FICTION TV
Bienvenido

Conectate para disfrutar mejor de la experiencia en FTV
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 168 el Mar Feb 12, 2013 12:26 pm.
Afiliados

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Los posteadores más activos de la semana


Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Mar Mar 04, 2014 9:39 pm

CAPÍTULO 21:
EL ANIVERSARIO DE ANTIQUE AMOR



Al día siguiente, en el apartamento de Natasha, Lisandro ya estaba listo para irse a Antique Amor. Justo cuando abrió la puerta, Natasha salió corriendo de un corredor para detenerlo, también lista y peinada, con el bolso colgado del brazo.



-¡Lisandro espera! –Le gritó Natasha-. ¿Te piensas ir a Antique Amor sin mí?

-Eh… sí, es que debía pasar a hacer primero unas diligencias en la notaría –Mintió Lisandro, ya que en realidad, quería evitar a Natasha.

-¿Es eso un pretexto? –Preguntó Natasha-. Por favor Lisandro, no soy tonta. Sé que quieres evadirme por lo que viste anoche y te comprendo perfectamente.

-Es mejor no tocar el tema Natasha, es demasiado… incómodo –Dijo Lisandro.

-Podrá ser incómodo, pero es necesario que lo toque –Dijo Natasha-. Lisandro, te aseguro que estoy muy avergonzada. Nunca en mi vida me habían encontrado en una situación así. De verdad recuerdo todo, como nos encontraste a Antonio y a mí en semejante situación, y me siento morir de la vergüenza contigo.

-No te preocupes Natasha –Dijo Lisandro-. Solo le dieron rienda suelta a sus pasiones y yo llegué en un mal momento. No es por ser convencido, pero si vas a pedirme disculpas, no lo hagas porque este apartamento es tuyo y por tanto, haces lo que quieras. Yo sólo estoy de inquilino.

-De todos modos, debí haber pensado en ti, en que ya no vivo sola y comparto el apartamento con alguien –Continuó Natasha-. Pero bueno, ya pasó lo que pasó. Antonio no me dijo qué hablaron. Lo único que me dijo fue que a ti no te parece correcta el tipo de relación que tenemos y…

-Natasha –Le interrumpió Lisandro-. Tú haz con tu vida lo que mejor te parezca. Yo solo opiné. Si a ti te gusta llevar con Antonio una relación que solo se basa en la intimidad, pues no me voy a meter en eso, porque son tus gustos y es tu vida.

-Pero Lisandro, aún no me has captado lo que quiero decirte –Dijo Natasha-. Créeme que Antonio está también muy avergonzado, y quiero que sepas que él reflexionó sobre las cosas que le dijiste. Pensó mucho, hasta habló conmigo. Él quiere, y está dispuesto a cambiar. Quiere ser otro hombre.

-¿De verdad? –Preguntó Lisandro, al tiempo que le invadía una pequeña emoción dentro de sí mismo.

-Sí, de verdad. Está tan dispuesto a cambiar que me propuso que sólo fuéramos amigos –Dijo Natasha-. Tú sabes que él no es un hombre que le gustan los compromisos serios, quiere seguir estando libre por ahora, pero dejará de llevar su soltería de manera inmoral por la manera correcta.

-¿Y tú por qué me dices todo esto Natasha? ¿Antonio no te dijo que hablaras conmigo? –Preguntó Lisandro.

-No, él no me dijo nada. Esto te lo digo por mi propia cuenta, porque le tengo mucho cariño a Antonio y sé que es una buena persona, con defectos como cualquier otra, pero es una buena persona –Respondió Natasha-. Te lo digo porque no quiero que pienses mal de él, no lo merece. Te aseguro que hará lo posible por corregirse.

Entretanto en Antique Amor, estaba Antonio con Valentín. La pastelería aún no estaba abierta. Valentín sacudía las mesas, mientras que Antonio estaba en la caja registradora haciendo unas cuentas en papel.



-Por cierto señor Antonio, no le había contado que el médico me dijo que mi pie está perfecto –Decía Valentín-. Yo ya lo sentía, pero fui porque la señorita Marina me insistió.

-¡Ya sé qué hacer con la plata que ganamos con la fiesta de Halloween! –Exclamó Antonio- Ya hice bien las cuentas y sé cuanto le corresponde a Antique Amor y al Instituto Femenino del Norte. Valentín, necesito que esta misma tarde hagas una diligencia.

-¿Qué diligencia? No más dígame –Expresó Valentín.

-Te voy a encargar que lleves el dinero que le corresponde al Instituto por la fiesta que hicimos y por la venta del pastel –Respondió Antonio-. De milagro la rectora no me he llamado para reclamar ese dinero. Se lo entregas en efectivo a ella directamente, no a nadie más. ¿Entiendes?

-Claro, entendido –Dijo Valentín-. Esta misma tarde iré a ese instituto. ¿Y qué piensa hacer con nuestra parte, la que le corresponde a Antique Amor?

-Estamos en noviembre, en menos de lo que pensamos, se llega el siete de diciembre –Dijo Antonio-. ¿Sabes la importancia de esa fecha para Antique Amor?

-Es el tercer aniversario, el tercer año que Antique Amor lleva abierta –Dijo Valentín.

-¡Exactamente! –Dijo Antonio sonriendo emocionado-. Como la suma de dinero no está tan mal, quiero que celebremos este aniversario por lo alto. De hecho, nunca hemos celebrado ningún aniversario, pero para todo hay una primera vez.

-Lo veo muy emocionado con eso, pero apenas estamos en la primera semana de noviembre –Dijo Valentín-. Aún tenemos mucho tiempo para preparar todo.

-Por eso Valentín; como no va a ser una celebración cualquiera, hay que preparar todo muy bien desde ahora, así el mes apenas comience –Dijo Antonio-. Sé que a Lisandro y Natasha les agradará mucho la idea.

En ese momento, alguien tocó la puerta de la pastelería. Valentín y Antonio se miraron extrañados. Lograron ver la silueta de una mujer.

-¿Quién podrá ser? –Se preguntó Antonio-. Yo abro, tú sigue sacudiendo las mesas Valentín.

Y así como lo dijo, Antonio fue a abrir la puerta. Al ver quien era, la expresión feliz de su rostro cambió por una de desagrado. Era Sofía:



-Buenos días –Saludó Sofía con una enorme hipocresía y acto seguido, pasó a la pastelería sin pedir ningún permiso. Aunque Valentín ya había hablado con ella anteriormente, no la conocía en persona y por eso, miró a la anciana con desconocimiento.

-¿Qué hace usted aquí doña Sofía? –Preguntó Antonio-. Sepa que no es bienvenida aquí.

-Eres muy franco Antonio –Dijo Sofía-. Pero así no sea bienvenida, vine dispuesta a hablar con mi nieto sea como sea. Y no te atrevas a sacarme como lo hiciste antes, no te es conveniente.

-¿Pasa algo señor Antonio? –Preguntó Valentín.

-No Valentín, no te preocupes –Le respondió Antonio-. Y usted doña Sofía, ¿por qué no entiende que Lisandro no quiere hablar con usted, que no desea verla? ¿Por qué insiste? ¿No ve el daño que le hace?

-Eso a ti no te incumbe. Los asuntos que yo tenga que hablar con Lisandro son entre él y yo –Dijo Sofía-. Dime dónde está.

-Él no ha llegado porque como podrá ver, aún Antique Amor no está abierta –Dijo Antonio-. Si lo desea, siéntese y espérelo, pero como le digo: dudo que quiera hablar con usted.

-Ya lo veremos –Dijo Sofía como último y fue a ocupar una mesa cerca a la entrada de la pastelería.

Antonio se retiró mortificado por la presencia de Sofía y fue a la cocina. Valentín no entendía qué pasaba.

Una hora después, Lisandro y Natasha ya iban llegando a Antique Amor. Caminaban por la acera lentamente y hablaban:



-¿Llegaste a la una de la madrugada? –Se sorprendió Natasha- La verdad no te sentí llegar.

-Sí, es que aún no me sentía en condiciones de tratar conmigo por lo que pasó, me sentía incómodo –Dijo Lisandro-. Quise esperar a que se hiciera tarde para evitarte, no lo tomes a mal.

-Claro Lisandro, no te preocupes –Dijo Natasha-. Como te lo dije en el apartamento, te entiendo muy bien. Después de ver semejante escena, es normal que te sintieras incómodo. Aún me siento tan avergonzada. ¿Y dónde estuviste todo ese tiempo?

-Salí a caminar y llamé a Marcus. Él insistió en acompañarme –Respondió Lisandro-. Se quedó conmigo, hablamos y en eso, matamos el tiempo.

-Por lo visto ese hombre está… muy interesado en ti –Dijo Natasha, sonriéndole pícara a Lisandro. Él se incomodó por el comentario.

-Es amable conmigo, nada más. Tenemos mucho en común –Dijo Lisandro-. Natasha, sería bueno que habláramos pronto.

-¿Sobre qué? –Preguntó Natasha.

-Yo ya te estoy considerando como una buena amiga, te has portado muy linda conmigo –Expresó Lisandro-. Por eso, no quiero que me vaya a pasar lo mismo que me pasó con Marina, que por no ser claro con ella desde el principio, tuvimos unos problemas que deterioran nuestra amistad.

-¿Y por eso es necesario que hablemos? –Formuló Natasha una nueva pregunta.

-Exacto –Respondió Lisandro-. Si es preciso, podemos hablar esta misma noche, si puedes.

-Sí, claro que puedo –Dijo Natasha.

Ambos dejaron de hablar justo en el momento en que al fin llegaron a Antique Amor. Entraron y lo primero que Lisandro vio fue a su abuela, sentada cruzando las piernas. El joven se sintió tan desagradado que la miró con un enorme recelo. Minutos después, él decidió sentarse con su Sofía a hablar. Ya tenía puesto el uniforme de mesero:



-Solo accedí a hablar contigo porque ya no quiero que sigas apareciendo en mi vida –Dijo Lisandro-. Así que empieza a contarme qué es eso que con tanta urgencia debes decirme porque si te soy sincero, no soporto verte.

-Veo que has cambiado un poco y ya no eres tan reprimido como antes –Comentó Sofía-, pero yo también seré sincera y no hipócrita contigo. Tampoco soporto verte. No me agradas en lo más mínimo, me das asco de solo pensar que tengo por nieto a un degenerado.

-¡Por favor abuela! No seas necia, tus insultos no me ofenden ni un poco –Dijo Lisandro-. En algo tienes razón, he cambiado desde que llegué a este país. Las circunstancias me han cambiado. Antes temía lo que pensaran los demás sobre mí, me importaba lo que pudieran decir para intimidarme, pero aprendí que no debemos dejarnos influenciar de palabras como las que me dices, porque entonces sería yo un completo estúpido. No tengo por qué afectarme, ni ofenderme, ni echarme a llorar. Simplemente es cuestión de ignorar. Al final, lo que vale es la opinión que yo mismo pueda tener de mí, ¿no crees?

-Eres muy perspicaz en tus argumentos, pero no dejas de ser un chiquillo terco que aún no sabe diferenciar entre lo que le conviene y lo que no –Dijo Sofía-. Mira Lisandro, iré directo al grano. El parentesco que nos une solo me importa por lo que pueda traerme como beneficio, no por nada más. Dicho eso, te platicaré sobre la situación.

-Te escucho –Dijo Lisandro retando a su abuela con la mirada, pues no iba a permitir que ella lo siguiera intimidando.

-La microempresa de productos de belleza que manejo, está a un paso de quedar en quiebra –Contó Sofía-. Como tú sabes, esa es mi única entrada de dinero. Pasó de ser una microempresa próspera a un fiasco. Los ahorros que tengo, tarde que temprano se me tendrán que agotar y necesito un fuerte capital para sacarla a flote de nuevo.

-¿Y porqué recurres a mí? –Preguntó Lisandro- Tú sabes que yo apenas puedo vivir con un salario que ni siquiera es mínimo. ¿Piensas que tengo ese capital? ¿Por qué no le pides dinero al abuelo? Él debe tener muchos ahorros en el banco.

-Tu abuelo me abandonó. Tú sabes que él es socio mayoritario de un club en Miami y decidió pasar unas vacaciones allá para olvidarse de la clase de nieto que tiene –Dijo Sofía con ironía-. Me dejó sola con la angustia de pasar necesidades, de que en cualquier momento deba clausurar mi microempresa, pero recurro a ti porque eres el medio más fácil de conseguir ese capital que tanto necesito.

Lisandro se quedó muy extrañado. Por otra parte, una mujer pagaba en la caja registradora un pastel. Valentín le dio el cambio y el comprobante de venta.



-Tenga buen día señora –Le dijo Valentín. La mujer le sonrió y se fue.

En ese momento, Natasha se acercó exhausta.

-¡Ay! Me están matando los pies –Comentó Natasha-. Atender tantos clientes, ir a la cocina, devolverme para traer la orden no es algo fácil y más si lo hago yo sola.

-Lisandro hace rato está hablando con esa señora –Dijo Valentín-. Por lo visto no se llevan muy bien, porque se miran muy serios los dos.

-Es su abuela, la que vino el otro día cuando Lisandro sufrió el desmayo –Respondió Natasha-. Te hablé de ella, ¿recuerdas?

Pero Valentín no respondió. Se quedó muy impresionado al saber que esa anciana era la misma Sofía que días antes lo había contactado.

-No puede ser, esa mujer –Dijo Valentín-. Ella no es una buena abuela con Lisandro, al contrario, lo único que quiere es perjudicarlo, humillarlo.

-¿Y tú por qué dices esas cosas Valentín? –Le preguntó Natasha- Hablas con tanta seguridad que cualquiera diría que conoces a esa anciana.

-¿Yo conocerla? –Se sorprendió Valentín muy nervioso- Lo digo por lo que Lisandro me contó sobre ella. Por eso yo he sacado a conclusión que es maldadosa. ¿De dónde podría conocerla?

-No lo sé, pero siempre te pones igual de nervioso cuando hablamos de ella –Especuló Natasha-. Valentín, dime la verdad. ¿Conoces a Sofía Villegas de alguna parte? ¿Has tratado con ella?

-¡Ya le dije que no! –Mintió Valentín- Nunca en mi vida he visto o tratado con esa señora. Lo único que conozco de ella es lo que me han contado. Cambiando de tema, va a tener que hacerse cargo de la caja registradora hoy. Yo no puedo porque debo hacer una diligencia que me encomendó el señor Antonio.

-¿Y a qué horas debes hacer esa diligencia? –Preguntó Natasha.

-Iré después del medio día –Respondió Valentín.

Lisandro seguía hablando con Sofía. El primero estaba sumamente molesto e indignado por la propuesta que le hizo su abuela.



-Debes estar loca para proponerme semejante cosa –Dijo Lisandro muy indignado-. ¿Quieres que regrese a Nueva York para que me case con una muchacha millonaria y no te quedes en la bancarrota? ¿Cómo puedes maquinar en tu mente algo así para tus propios intereses?

-No solo estoy pensando en mí, también pienso en tu futuro –Dijo Sofía-. Tú ya eres mayor de edad, no puedes vivir toda tu vida dependiendo de mí. Casándote con una millonaria, tendrías una estabilidad económica por siempre.

-Esto es el colmo del descaro –Dijo Lisandro-. ¿Te das cuenta de lo que estás diciendo abuela? ¿Qué pensaste? Yo no soy ese tipo de personas movidas por la codicia, jamás aceptaría una propuesta como esa. Definitivamente me sorprendo cada día más de cómo eres; me sorprendo, me decepciono. Nunca se me habría imaginado que llegaras a ser así.

-No seas melodramático, solo actúo como debe ser en este mundo –Dijo Sofía-. En la vida, se tienen que tomar las decisiones que más te convengan, sin importar si son buenas o malas. La dignidad es para seres fracasados.

-Esa es tu forma de pensar, la mía es muy diferente –Dijo Lisandro-. Lo cierto es que no estás ni tibia si crees que regresaré contigo a Nueva York y me casaré por interés, para que tu microempresa no se quede en la ruina. Es la propuesta más desagradable que me han hecho y ya te lo dije: jamás aceptaré.

-¡Ay Lisandro! –Exclamó Sofía- Eres tan estúpido. ¿Por qué tomas esto como si fuera una propuesta? Para nada es una propuesta.

-¿A no? ¿Entonces cómo lo llamas? –Preguntó Lisandro.

-Quieras o no, tendrás que volver conmigo a donde realmente perteneces y hacer todo lo que yo diga –Dijo Sofía-. No me importa tu opinión. Será peor para ti si te abstienes.

-¿Qué me quieres decir con esto? ¿Me estás… amenazando? –Se sorprendió Lisandro.

-¡Exactamente! ¡Te estoy amenazando! –Respondió Sofía con gran cinismo-.Te juro Lisandro, que si no regresas por las buenas conmigo a Nueva York, haré que llores de desesperación hasta el punto de que me ruegues perdón y me digas: “abuela, haré lo que quieras” y así te convertirás en un pobre títere que manejaré a mi antojo.

-Estás loca –Dijo Lisandro muy sorprendido por las increíbles palabras de Sofía-. Mejor vete. Te escucho y me parece increíble la manera en que hablas, la manera en la que te expresas. Tu mente está tan retorcida que no me provoca verte más. Te has vuelto ante mis ojos una persona indeseable. Vete de aquí.

-Como quieras –Dijo Sofía, al tiempo que se levantaba-. Me voy, pero no te dará el gusto de no verme más, porque al contrario, de ahora en adelante estaré tan presente en tu vida que ya lo verás. Ya te hice una advertencia o una amenaza muy clara Lisandro, depende de ti si hacemos las cosas bien… o mal…

Sofía se fue de Antique Amor, dejando a Lisandro muy frustrado por esa conversación. Más tarde, todos estaban reunidos en la cocina: Lisandro, Natasha, Valentín y Antonio. Éste último iba a dar una información importante y por ello los había convocado.



-Bien, ya que estamos todos reunidos, les platicaré sobre la próxima celebración que habrá en Antique Amor –Les decía Antonio.

-¿Próxima celebración? –Se sorprendió Lisandro.

-Sí. El siete de diciembre que viene, la pastelería cumplirá su tercer aniversario –Contó Antonio-. Como le decía esta mañana a Valentín, nunca hemos celebrado ninguna conmemoración, por eso, decidí que con la plata que ganamos en la fiesta de Halloween, haremos una gran celebración ese día.

-¡Me encanta la idea Antonio! –Exclamó Natasha- Además el día es perfecto porque es el siete de diciembre la fecha en que comienzan oficialmente las fiestas decembrinas, con los adornos, las luces, los faroles…

-Por eso decoraremos Antique Amor al estilo navideño –Dijo Antonio-. Y haremos promociones especiales de nuestros pasteles y regalos sorpresa para los clientes. La celebración de aniversario será pública, pero después de las nueve, será privada entre los cuatro para que pasemos un momento íntimo como… amigos. No has dicho si te gusta la idea Lisandro.

-¿A mí? ¡Claro, me encanta! –Respondió Lisandro sonriendo- De hecho, diciembre es mi mes favorito del año, porque los seres queridos permanecemos unidos…

-Ese es otro de los motivos que me anima a planear esta celebración de aniversario, porque va a fortalecer nuestra amistad, nos haremos más cercanos –Dijo Antonio-. Y a ti Valentín, ¿te gusta? No te lo pregunté esta mañana.

-Por supuesto señor Antonio –Respondió Valentín.

-Bien, pues ya que todos estamos de acuerdo, a partir de la semana que viene empezaremos los preparativos –Dijo Antonio-. ¿Puedes encargarte de la decoración Lisandro?

-Sí, me encantaría. Necesitaría comprar un par de cosas –Dijo Lisandro.

-Lo que sea para que Antique Amor quede espectacular para ese día –Dijo Antonio-. Luego me dices qué necesitas y te daré el dinero para que lo compres…

Antonio continuó asignándole a Natasha y a Valentín lo a que ellos les correspondería para la celebración de aniversario. Lisandro observaba a Antonio con detenimiento. Lo veía emocionado, mostrando una sonrisa sincera, una sonrisa que nunca antes había visto en él. Lisandro aún no sabía qué pensar, pues ver esa faceta de hombre dulce en Antonio le hacía sentirse esperanzando en un cambio en él, pero a la vez no dejaba de sentirse inseguro por todas las anteriores veces que le había decepcionado.

Cuando llegó la noche, Lisandro ya estaba vestido con su ropa común para irse. La pastelería ya se encontraba cerrada y él hablaba por celular con Marina. Al lado del chico, estaba Valentín, también con su ropa común puesta.



-¿Y cómo va todo por allá Marina? –Le preguntó Lisandro.

-A la perfección, solo llevo un día en Cartagena y estoy súper contenta –Respondió Marina acostada en su cama, con el pijama puesto y las luces del cuarto apagadas.

-Debe ser así porque te oigo muy animada. Me alegra mucho por ti –Dijo Lisandro-. ¿Y qué has hecho? ¿No has conocido a nadie?

-¡Si supieras Lisandro! –Exclamó Marina- Me compré un traje de baño de lo más provocador. Me lo puse y salí a la playa. Me vinieron a hablar como tres chicos guapísimos. Uno de ellos era salvavidas.

-Mira tú que picarona y suertuda eres –Comentó Lisandro-. Pero como te acabo de decir, me alegra mucho que te estés divirtiendo y sobre todo, que hayas cambiado de ambiente. Me da la impresión de que cuando regreses, vas a ser otra chica tan diferente que ni te vamos a reconocer.

-Pues ya lo veremos –Dijo Marina-. Ojalá algún día vengas. Te enamorarás de lo linda que es esta ciudad. Por algo dicen que es una de las más atractivas de Latinoamérica.

-Por cierto Marina, aquí hay alguien a mi lado que te quiere hablar y que te extraña mucho –Dijo Lisandro entre risas-. Te lo voy a pasar para le hables, pero no te demores mucho eh, es que no dispongo de mucho saldo.

Lisandro le pasó su celular a Valentín y él habló con un poco de timidez:

-Hola señorita Marina. ¿Cómo está?

-¡Valentín! –Se sorprendió Marina de alegría al escucharlo- No me imaginé que la persona de la que me habló Lisandro fueras tú.

-Le pedí a Lisandro que me permitiera saludarla, para preguntarle si está bien –Dijo Valentín.

-Pues sí, estoy muy bien, me siento muy cómoda –Dijo Marina-. Definitivamente la mejor decisión que pude tomar fue venir a pasar estas vacaciones. ¿Y de verdad me extrañas mucho?

-Eh… bueno, no sé qué decirle –Se avergonzó Valentín por la pregunta-. Digamos que la echo de menos porque en estos últimos días habíamos frecuentado mucho.

-Yo también te extraño mucho Valentín, te he tomado mucho cariño –Confesó Marina-. Es más. Para que no sintamos tanto la distancia, dame el número de tu celular o el de tu casa, para que hablemos.

-No tengo celular. La única manera en la que podríamos hablar es dándole el teléfono de la pensión donde vivo –Dijo Valentín.

Mientras eso, Natasha hablaba también por celular con Sofía en el baño de mujeres de Antique Amor.



-Es necesario que si nos veamos hoy Natasha –Decía Sofía-. Debo hablarte del plan que tengo en mente para desquitarme de la humillación que me hizo pasar el imbécil de Antonio.

-Está bien, sólo asegúrese que sea en una cafetería diferente a la de ayer –Dijo Natasha.

-Es obvio que será diferente. No quiero arriesgarme a que la casualidad me juegue de nuevo una mala pasada –Dijo Sofía-. Depende de cómo resulte este plan, es como podré obligar a Lisandro a que regrese conmigo a Nueva York. Por lo visto, el muy estúpido se abstiene aunque lo intimide. Ya verá como mis amenazas no son por chacharearle, sino que son más serias de lo que él cree.

Sofía se quedaba muy convencida de sus astutos planes. Estaba segura de sí misma y no temía fallar.

Luego de que Valentín terminó de hablar con Marina, le entregó el celular a Lisandro y se fue. Lisandro decidió esperar a que Natasha saliera del baño para irse juntos. Mientras eso, Antonio salió de la cocina:



-¿Esperas a Natasha? –Le preguntó Antonio.

-Sí, como siempre nos vamos juntos para su apartamento –Respondió Lisandro algo indiferente.

-¿Y doña Sofía? ¿Hablaste con ella? –Continuó preguntándole Antonio.

-Así es, hablamos, pero sinceramente no quiero recordar esa plática tan desagradable que tuvimos –Dijo Lisandro-. Me parece tan increíble la manera en la que me habló. Jamás me hubiera imaginado que mi abuela tuviera una mente tan llena de perversión.

-Pues como dice el dicho: “a un bagazo poco caso”. No debes dejarte intimidar por lo que te haya dicho –Dijo Antonio.

-Es que no me dejé intimidar Antonio, mi abuela está muy equivocada si cree que amenazándome va a obligarme a regresar con ella a Nueva York –Dijo Lisandro.

-¿Te amenazó? –Se sorprendió Antonio.

-Sí, fue tan cínica que lo hizo –Dijo Lisandro muy indignado-. Si tan solo supieras las cosas tan incoherentes que me dijo. Fue capaz de decirme que volviera a Estados Unidos para que me casara con una chica rica y la sacara de la bancarrota en la que está a punto de quedar su microempresa. Y como obvio yo le respondí con un rotundo no, me amenazó con “hacerme llorar de desesperación” si no hago lo que ella quiere.

-Pues tienes razón en sentirte tan ofendido e indignado –Dijo Antonio-. Pero… ¿no temes que sus amenazas sean verdad?

-Haber Antonio, ¿qué puede hacerme mi abuela más de lo que ya me ha hecho? –Preguntó Lisandro-. No solo me quitó su apoyo económico, sino que también ya no me considera ni siquiera su nieto. Lo único que quiere de mí es lo que te acabo de contar. Y si llegara a hacerme algo, se equivoca si cree que con eso cambiaré de opinión y me obligará a hacer lo que no quiero.

-Bien, pues si tú lo dices –Dijo Antonio-. Cambiando de tema, Valentín fue estar tarde a llevar el dinero que le correspondía al Instituto Femenino del Norte por la fiesta de Halloween. Ahora que ya tenemos nuestra parte, dime cuánto necesitas para comprar los materiales decorativos.

-Aún no he previsto qué tipo de materiales necesitaré Antonio –Dijo Lisandro-. Cuando sepa que voy a utilizar, haré cuentas y te avisaré para que me des el dinero.

-Lisandro, antes de Natasha salga del baño, necesito decirte algo importante –Dijo Antonio-. Reflexioné respecto a lo que hablamos anoche y decidí que cambiaré. Sé que desde que nos reencontramos, has visto en mí una persona egoísta, apegado a lo material, incomprensivo, pasional… Pero te aseguro que ya no quiero ser ese hombre, es decir, quiero ser otro tipo de persona.

-Me alegra mucho que tomes esa decisión para tu vida –Dijo Lisandro-, pero no basta con decirlo, ya que los hechos son los que más valen.

-Por eso mismo no pienso dejar que mis palabras se las lleve el viento. Ya verás como mis hechos hablarán por sí solos –Aseguró Antonio.

Natasha salió en ese momento del baño.



-Hasta que por fin sales de ahí Natasha –Comentó Lisandro-. Bueno Antonio, ya nos vamos. Hasta el lunes.

-Hasta el lunes –Se despidió de igual manera Antonio.

-Espera Lisandro –Le detuvo Natasha.

-¿Qué pasa? ¿Se te olvidó algo en el baño? –Preguntó Lisandro

-No, no es eso, es que no vamos a poder irnos juntos para el apartamento –Respondió Natasha-. Un diseñador francés súper importante me invitó a una especie de cena en la que me entrevistará para ver si tengo el porte de lucir su nueva colección en una próxima pasarela de moda, aquí en Bogotá.

-¿En serio? –Se sorprendió Antonio-. ¿Eso quiere decir que… vas a renunciar a Antique Amor?

-Claro que no Antonio, ¿cómo crees? –Dijo Natasha- No pienso renunciar a este trabajo que tengo por ahora. Más que por la necesidad económica, no renunciaré porque estoy muy contenta en Antique Amor, con ustedes que se han vuelto mis mejores amigos. Así me resulte de nuevo un trabajo modelando, haré ambas cosas.

-Pues ojalá te vaya muy bien con ese diseñador Natasha –Dijo Lisandro-. Como eres tan bella y tienes una figura espectacular, estoy seguro que ese diseñador te escogerá a ti para que luzcas su colección.

-Gracias Lisandro, espero que así sea –Dijo Natasha-. Nos vemos más tarde. Chao Antonio.

-Chao Natasha, también te deseo suerte –Dijo Antonio.

Natasha les sonrió y se fue. Una vez solos de nuevo, Lisandro suspiró:

-Bueno, pues por lo visto deberé irme solo –Dijo el chico, haciendo un puchero.

-¿Temes que te pase algo en el camino? ¿O que alguien te robe tu precioso bolso y solo te quedes gritando como una damisela? –Bromeó Antonio.

-¡Qué chistoso! –Exclamó Lisandro molesto- Si cuando llegué a esta ciudad o cuando tuve que pasar la noche en la calle, durmiendo en la banca de un parque no me pasó nada, dudo que ahora sí me pase algo.

-Nunca se sabe. Por eso es mejor ser precavido cuando las cosas son inseguras –Dijo Antonio.

-Está bien, acompáñame hasta el apartamento –Cedió Lisandro-, pero tomaremos un taxi. Es harto tener que subir al bus que siempre está tan lleno de gente. Me duelen las piernas. Tendré que comprar una crema relajante para los músculos cuando me pagues la primera quincena de mi sueldo.

-No te tienes que estresar por eso –Dijo Antonio-. El miércoles que viene ya cumples la primera quincena de trabajar en Antique Amor, así que tendrás tu sueldo cumplidamente. Vámonos.

Antonio salió primero de la pastelería, dejando a Lisandro atrás. El joven solo sonrió y salió tras Antonio.

En un elegante restaurante de la ciudad, Sofía estaba sentada esperando a Natasha. Ésta última llegó, puso su bolso sobre la mesa y se sentó:



-¿Lleva mucho esperándome doña Sofía? –Le preguntó Natasha.

-No, yo acabo de llegar –Respondió Sofía-. ¿Esta vez no te encontraste por mera casualidad a Lisandro?

-No, él no pensaba salir esta noche. Iba a irse directo conmigo al apartamento –Dijo Natasha.

La mesera vino en ese momento para tomar la orden de ambas mujeres.

-Tráigame una deliciosa ensalada de frutas, con crema de leche por favor –Pidió Sofía.

-A mí una hamburguesa doble con un refresco gaseoso –Pidió de igual manera Natasha.

La mesera apuntó todo en una libreta y se retiró.

-Bien, como no me gusta esperar, seré breve y concisa –Le dijo Sofía-. Realmente no me equivoqué al pensar que a Lisandro todavía le interesa ese inmundo repostero de Antonio. Por eso, mataré dos pájaros de un solo tiro. Me vengaré de Antonio y de paso, eso hará que Lisandro aunque le guste o no, regrese conmigo a Nueva York para casarse.

-¿Y cuál será esa manera en la que se vengará? –Preguntó Natasha- Yo sé que a usted no le importa mi opinión, ya que no me está pagando por eso, pero ¿no cree que es muy infantil desquitarse de algo tan insignificante como lo que le hizo Antonio?

-¿Insignificante dices? ¡Ese imbécil me humilló! Me avergonzó delante de todos los clientes sacándome a la fuerza de esa pastelería –Dijo Sofía con gran furor-. Esas cosas para mí se pagan, por más insignificantes que a ti te parezcan.

-Cálmese doña Sofía, recuerde que estamos en un lugar público –Le dijo Natasha en voz baja-. Más bien dígame de una vez qué le hará a Antonio y en qué manera debo ayudarle.

Entonces Sofía sacó de su bolso la misma pequeña botella que le había entregado anteriormente un hombre; se la enseñó a Natasha y ella se extrañó:

-¿Qué es esto? –Se extrañó Natasha, recibiendo la botella sin quitarle la mirada de encima.

-Es un farmacéutico dañino –Respondió Sofía-. Tomar una sola gota de ese líquido, causa en una persona severo dolor de cabeza, indigestión y hasta diarrea. Necesito que con mucha cautela, lo agregues como un ingrediente más a la masa de los pasteles que cocine Antonio.

-¿Y qué gana usted con eso? –Le preguntó Natasha.

-Ay Natasha, eres tan ingenua, tan estúpida –Comentó Sofía-. Cuando los clientes que frecuenten Antique Amor compren esos pasteles y los digieran, ¿qué crees que va a pasar? ¡Lo más obvio es que se van a enfermar! Esos clientes no se van a quedar con los brazos cruzados. Inmediatamente van a demandar a Antonio y la Inspección Sanitaria va a clausurar esa pastelería.

-Pero doña Sofía, hacer eso es muy peligroso –Dijo Natasha-. ¿Y si de pronto algún cliente no resiste los dolores y se muere?

-Pues mejor si alguna persona se muere, así se le va a ir más hondo a ese imbécil –Dijo Sofía-. Lo importante es que ahí apareceré yo. Le diré a Lisandro que si desea que ayude a su amado amigo, lo haré, pero con una condición: volver conmigo a Nueva York. ¿No te parece perfecto?

-¡Claro que no! –Exclamó Natasha muy asustada- Yo no quiero ser cómplice de un crimen. Me da mucho miedo que alguien resulte muerto siendo yo la culpable. No voy a hacer semejante cosa.

-No seas tonta Natasha–Dijo Sofía- Esto será lo último en lo que trabajarás para mí. Te daré todo el dinero que quieras, para que pagues el tratamiento psiquiátrico de tu padre. Además, quieras o no, tendrás que hacer lo que te digo, porque aunque esté a punto de quedar en bancarrota, aún tengo dinero para contratar a alguien más que haga lo que tú no serás capaz de hacer. Y puedo hacerte quedar como la culpable de esa intoxicación, para que Antonio te meta en la cárcel.

-Yo no puedo creer esto. ¡Usted es una vieja loca! –Le gritó Natasha- Debe estar loca por completo para llegar a estos extremos, solo por el tonto capricho de que su nieto se case.

-De eso depende mi futuro –Dijo Sofía con la voz recia.

-Un futuro a costa de la vida de otras personas. ¿Eso le parece correcto? –Preguntó Natasha muy indignada- No, se me olvidaba que a usted no le importa si lo que hace es correcto o incorrecto. Solo le importa usted. Es una egoísta. Pero ya fui muy terminante: no haré nada ilegal ni por todo el oro del mundo, ni siquiera por mi padre que siempre me inculcó buenos valores, valores que rompí desde que acepté ser su cómplice en todo esto.

-Allá tú. Ya estás advertida Natasha –Dijo Sofía.

Pero Natasha solo miró a Sofía muy indignada y salió del restaurante. La mesera trajo los órdenes, pero Sofía le dijo:

-La orden de la joven que estaba aquí conmigo, bótela a la basura o tíresela a los perros. Yo la pago.

Entretanto, en el centro de la ciudad, se encontraban Antonio y Lisandro, caminando por las aceras mientras pasaban por centros comerciales. Lisandro se quedaba mirando en las vitrinas la última colección de ropa de invierno y anhelaba poder comprarlas, pero eran muy costosas.



De vez en cuando, Antonio bromeaba con Lisandro y éste último lo golpeaba molesto suavemente en los brazos por esas bromas. Entraron también a una discoteca, donde había una mega pantalla en la que se reproducía un video musical de la canción “Jeon Won Diary” de T-ara.



Todos los presentes en la discoteca bailaban al mismo estilo de las chicas y chicos del grupo. Lisandro sacó a Antonio para la pista a unirse al baile y aunque al principio, Antonio se sentía tímido, al final se desenvolvió y comenzó a bailar con Lisandro al mismo estilo del video, mientras reían por la diversión que les causaba hacerlo.

Las horas de la noche fueron pasando, Natasha ya había llegado a su apartamento. Estaba sentada en el sofá, mirando una foto de su padre y llorando. En eso recordó un momento que había pasado con él hace varios meses.



“Natasha y su padre estaban frente a un computador en el apartamento. Ella le explicaba como manejarlo:

-Mira papá, ten en cuenta siempre algo. Cuando estés escribiendo algún documento o realizando algún trabajo, no se te olvide hacer una copia por si de pronto llegas a perder el original –Le explicó Natasha.

-Es que esta tecnología realmente me deja corto –Comentó el papá-. En solo una década han inventando de todo, hasta celulares sin teclado que se manejan con el dedo.

-Se llaman celulares táctiles papá –Dijo Natasha entre risas-. Por eso mismo te estoy enseñando, porque el mundo cada vez se desarrolla más y es necesario que aprendas, para que no te quedes corto como dices.

-Pues por más tecnologías que inventen, ningún aparato podrá suplir el amor –Dijo el papá-. Porque el amor, impera sobre todas las cosas. Recuerda algo Natasha, la unión hace la fuerza y más cuando esa unión está movida por la amistad y la justicia.

Natasha sonriéndole a su padre, lo abrazó y él la besó en la mejilla”.

-¡Cuánto te extraño papá! –Exclamó Natasha, mirando la foto, luego de dejar de recordar- Por culpa de la esquizofrenia que padeces, es que ahora estamos separados. Por mi afán de curarte, es que puse la inmoralidad por encima de los valores que tú me enseñaste. Perdóname. Ahora ya no sé qué hacer. La vieja Sofía me está chantajeando si no hago lo que quiere. ¿Qué hago?

De repente, Lisandro y Antonio llegaron riendo. Entraron al apartamento y Natasha rápidamente se limpió las lágrimas.



-¡Pero qué noche más divertida! –Exclamó Lisandro- No me toqué ni una sola copa y a pesar de eso, me siento súper contento. Creo que debimos habernos quedado a bailar otra canción Antonio.

-Hola muchachos –Les saludó Natasha forzando una sonrisa.

-¡Natasha! Si supieras la noche tan espectacular que hemos pasado Antonio y yo –Dijo Lisandro-. Lástima que te lo perdiste.

-¿Y cómo te fue en la cena con el diseñador francés? –Le preguntó Antonio.

-Al final, no fui a ninguna cita con nadie –Respondió Natasha-. Es decir, si fui a la cita, pero… ese hombre no era más que un depravado. Me hizo una propuesta indecente… una propuesta que va en contra de mis principios, así que al final lo mandé a freír espárragos.

-Pues que bueno que te diste tu lugar como mujer Natasha –Dijo Antonio-. Desgraciadamente, otra mujer en tu lugar, sí hubiera aceptado esa propuesta indecente con tal de tener el trabajo.

-Pero como yo soy otro tipo de persona, pongo mi dignidad por encima de mi profesión –Dijo Natasha-. ¿Y de verdad se divirtieron mucho?

-Sí, y vi la última colección de ropa de invierno que salió a la venta –Dijo Lisandro-. Está divina. Lástima que cueste tan cara. Con mi salario no podría comprar una prenda en tres meses. También fuimos a bailar K-pop a una discoteca del centro. Eso fue lo más divertido de todo, porque Antonio se veía muy gracioso tratando de imitar los pasos.

-Ah, ya veo –Dijo Natasha-. Me alegra que se hayan divertido. Yo la verdad estoy tan cansada. Ese diseñador me indispuso mucho, así que mejor me iré a dormir ya. Menos mal mañana es domingo, día de descanso.

-Bueno, pues que tengas buenas noches –Le deseó Lisandro-. Además es justo irse a dormir ya. Van a ser las once.

-Gracias Lisandro. Que ustedes también tengan buena noche –Dijo Natasha como último y luego fue a su cuarto.

-Bueno, yo ya me voy. No quiero que se me haga más tarde –Dijo Antonio.

-¿Ya te vas? –Le preguntó Lisandro.

-Sí. ¿Por qué la pregunta? Ya te he acompañado lo suficiente toda la noche –Dijo Antonio-. ¿O quieres que también te acompañe hasta tu cama?

-No, pero tampoco quiero que te vayas –Respondió Lisandro-. Ya es bastante tarde. Mira la hora. No creo que haya autobuses disponibles. Además puede ser peligroso. Mejor quédate. No creo que Natasha tenga ningún problema.

-¿Y dónde se supone que voy a dormir? –Preguntó Antonio- ¿En el sofá? Es demasiado incómodo.

-¡Pues allá tú! ¡No te voy a rogar para que te quedes! –Dijo Lisandro-. Solo quería preocuparme por ti un poco. Buenas noches.

Lisandro se retiró a su cuarto y Antonio quedó riéndose de él.

Así fueron pasando los días. Cada mañana Lisandro y Natasha llegaban juntos a Antique Amor; atendían los clientes con carisma y entusiasmo. De esa misma manera Valentín trabajaba en la caja registradora y Antonio haciendo los deliciosos pasteles. Cuando a él se le saturaban las ideas para lanzar un nuevo pastel en el menú, Lisandro le ayudaba a crear algo muy innovador con nuevos sabores inimaginables.

Sofía por su parte, decidió esperar un tiempo para ejecutar sus planes, en vista de que Natasha ya no quiso continuar siendo su cómplice. La hermosa modelo aunque sonreía y aparentaba estar de buen ánimo, en el fondo se sentía muy abrumada. Temía que Sofía en cualquier momento cumpliera lo que le dijo en la última conversación.

Cada día, Lisandro con gran creatividad y destreza decoraba las paredes de Antique Amor al estilo navideño. Natasha se encargaba de los adornos junto con Valentín y Antonio les ayudaba en cada cosa. Luego de cerrar la pastelería, se quedaban preparando todo. Entre los cuatro se divertían mucho, ayudándose mutuamente. Sus vidas en noviembre se deslizaban entre una amistad que se fortalecía del compañerismo y que cada vez se hacía mágica por los momentos que pasaban juntos.

De esa manera, pasó un mes y al fin llegó el siete de diciembre: el tercer aniversario de Antique Amor. Era de mañana y aún no había servicio.





-¡Tienen que dar lo mejor de ustedes el día de hoy! –Les animaba Antonio a sus amigos.

Todos estaban vestidos de Santa Claus, pero a un estilo más moderno, todos excepto Lisandro que tenía una vestimenta más bien de duende. La pastelería había quedado perfecta. Tenía un ambiente de cabaña, similar a las del polo norte gracias a la decoración navideña.

-¡Yo la verdad estoy muy nervioso! –Exclamó Valentín.

-Pues esos nervios vas a tener que controlarlos Valentín –Le dijo Antonio-. No quiero que todo salga perfecto, pero por lo menos, sí quiero que nos empeñemos en darles a nuestros clientes una posada perfecta.

-Yo en vez de estar nervioso, me siento muy emocionado –Dijo Lisandro-. Es que me encanta como quedó todo. Estoy seguro que a los clientes les va a encantar también.

-Yo también estoy segura de eso –Dijo Natasha-. Y también estoy muy emocionada. ¿Saben algo? Ya no me importa si los medios de comunicación y el país entero descubren que soy una humilde mesera en esta maravillosa pastelería. ¿Por qué debería avergonzarme?

-¡Así se habla Natasha! –Dijo Antonio- No es una vergüenza trabajar en Antique Amor, al contrario. Toda persona que venga aquí, se sentirá querida y servida con amor. Bueno, sólo quería animarlos antes de abrir. ¡Ya saben!

Antonio puso su mano derecha al frente y sobre ella, la fueron poniendo también Natasha, Valentín y Lisandro.

En un restaurante, Sofía se encontraba con una persona misteriosa de la que sólo podía verse su silueta; no podía identificarse quien era. La anciana puso la pequeña botella con el líquido dañino sobre la mesa.



-Bien, ya sabes perfectamente lo que tienes qué hacer –Dijo Sofía-. No quiero ni un solo error. Los pasteles que se vendan el día de hoy en Antique Amor deben estar contaminados por esta sustancia. Como no quieres dinero, no te preocupes, tu compensación será… Lisandro…

Sofía le sonrió a esa persona con gran malicia.

CONTINUARÁ...


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Robert Palacios el Miér Mar 05, 2014 2:45 pm

Ay dios D: Sofia le dañara la reputacion a Antique Amor :c y tambien perjudicara mucho al pobre de Antonio :c esa mujer es demasiado mala no la soporto Sad
avatar
Robert Palacios

Mensajes : 666
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Localización : Venezuela-Caracas

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Miér Mar 05, 2014 7:37 pm

Gracias Robert por tu comentario. Doña Sofía es una mujer demasiado caprichosa, está empeñada en que Lisandro se someta bajo sus caprichos y ya ves que lo hará, perjudicando Antique Amor y de paso Antonio.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Danni el Jue Mar 06, 2014 6:10 pm

Lo pensaba leer hoy pero cambio de opinión xD. Mañana mismo lo leo Smile. Es que hoy he leído demasiado en Portal Glook.

Danni

Mensajes : 5133
Fecha de inscripción : 26/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Jue Mar 06, 2014 9:13 pm

Sí, eso veo Danni jajajaj. No hay prisas. Igual el capítulo siempre estará disponible aquí Smile


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Gloria el Jue Mar 06, 2014 11:57 pm

Jiji estoy igual que MDA empecé a leer pero ya me dolieron mis ojitos y veo todo borroso, he estado leyendo mucho en los dos foros toda la tarde, ya hasta me mareé, mejor mañana termino de leer en la tarde con el favor de Dios, que en la mañana llevaré al niño a revisión médica. Buenas noches y que sueñen con los angelitos.    Very Happy


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Vie Mar 07, 2014 7:18 pm

No te preocupes Gloria. Espero que la cita haya salido todo bien. Espero que sí Very Happy

Y por favor, no se esfuercen la vista. Tendrían que estar demasiado enganchados en una lectura para no cansarse. Yo una vez me leí entero de principio a fin, el libro de El Principito en tan sola una hora y media. Es que me cantó Very Happy


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Gloria el Vie Mar 07, 2014 8:01 pm

En hora y media,de principio a fin?   Shocked 

Sí es que cuando a uno le gusta algo pues se pica y sigue y sigue pero pues tan bien hace daño a la vista. Y sí mil gracias por tus deseos de lo la cita de mi hijo, gracias a Dios y a las buenas vibras de todos ustedes,   todo bien, hasta dentro de tres años  lo tengo que lleva de nuevo para ver si ya le  hacen la segunda operación, pero por lo pronto gracias a Dios y a todos ustedes, todo bien. Bueno sigo leyendo este capi y también estoy esperando tu pelicula  Very Happy
avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Vie Mar 07, 2014 8:18 pm

Ya publiqué la película Smile

Qué excelente noticia que todo salió bien con tu hijo Gloria, qué bueno. Me alegra mucho, de verdad y con sinceridad. Ojalá y todos sus exámenes sigan saliendo bien.

Sí, fue hace tiempo, que me empecé a leer el libro de El Principito y en hora y media lo acabé. Deboré ese libro por completo jajajaj. Y es que me gustó mucho la relación que había entre el principito y el Aviador en medio del desierto, y como el niño le contaba sus historias por los planetas por los que había pasado.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Gloria el Vie Mar 07, 2014 8:52 pm

Sí es muy buena esa historia que algún día me la leeré entera que aún no lo he hecho.

 Y mil gracias Alejita adorada por alegrarte por mi hijo. Dios te bendiga.

Ahora sí me voy por fin a leer tu película y te comento y luego regreso a comentarte Antique Amor.    Very Happy


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Vie Mar 07, 2014 9:03 pm

Sin prisas! Smile La película está un poquito larga, así que tómate tu tiempo para leerla detenidamente, sin apuros Very Happy


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Gloria el Dom Mar 09, 2014 5:14 am

Ay no pero que desgraciada maldita vieja, que descarada fue ahora sí con Lisandro al decirle que no lo quiere y que se avergüenza de él y que lo quiere por interés y ahora comprando a otra persona para que envenene los pasteles y lo peor creo que esa persona será Marcus, por lo que le dijo que su compensación será Lisandro porque no quiere dinero, Ay ojalá esa persona se arrepienta de hacerlo y que denuncie a la vieja o que Natasha ya no aguante más y diga toda la verdad.

En espera del siguiente capítulo que ahora sí creo que es el momento culminante.


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Dom Mar 09, 2014 10:44 am

Muchas gracias Gloria por tu comentario. Exactamente, el capricho de Sofía ya se ha convertido en una obsesión por controlar a Lisandro a su antojo y ya está pagando a otra persona para que haga lo que Natasha se negó a hacer. Será que sí es Marcus? Ya lo averiguarás en el próximo capítulo.

Así es, estos son los últimos capítulos Very Happy


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Gloria el Dom Mar 09, 2014 5:15 pm

También podrían ser en vez de Marcus, Valentín o Marina, porque se ve que es alguien que quiere a Lisandro pero confío en que sea quien sea esa persona se arrepienta a última hora de hacer lo que quiere la bruja Sofía y la denuncie.

En espera del siguiente capítulo que está mejor que nunca. Serán 27 capítulos en total?


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Danni el Dom Mar 09, 2014 7:46 pm

Qué excelente capítulo Aleja Very Happy. Me gustó mucho.

Me pregunto quién será esa persona misteriosa? Question Exclamation Será un personaje nuevo o alguien cercano a Lisandro? Sad. Por otro lado, veo entonces que Natasha no será la que se arriesgue a hacer ese trabajo tan malo de Sofía, por eso digo que puede ser alguien que frecuente la pastelería Surprised, como Marcus...

Y qué bueno que ya Antonio no tiene ningún tipo de homofobia y ahora esté más de su lado, eso hace feliz a Lisandro, ahora es que Antonio sea el que le compre la ropa de invierno que tanto quiere él  cheers drunken.

Ya veremos qué pasará en el próximo capítulo que espero con ansias Very Happy

Danni

Mensajes : 5133
Fecha de inscripción : 26/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Dom Mar 09, 2014 8:12 pm

Gloria escribió:También podrían ser en vez de Marcus, Valentín o Marina, porque se ve que es alguien que quiere a Lisandro pero confío en que sea quien sea esa persona se arrepienta a última hora de hacer lo que quiere la bruja Sofía y la denuncie.

En espera del siguiente capítulo que está mejor que nunca. Serán 27 capítulos en total?

Así es, serán 27 capítulos Smile Desgraciadamente esa persona no se arrepentirá, es algo que te adelanto y al contrario, hará algo mucho más grave. pale

Ya sabrás qué.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Dom Mar 09, 2014 8:31 pm

Danni escribió:Qué excelente capítulo Aleja Very Happy. Me gustó mucho.

Me pregunto quién será esa persona misteriosa? QuestionExclamation Será un personaje nuevo o alguien cercano a Lisandro? Sad. Por otro lado, veo entonces que Natasha no será la que se arriesgue a hacer ese trabajo tan malo de Sofía, por eso digo que puede ser alguien que frecuente la pastelería Surprised, como Marcus...

Y qué bueno que ya Antonio no tiene ningún tipo de homofobia y ahora esté más de su lado, eso hace feliz a Lisandro, ahora es que Antonio sea el que le compre la ropa de invierno que tanto quiere él  cheers drunken.

Ya veremos qué pasará en el próximo capítulo que espero con ansias Very Happy

Muchas gracias Danni por tu comentario. Qué bueno que te ha gustado. Antique Amor ya está en su etapa culminante, de adelanto te digo que esa persona nueva que ha contratado Sofía no es nadie nuevo, es alguien que ya conocemos dentro de la historia. Pero bueno por una parte, que Natasha se negó a hacer ese trabajo como dices...

Sí, Antonio ya ha aprendido a tomarle aprecio o algo más a Lisandro. Jajjaja, puede que sí le compre la ropa de invierno que él tanto quería Laughing


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Gloria el Dom Mar 09, 2014 10:00 pm

Aleja Soto escribió:
Gloria escribió:También podrían ser en vez de Marcus, Valentín o Marina, porque se ve que es alguien que quiere a Lisandro pero confío en que sea quien sea esa persona se arrepienta a última hora de hacer lo que quiere la bruja Sofía y la denuncie.

En espera del siguiente capítulo que está mejor que nunca. Serán 27 capítulos en total?

Así es, serán 27 capítulos :)Desgraciadamente esa persona no se arrepentirá, es algo que te adelanto y al contrario, hará algo mucho más grave. pale

Ya sabrás qué.

Ay noooooooo  Sad 

Ahora más que nunca deseo leer el siguiente capitulo
avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por andres angulo2 el Sáb Mar 29, 2014 11:44 am

sera Marina esa mujer misreriosa?
avatar
andres angulo2

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 27/03/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Aleja Soto el Sáb Mar 29, 2014 2:32 pm

Quien sabe Andrés. Recuerda que no se sabe si es hombre o mujer Surprised Ya lo averiguarás en el próximo capítulo Very Happy


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 21 // El aniversario de Antique Amor

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.