien esta noche. Definitivamente fue una perfecta idea de Antonio hacer la fiesta del instituto aquí en Antique Amor.

-Lástima que no podamos ser nosotros los que la disfrutemos -Dijo Valentín.

-Tienes razón, pero trabajo es trabajo, así que continúa -Le dijo Lisandro con una sonrisa.

-¡Claro que no Lisandro! -Exclamó de repente Natasha, saliendo de la cocina y enganchada de brazo con Antonio-. Tanto Valentín, como tú, como yo y como Antonio vamos a disfrutar de la fiesta.

-¿Cómo? ¿Es eso cierto Antonio? -Preguntó Lisandro sorprendido.

-Así es -Respondió Antonio-. Y antes de que me digas sobre la atención al cliente, ya tengo todo bajo control.

-¿Así? ¿Y quién va a atender todas estas personas? -Nuevamente preguntó Lisandro-. ¿Acaso se atenderán ellas mismas? Por favor, sé un poco responsable. No podemos dejar el trabajo botado.

-¡No seas aguafiestas! -Intervino Natasha- Si Antonio dice que ya tiene todo bajo control, es porque lo tiene todo bajo control, no te mortifiques y disfruta. Valentín, tú también, vamos a bailar. Estés muy pendiente por si alguien viene a pagar la cuenta.

-En ese caso, yo no tengo ningún problema -Dijo Valentín, quién salió de la caja registradora, dejando ver su disfraz de zombie. Antonio estaba disfrazado de drácula.

Los tres se unieron a los demás a bailar. Natasha comenzó a bailar con Valentín y por otra parte, Antonio bailaba con dos chicas disfrazadas de policía. Lisandro sumamente celoso, sólo lo miró con recelo y tomó una mesa desocupada en la que había una botella de licor.

-¡Antonio no cambia! -Concluyó Lisandro y acto seguido tomó de la botella-. Y luego quiere manipularme diciéndome que siente algo por mí, pero más tonto soy yo que me perturbo por eso. Debería llamar a Marina para que venga.

Entretanto, Marina estaba en su apartamento, con su pijama, escribiendo en su laptop rápidamente sentada en el sofá. En un momento dado, se detuvo a pensar.



-Por lo visto en Antique Amor están celebrando una fiesta de Halloween -Dedujo Marina-. Y por tanto Lisandro va a llegar tarde. Ah… ¿Cuándo seré capaz de decirle que me gusta?

En ese momento, el teléfono de la casa sonó. Marina se levantó a contestar:

-¿Aló? ¿Quién habla? -Preguntó.



-Buenas noches -Saludó la voz de una anciana, quien no era más que Sofía Villegas-. ¿Es ese el apartamento de Marina Díaz?

-Sí, este es, de hecho soy yo -Respondió Marina-. ¿A qué se debe su llamada señora? ¿Qué necesita?

-Mi nombre es ahora lo de menos -Dijo Sofía-. Más bien, lo importante es lo que voy a decirle acerca de Lisandro.

-¿Lisandro? -Se sorprendió Marina y se quedó atenta para escuchar lo que Sofía iba a decirle.

En Antique Amor, luego de que Natasha y Valentín se cansaron de bailar, fueron a sentarse en la mesa que ocupaba Lisandro.



-¡Que divertido! No sabía que eras tan buen bailarín Valentín -Confesó Natasha, hablando con una agitada voz.

-Digo lo mismo sobre usted señorita Natasha -Convino Valentín, que también estaba agitado.

-¿Y tú Lisandro? ¿No piensas aprovechar? -Le preguntó Natasha.

-¡No me importa! -Exclamó Lisandro y luego bebió más licor de la botella-. Ahora no es momento de divertirse, por lo menos no para mí.

-¡Ay Lisandro, qué aburrido eres! Deberías... salir al escenario -Dijo Natasha esto último con malicia-. ¡Digo! Para distraerte un poco, no puede quedarte bebiendo alcohol.

-Natasha, a ti no tiene por qué importarte lo que haga o deje de hacer -Dijo Lisandro con severidad-. Es mi problema si me quedo bebiendo alcohol la noche entera. ¡Mi problema!

-Creo que ya está un poco ebrio -Le susurró Valentín al oído a Natasha.

-Aunque pensándolo bien en parte tienes razón Natasha -Continuó Lisandro-. Si Antonio se divierte, ¿por qué no he de divertirme yo? ¿Sabes? Debería darle una sorpresa a todos los clientes, a ti, a Valentín y a Antonio. Ya verás cuál.

Lisandro se levantó de la silla, dejó la botella sobre la mesa y se dirigió hasta donde estaba el D.J.

-Me pregunto qué irá a hacer -Fingió Natasha estar intrigada-. Valentín, aunque Lisandro no quiera, ¿podrías... hacerme un favor?

-Dígame -Dijo Valentín.

-¿Por qué no llevas a Lisandro hasta su apartamento? -Le preguntó Natasha- Es que puede que se ponga más ebrio y me preocupa que le suceda algo si sale de aquí muy tarde.

-Ah, bueno, lo haría con mucho gusto, pero no sé donde vive Lisandro -Respondió Valentín.

-¡Eso no es problema! -Dijo Natasha- Entonces déjalo en algún hotel o llévalo hasta tu apartamento. Lo haría yo, pero como verás… quiero pasar la noche con Antonio. Después de que cierre la pastelería, quiero ir con él a una discoteca para seguir con la diversión nocturna. ¿Me entiendes?

-Pierda cuidado, me encargaré de él como pueda -Dijo finalmente Valentín.

-¡Ay que bueno! -Exclamó Natasha sonriendo alegre- ¡Eres un amor!

Justo en ese momento, empezó a sonar una canción titulada "Mitsuyubi". Todas las miradas, absolutamente la de todos los presentes de Antique Amor se posaron en el escenario. Allí se encontraba Lisandro, quien comenzó a cantar.



Antonio abrió los ojos de sorpresa. Mientras Lisandro cantaba, miraba con seriedad a Antonio. Él por su parte hacía lo mismo y no dejaba de sorprenderse, pues la letra de la canción le resultaba obscena viniendo de Lisandro.

Cuando Lisandro finalizó la canción, recibió una fuerte ovación por parte de todos y salió del escenario. La canción Peligro de Reik empezó a sonar por los equipos de sonido. Antonio, completamente consternado fue tras Lisandro, sin embargo éste último se escabullía entre las personas.



-¡Lisandro! ¡Lisandro! -Le gritaba Antonio, sin embargo por el ruido el chico no escuchaba y cada vez se hacía más difícil de ver entre la gente.

Lisandro logró salir de la pastelería a la calle que se encontraba desolada, con pocas personas disfrazadas alrededor. Antonio repentinamente salió corriendo y tomó con brusquedad a Lisandro del brazo.

-¡Oye! ¿Qué te pasa? ¡Suéltame ahora mismo! -Le exigió Lisandro ofendido.

-¿Qué fue lo que hiciste? ¿Por qué saliste a cantar? ¿Qué pretendías? -Le invadió de preguntas Antonio.

-¡Yo no pretendía nada! ¡Y suéltame! Me haces daño -Se quejó Lisandro.

-¿Estás borracho? -Preguntó Antonio.

-Un poquito, nada más -Respondió Lisandro-. Parece que fueras sordo. ¡Te exijo que me sueltes! ¡Vas a dejarme marcado!

Antonio cedió a soltarlo, mirándolo pensativo.

-Dime una cosa Lisandro, ¿aún… te gusto? -Le preguntó atrevidamente Antonio.

-¿Por qué no dejas de hacerme la misma estúpida pregunta todos los días? -Respondió Lisandro con otra pregunta- ¡Ya me tienes harto que me manipules y me mientas! Nada más ahora te vi bailando con dos guarras. ¡Ya déjame en paz Antonio! Por lo menos no dañes esta amistad, si es que a "esto" se le puede llamar así. Me pregunto, ¿qué clase de relación tenemos tú y yo? ¿Podrías tú responderme esa pregunta?

-Por lo visto estás muy enojado conmigo -Dijo Antonio.

-¡Sí! ¡Estoy muy enojado! ¡Enojadísimo contigo! -Respondió Lisandro- Tú siempre lo dañas todo Antonio. Primero dañaste la amistad que teníamos de hace años y ahora… pretendes endulzarme el oído diciéndome que "sientes algo por mí", como si yo fuera tu juguete o tu títere. ¡Ya basta! Yo quería, desde que nos reencontramos, por lo menos llevar una amistad no que correspondieras mis sentimientos porque no lo esperaba, pero nuevamente lo estás dañando.

-Así que ¿no esperabas que te correspondiera? -Dijo Antonio con una sonrisa incrédula- ¿Y entonces por qué el día en que apareciste en esta pastelería dijiste algo como "que bueno que nos hemos encontrados de nuevo Antonio, para que nuestro amor se concilie"?

-Fue porque me dejé cegar de la emoción de volver a verte luego de tantos años -Respondió con decisión Lisandro-. O fue porque a lo mejor guardaba aún una pequeña esperanza en mí, que ya murió.

-¡Pues haz que viva de nuevo! -Exclamó Antonio- Ahora sí puedes guardar una esperanza.

-Ya no me interesa -Dijo Lisandro con frialdad-. Mejor… no cambies, quédate tal y como estás, siempre tan seductor con las chicas y tan simpático. Mejor... dejemos así.

Lisandro entró de nuevo a Antique Amor, dejando a Antonio con una enorme decepción. Aunque Lisandro lo aparentaba, en su mirada podía reflejarse que él también estaba triste.

CONTINUARÁ...


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Danni el Vie Ene 17, 2014 2:01 pm

En cuanto pueda me leo éste y el anterior Smile. Veo que hay nuevo personaje Surprised.

Danni

Mensajes : 5133
Fecha de inscripción : 26/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Aleja Soto el Vie Ene 17, 2014 3:07 pm

Cuando puedas Danni! Very Happy


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Gloria el Dom Ene 19, 2014 6:47 pm

Ay no Lisandro está celoso por ver a Antonio bailando con las chicas y ahora menos le corresponderá pero lo peor no es las diferencias que hay ahora entre los dos, sino lo que está planeando Sofía, esa llamada que le hizo a Marina y luego que Natasha le dijo al ingenuo Valentín que se lo lleve a su departamento, no me gusta para nada, ya veremos en el próximo capítulo si sucede lo que me estoy imaginando ...


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Aleja Soto el Dom Ene 19, 2014 7:25 pm

Muchas gracias por comentar Gloria!

Sí, Lisandro cada vez ve más cosas negativas en Antonio, lo cuál a él no le favorece para dejar en Lisandro buena impresión. Ya verás que pasa entre ellos dos y cómo se irá desarrollando su relación.

Me gustaría saber qué estás pensando sobre lo que sucederá con lo que Natasha le dijo a Valentín y con llamada de Sofía a Marina Very Happy.

Pronto el capítulo 13! Smile



NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Aleja Soto el Lun Ene 20, 2014 7:31 pm

Esta semana capítulo 13. ¿Qué sucederá con el plan tan misterio que han armado Sofía y Natasha?


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Gloria el Lun Ene 20, 2014 7:40 pm

Pues me imagino que lo que doña Sofía pretende es que Antonio crea que Lisandro pasó la noche con Valentín y también por otro lado quiere que Marina trate de seducir a Lisandro, no se por ahí va la cosa jajaj, mejor me espero a ver el siguiente capitulo


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Aleja Soto el Lun Ene 20, 2014 7:44 pm

Surprised No me imaginé que pensaras eso Laughing. Bueno, ya lo averiguarás en el próximo capítulo Smile.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Danni el Mar Feb 18, 2014 5:40 pm

Qué buen capítulo Surprised Very Happy, me gustó bastante. Wow, pero qué desgraciada y fría es doña Sofía, seguro le contará todo a Marina para que se decepcione, y como ella está enamorada de Lisandro Exclamation Rolling Eyes.

Pobre Lisandro siempre sintiendo celos de Antonio, y claro, él no cambia. Luego lo persigue volviéndole a decir y preguntar la misma cosa. Pero qué bien que Lisandro no es tan ingenuo y no accede fácilmente a él, aunque sufre y se ilusiona Mad.

Qué irá a pasar ahora con el plan que doña Sofía le dijo a Natasha? Question. Y qué irá a pasar con Marcus, que se interesó por la pastelería? Mañana me paso a leer más capítulos que hoy, la historia cada vez se pone más interesante Very Happy.

Danni

Mensajes : 5133
Fecha de inscripción : 26/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Aleja Soto el Mar Feb 18, 2014 7:33 pm

Muchas gracias Danni por comentar. No hay prisas Very Happy

Parece ser como viste que doña Sofía llamó a Marina para contarle de las verdaderas inclinaciones de Lisandro para que él tenga problemas con ella. Tienes razón, Lisandro no cede fácil a las insistencias de Antonio, por miedo a corresponderle, pues Antonio está confundido con sus sentimientos.

El plan lo sabrás en los próximos capítulos, así como el qué pasará con la llegada de Marcus.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 12 // Fiesta de Halloween

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.