FICTION TV
Bienvenido

Conectate para disfrutar mejor de la experiencia en FTV
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 168 el Mar Feb 12, 2013 12:26 pm.
Afiliados

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Los posteadores más activos de la semana


Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Pspain el Sáb Abr 19, 2014 11:02 pm


VIDAS PARALELAS
CAPÍTULO 4: PADRE E HIJA





INT. / HACIENDA GARMENDIA, CASA, DESPACHO DE ALBERTO / DÍA

Alberto y Rodrigo, el capataz de la finca, conversan en el despacho, sentados a cada lado del escritorio.



Rodrigo: Ahí están todos los documentos que me pidió que le trajera, patrón.

Alberto: Vamos a ver… (Mirando los papeles) la hacienda tiene… 3000 hectáreas… 500 se dedican al cultivo de trigo, otras 500 a chile habanero, 1000 a maíz…

Rodrigo: Ajá, el resto va jitomate, patatas y algunos pastos para los caballos.

Alberto: ¿No hay reses? ¿Sólo caballos?

Rodrigo: No, pero si usted quiere no hay problema, mis hombres y yo estamos preparados para arrear ganado también. Sabemos de todo, patrón.

Alberto: Perfecto, bueno, de momento vamos a seguir así. No sé mucho de agricultura pero lo suficiente para poder dirigir esta hacienda. Como bien sabes era de mi suegro, ahora pasó a sus hijas aunque la verdad seré yo quien la administre.

Rodrigo: Entiendo, las mujeres no saben de negocios… Donde esté un hombre al mando…

Alberto: Así es, por eso prefiero llevarlo todo  yo personalmente.

Rodrigo: De acuerdo Don Alberto. ¿Se le ofrece alguna cosa más?

Alberto: No, por ahora, puedes retirarte, Rodrigo.

Rodrigo: Está bien… (Se levanta de la silla). Nos vemos mañana entonces.

Alberto: Hasta mañana…

Mientras el capataz se marcha, Alberto se queda mirando los papeles y revisa algunas facturas… En esto que entra su hija Cinthia al despacho.



Cinthia: Hola papi, ¿Puedo pasar?

Alberto: Claro, mi amor… (Sonríe y se levanta de la silla) ¿Cómo está la princesa más bella de este pueblo, ah?

Cinthia: Un poco aburrida…

Alberto: A ver, ven acá con papá. (La carga en brazos, la da un beso en la frente) Vamos a ver… ¿Qué te parece si te llevo a ver los caballos?

Cinthia: Me dan miedo… (Con cara temerosa)

Alberto: Pero si no hacen nada… jajaja. (Sonríe, la da otro beso en la mejilla) Yo voy contigo y verás como son bien dóciles.

Cinthia: ¿No muerden?

Alberto: Mmm, mmm (Negando con la cabeza)

Cinthia: ¿De verdad? Es que en Miami una niña me dijo que algunos mordían.

Alberto: Pero esos son los caballos malos… (Pone cara de enfado pero en bromas) y estos son todos buenos.

Cinthia: Bueno, está bien, vamos a verlos… (Sonríe)

Alberto: Como mande la princesa… (Le hace cosquillas)

Cinthia: Jajajaja. ¡No, papi, no, cosquillas nooo!!! ¡Jajajaja!

Alberto: ¿Quién tiene cosquillas en esta casa, quién tiene cosquillas? (Sonríe, la baja el suelo)

Cinthia: Jajajaja. ¡Eres malo! (Con cara enojona)

Alberto: ¿Quién yo? (Se burla y pone cara de niño bueno) ¡Ahora si te vas a enterar! ¡Deja que te atrape!

Cinthia: ¡Ahhh!!! (Sale disparada)

Padre e hija juegan saliendo del despacho corriendo. Alberto la persigue por el pasillo. Ambos llegan a la sala.


SAN ROMÁN
EXT. / BAR DEL PUEBLO / DÍA

Javier y su amigo Manuel charlan a la puerta del bar, ya en la calle.




Manuel: Bueno pues nos vemos, tengo que salir ahora para Pachuca. Voy a ver a mis padres.

Javier: Ok Manu, que tengas buen viaje, amigo. (Se dan un abrazo)

Mientras Manuel se marcha, Javier se queda mirando hacia la plaza del pueblo, varias personas pasean por las calles a esa hora del día. En ese momento suena su teléfono móvil. El chico lo toma del pantalón y contesta a la llamada.

Javier: ¿Si, bueno?

Sebastián: ¡Javier, soy yo, soy tu padre!



Javier: ¿Ocurre algo, papá? Te noto como alterado. ¿Estás bien?

Sebastián: Tu madre, hijo, a tu mamá la picó una víbora en el dormitorio.

Javier: ¿Quéeee? (Preocupado)

Sebastián: Estamos en el coche camino del pueblo, ya casi llegando a la clínica.

Javier: Está bien, ahora mismo salgo para allá.  Estoy en el bar de San Román. (Termina la llamada)

En ese instante aparece Rodrigo, quien se dispone a entrar en el bar del pueblo. El capataz de la hacienda Garmendia y Javier son viejos conocidos pero nunca se llevaron bien. Rodrigo está algo bebido.



Rodrigo: Hombreee, miren quien tenemos acá, el hijo pródigo… jajaja. (Se burla)

Javier: No estoy para tus estupideces, Rodrigo. Tengo prisa.

Rodrigo: ¡Epa compadre! ¿A dónde vas? ¿No quieres tomarte algo conmigo?

Javier: Por lo que veo tú ya has tomado bastante…

Rodrigo: El otro día ví a tu noviecita en la laguna azul…

Javier: ¿Se puede saber qué hacías tu en mis tierras? (Enojado)

Rodrigo: Nada, Javier, sólo disfrutar del paisaje… ¿Roxana es que se llama, verdad? Pos no y que se estaba bañando y no más yo que la ví. Está bien buena la condenada por cierto…

Javier: ¡Cállate! Que sea la última vez que te metes en mi hacienda a espiar a mí prometida, descarado.

Rodrigo: Jajajaja. Esa mamacita te viene grande, Javiercito, te viene grande… (Se burla) Esa clase de mujeres son unas fieras en la cama, te lo digo yo!! (Se toca el pecho)

Javier: Eres un cerdo… (Le pega un puñetazo echándolo al suelo)


INT. / HACIENDA GARMENDIA, CASA, SALÓN / DÍA

Clara está sentada en el sofá leyendo un libro y ve a su hija entrar seguida de su marido.



Cinthia: ¡Mami el coco me quiere comer!

Clara: Corre, escóndete aquí detrás. (Sonríe, la niña se esconde tras el sofá)

Alberto: Soy el coco… el monstruo de las galletas… Estoy buscando una niña rubia con coletas y cara de traviesa. ¿Usted la ha visto Clara?

Su esposa contiene la risa, Cinthia está escondida tras el sofá. Clara niega con la cabeza como que no la ha visto.

Alberto: Voy a comerme a esa niña… ¿Dónde está? Dígamelo… (Bromeando)

La pequeña Cinthia, tras el sofá oculta, se ríe y entonces es cuando su padre la descubre.

Alberto: ¡Aquí estáaa!! (La coge en brazos, haciéndole cosquillas)

Cinthia: Jajajajaja. ¡Yaaaa, papaáaa! ¡Jajajaja!

Clara: Jajaja, ay Alberto, ya déjala mi amor, que la va a dar algo con tanta risa.

Alberto: Jajajaja. (Dejando a su hija en el sofá, la da un beso en la frente)

Cinthia:  Papá me va a llevar a ver a los caballos. (Sonríe)

Clara: ¿En serio? ¡Pues órale, corre con él! Antes he visto uno blanco más bonito…

Padre e hija se marchan, Clara sonríe feliz mientras les ve salir de la casa.


SAN ROMÁN
INT. / CLÍNICA DEL PUEBLO / DÍA

Mientras el médico atiende a Laura en consulta, afuera en la sala de espera Fabiana y Mireia conversan.



Fabiana: Tranquila señorita Mireia, verá como todo sale bien.

Mireia: Fabiana, tengo que hablar contigo, es sobre Luis.

Fabiana: Ay niña… ya estoy enterada de lo de ustedes… hace tiempo.

Mireia: Lo sé, Luis me lo ha dicho. Pero no es eso… es que…

Fabiana: ¿Qué pasa Mireia? No me diga que sus padres ya lo saben… (Preocupada)

Mireia: No, peor… ay Fabiana, es que… estoy embarazada.

Fabiana:  ¿Embarazada? Pero válgame Dios, lo que nos faltaba, válgame dios… (Se persigna)

Mireia: Por favor no les digas nada a mis papás ni a Javier, por favor.

Fabiana: Pero cariño, ¿En qué estaban pensando? Deja que hable con Luis, que me va a escuchar ese descarado.

Mireia: No sé que voy a hacer… Si mi padre se entera me mata.

Fabiana: No estarás pensando en abortar, ¿Verdad?

Mireia: No lo sé, tal vez…

Fabiana: ¡Pero bueno, tú te has vuelto loca! Ni se te ocurra hacer algo así.

Mireia: ¿Y qué más puedo hacer? Si mis padres descubren que estoy esperando un hijo de Luis no sólo lo botaran de la hacienda sino que mi padre me mata. ¡Me mata!

Fabiana: Don Sebastián no te va a matar, es tu padre, nunca te haría daño. Pero entiende que mi hijo y tú se pasaron de la raya con esto. Siempre le dije a Luis que esta relación no estaba bien y mira ahora… mira. (Mirando al techo, desesperada)

Mireia: Yo no quiero que lo boten de la hacienda, ni a él ni a ti.

Fabiana: A buenas horas, Mireia, lo piensas… a buenas  horas… ¿Tú sabes que si tu padre nos despide no tenemos a dónde ir? ¿Lo sabes?

Mireia: Lo sé pero…

Fabiana: Pero nada, a ver si maduras, tienes la cabeza llena de pájaros Mireia, eres muy inmadura. Cuando vea a Luis vamos a hablar muy en serio los tres sobre esto. Vaya que sí.

En ese momento Laura y su marido Sebastián salen de la consulta.



Fabiana: ¿Todo bien don Sebastián? ¿Cómo se encuentra doña Laura?

Laura: Bien, ya mejor, me pusieron un suero anti ofídico de esos…

Sebastián: Afortunadamente no fue grave. Menos mal que pude sacarle el veneno pronto en la hacienda de lo contrario… no sé que podría haber pasado.

Mireia: Me asuste mucho, papá…

Laura: Tranquila hija,  estoy bien, en serio.

Sebastián: ¿Y Javier?

Fabiana: Todavía no ha llegado…

Sebastián: Que extraño, si cuando le llamé me dijo que estaba acá en el pueblo…


INT. / HACIENDA GARMENDIA, CASA, COCINA / DÍA

Natalia y Clara conversan, empleada y patrona hablan sobre comida.



Clara: Bueno pues parece que hay bastantes alimentos en la despensa, de todas formas si necesitas algo no tienes más que hacer una lista y te doy el dinero. ¿Sabes manejar verdad?

Natalia: Claro, señora, sin problema. ¿Pero y qué coche puedo usar para ir al pueblo?

Clara: Tal vez la camioneta de Rodrigo, el capataz.

Natalia: ¿Y tener que volver a hablar con ese neandertal? Ay no, por favor, no me haga eso.

Clara: ¿Te pasó algo con Rodrigo que yo no sepa, Naty?

Natalia: Es un baboso… eso es todo.

Clara: Entiendo… Bueno hablaré con mi marido para que le ponga en su lugar.

Natalia: ¡No, eso si que no, Clara! Sería mucho peor, yo puedo pararle los pies si trata de propasarse, no se preocupe.

Clara: ¿Estás segura? Mmm… No me gusta esa clase de hombres… pero bueno aquí en el campo se ve la mayoría son así.

Natalia: En cambio don Alberto es tan serio, tan educado.

Clara: Por eso y otras muchas cosas es que me casé con él. (Sonríe)


EXT. / HACIENDA GARMENDIA, JARDINES / DÍA

Liliana está en el jardín tomando en sol en una hamaca junto a la piscina. La joven termina de ponerse bronceador en el cuerpo y unas gafas de sol. Liliana disfruta del buen tiempo que hace hoy en la región, hablando consigo misma.



Liliana: Si piensas que voy a aceptar que sigas casado con la sosa de Clara, vas listo Alberto, tú vas a ser mío y estaremos juntos quieras o no. Esa mocosa de Cinthia no me va a separar de ti.


SAN ROMÁN
EXT. / CLÍNICA DEL PUEBLO / DÍA

Sebastián, Laura, Mireia y Fabiana salen de la clínica y se encuentran con Javier que acaba de llegar.




Javier: ¡Lo siento mamá! ¿Estás bien? Siento el retraso, estaba preocupado.

Sebastián: ¿Se puede saber dónde te metiste? Tu madre casi se muere y tú por ahí. ¿Dónde diablos estabas?

Laura: Sebastián, por favor, no seas así con el chico… Si no fue nada.

Sebastián: ¿Cómo que no fue nada? ¡Mira Javier, tu madre por poco se muere hoy por culpa de una serpiente y tú por ahí como si nada! ¿Qué demonios te pasa?

Javier: Ya les he dicho que lo siento, estaba en el bar con Manuel, tomando algo y al salir me encontré con el imbécil de Rodrigo.

Fabiana: Ese hombre es despreciable, no le hagas caso.

Laura: ¿Qué paso hijo? ¿Discutieron o qué?

Javier: Le empezó a faltar al respeto a mi novia, diciendo que había visto a Roxana bañándose en la laguna azul.

Mireia: ¿En la laguna azul? ¿Y como sabe Roxana de la laguna esa?

Sebastián: Eso mismo digo yo…

Laura: Bueno ya, ya eso es lo de menos. No debiste haberle confrontado, Javier.

Sebastián: Rodrigo siempre ha sido muy peleonero y busca pleitos.

Javier: Ya lo sé… ¿Tú como estás? ¿Seguro estás bien? ¿Qué hacía una víbora en la casa?

Fabiana: Eso mismo me pregunto yo, nunca había pasado algo así.

Mireia: No sabemos, afortunadamente papá la mató con una escopeta de caza.

Sebastián: Les tengo dicho que cierren las ventanas a cal y canto por las noches, las alimañas se pueden colar en la casa.


INT.  / HACIENDA GARMENDIA, CASA, SALÓN / NOCHE

Toda la familia cena reunida a la mesa, Alberto, Clara, Liliana y la pequeña Cinthia. Los cuatro son servidos por Natalia, la criada. Alberto preside la mesa.



Clara: Estaba todo delicioso, Natalia.

Natalia: Gracias señora…

Liliana: Bueno, yo me retiro a mi cuarto. Estoy muy cansada…

Clara: De no hacer nada, será… porque vamos, hija, ya está bien.

Alberto: Clara, por favor… no empieces.

Liliana: Déjala que hable… ¿Se puede saber que te pasa conmigo, hermanita? ¿A qué viene ese tono?

Clara: ¿Qué que me pasa? Natalia y yo hemos estado todo el santo día limpiando la casa y tú no has movido ni un solo dedo. ¿Te parece poco?

Liliana: Yo no nací para criada, Clara, eso tú que te pones a fregar con Natalia como una vulgar chacha.

Natalia: Yo mejor me voy para la cocina, permiso…

Alberto: Natalia, por favor, llévate a Cinthia a su cuarto, ya es hora de dormir.

Natalia: Está bien, señor… Vamos Cinthia…

Cinthia: Hasta mañana… (Sonríe)

Clara: No te olvides de cepillarte los dientes, mi amor. (Sonríe)

Mientras la niña y la sirvienta se van…

Alberto: Que sea la última vez que arman una discusión delante de la niña. ¿Está claro?

Liliana: ¡Empezó ella! (Enojada) A mi no me mires… ¡Clara siempre me está diciendo lo que tengo y no tengo que hacer! Ni que fuera mi madre.

Clara: Claro, porque te dije la verdad, por eso te enojaste. Está visto no se puede decirte nada.

Alberto: Bueno ya basta, por favor, no son horas de discutir. Mañana tengo que levantarme temprano. No quiero escuchar más sus broncas.

Liliana: Me voy a la cama… (Se levanta de la silla y se va muy enojada)

Clara: ¿Se puede saber a esta que diablos la pasa? Está amargada…

Alberto: No la hagas caso, ya sabes como es…

Clara: Lo que debería hacer es buscarse un novio, aunque en este pueblo dudo mucho que encuentre alguien que merezca la pena, la verdad.


INT. / HACIENDA IRAZÁBAL, CASA, SALÓN / NOCHE

Un par de agentes de policía llegan a la hacienda Irazábal, en el salón ambos le dan a la familia la noticia de la muerte de Luis.



Policía1: Lo sentimos mucho…

Sebastián: ¿Pero qué está diciendo? ¿Cómo que Luis se mató en un accidente?

Laura: Dios mío… no puede ser… (Horrorizada)

Roxana: Ay, por favor, pobre muchacho, pero qué tragedia más grande… (Fingiendo)

Javier: ¿Están seguros que se trata de nuestro capataz?

En ese momento aparece en la sala Mireia…

Mireia: ¿Qué pasa papá? ¿Qué hacen aquí estos policías?

Laura: Mireia, hija… Luis tuvo un accidente con el carro.

Mireia: ¿Quéee? (Preocupada) ¿Pero… pero está bien, verdad? (Nerviosa)

Javier: Luis falleció, hermanita…. (Con mala cara)

Mireia: No… no eso no puede ser… ¡Nooooo!!!! (Sale corriendo hacia la cocina a hablar con Fabiana)

Sebastián: Disculpen agentes… (Mirando hacia la cocina)


INT. / HACIENDA IRAZÁBAL, CASA, COCINA / NOCHE



Fabiana: No Mireia, no, mi hijo no puede haber muerto… (Con lágrimas en los ojos)

Mireia: Mi hermano me lo acaba de decir, hay dos agentes de policía en el salón, Fabiana. (Llorando)

Fabiana: ¡Ay Dios mío! ¡Ayyyyyyy!!! (Llorando destrozada) ¡Ay mi hijo, ay mi hijoooooooo!!!! (Se desmaya)

Mireia: ¡Papá, Javier!!! ¡Ayuda! ¡Fabiana ha perdido el conocimiento!

Padre e hijo van a toda prisa hacia la cocina para atender a Fabiana.


INT. / HACIENDA IRAZÁBAL, CASA, DORMITORIO DE ROXANA / NOCHE

La villana habla por teléfono con su madre, Mercedes está ya en México en un hotel del D.F.



Mercedes: ¿Qué, qué tal? ¿Se murió el tipo ese verdad?

Roxana: Jajaja, ay mamá, eres única… ¿Cómo le hiciste para deshacerte de él?

Mercedes: Muy fácil, le dije a tu primo que nos hiciera un trabajito, no podíamos dejar que ese tal Luis se fuera de la lengua algún día con el asunto de la víbora.

Roxana: ¿Cuándo llegaste  a México? No me habías dicho nada.

Mercedes: Llegue esta tarde. Estoy alojada en un hotel cerca del Zócalo.

Roxana: ¿Vas a venir al pueblo?

Mercedes: Aún no, estaré unos días acá mientras tú te asientas en la hacienda. Después les haré una visita.

Roxana: Perfecto, te necesito aquí conmigo. La estúpida de Laura no murió, maldita sea.

Mercedes: Esa mujer debe tener más vidas que un gato pero no te preocupes… pensaremos algo.

Roxana: Vamos a hacernos con esta hacienda a cómo dé lugar, mamá, y lo sabes.

Mercedes: Ese desgraciado de Sebastián Irazábal me las va a pagar, lo juro…



UNA SEMANA DESPUÉS…
EXT. / HACIENDA GARMENDIA, RÍO / DÍA

A la sombra, Alberto y Clara charlan junto al auto de él, mientras Cinthia camina a orillas del río viendo el paisaje y los árboles. Escuchando el canto de los pájaros.





Clara: Esto es precioso, mi amor… me encanta. Aquí la niña va a tener mucha calidad de vida.

Alberto: El río ese es el que separa nuestras tierras de la hacienda Irazábal. ¿Sabías?

Clara: Entiendo… sí, algo así tenía entendido.  ¿Y ya conoces a los vecinos?

Alberto: No, la verdad que no… Rodrigo me ha hablado un poco pero no sé apenas de ellos. Todavía no tengo el gusto.

La pequeña Cinthia está jugando a la orilla del río, sus padres Alberto y Clara conversan junto al coche cuando inesperadamente la niña se cae al agua y es arrastrada por la corriente...



Cinthia: !Mamáaa!!! !Socorroooooooooo!!!!

Clara: !Cinthiaaaa!!! (Nerviosa y asustada)

Alberto: !Dios!!! !Hijaaaaaaaa!!!! (Sale corriendo hacia el río)

Alberto se lanza al agua sin pensarlo, nadando en el río intentando alcanzar a su hija. Clara, en la orilla, grita histérica y muy nerviosa.

Clara: !Cinthiaaa! !Cinthiaaaaaaaaaa!!!!

Escuchamos música incidental. Alberto trata de llegar hasta la pequeña, pero las aguas del río son muy turbulentas y los arrastran con fuerza...

Alberto (en el agua): !Ya casi te alcanzo mi amor! !Dame la mano! !Dame la manoooo!!!

Cinthia: !Papáaaa, tengo miedo!!! !Papáaaaaaaa!!! (Llorando arrastrada por la corriente)

El río se lleva a Cinthia, Alberto trata de alcanzarla, la fuerza del agua les lleva a los dos... Los chillidos de Clara se escuchan desde la distancia. No muy lejos de allí, Javier, montado a caballo escucha los gritos y arrea al animal en dirección al río...



Javier llega a caballo donde se encuentra Clara… Ambos se miran, escuchamos música, los primeros acordes de “Yo te entregaré todo”, de Diego Vargas, la canción de la novela.

Javier: ¿Qué le pasa? ¿Está usted bien? ¿Le ocurre algo? (Preocupado)

Clara: ¡Ayuda, por favor! ¡Mi hija se cayó al río, mi marido se lanzó al agua por ella! (Nerviosa)

Javier: ¡No se mueva de aquí! ¡Voy a seguir el curso del río! (Arreando al caballo)

El chico cabalga a toda velocidad a la orilla del río, intentando seguir la pista de Cinthia y Alberto. La niña va casi desfallecida, Alberto logra alcanzarla en el agua y darle la mano. Padre e hija, ahora juntos tratan de agarrarse a unas rocas… Javier llega al lugar y baja del caballo. Acto seguido toma una cuerda de la montura y ata a silla del animal. El chico se acerca a la orilla.

Javier: ¿Están bien, señor?

Alberto: ¡Ayuda, por favor!  Tranquila, hija, ya vamos a salir de aquí.

Cinthia: Tengo miedo, papi… (Abrazada a su padre, Alberto se agarra a una rocas como puede)

Javier: Voy a lanzarle esta cuerda. ¿Ok? Trate de ponérsela a la cintura, utilizaré el caballo para sacarles del río.

Alberto: ¡Está bien, está bien! Cinthia, tú agárrate fuerte a papá…

Cinthia: Sí… (Nerviosa)

En esto Javier les lanza la cuerda, hecha un lazo, Alberto logra agarrarla y colocársela al cuerpo de su hija, él sólo toma las cuerda con una mano, mientras con la otra sujeta a Cinthia.

Javier: ¡Voy a sacarles de ahí! ¡Tranquilos! ¡Agárrense fuerte!

Y Javier sube a su caballo, haciéndole avanzar… Lentamente consigue sacar a Alberto y Cinthia del agua. Escuchamos música incidental… Clara llega corriendo al lugar… Javier toma a la niña en brazos, mientras Alberto sale del agua.

Clara: ¡Cinthia! ¡Alberto!  (Nerviosa)

En ese momento, Javier y Clara se miran, escuchamos música (Yo te entregaré todo – Diego Vargas). Ambos permanecen en silencio en un cruce de miradas, miradas que no pasan desapercibidas para Alberto quien  les ve, celoso.

Yo te entrego mi vida, aunque muy poco valga
Yo te entrego mis días, mis horas, minutos y toda mi alma
Yo te entregaré todo, aunque no esperes nada,
Porque al cabo de un tiempo, tú descubrirás cuánto te hacía falta
Porque tú ya me amabas…

CONTINUARÁ

Pspain

Mensajes : 14197
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Joana Sabbagh el Dom Abr 20, 2014 11:05 am

Alberto tiene su lado humano y más cuando salvó a la pequeña aunque en realidad Javier fue quien salvó. Ahora está celoso de Javier que está mirando a Clara

Liliana como siempre una vaga

Esperamos el próximo
avatar
Joana Sabbagh

Mensajes : 10363
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Localización : Ploiesti, Rumania

http://mendezproducciones.mess.tv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Pspain el Dom Abr 20, 2014 11:32 am

Gracias por comentar Joana, los protagonistas han tardado un poco en conocerse ya que tenían que pasar varias cosas antes, a partir de ahora ya podremos ver como se desarrolla su relación. Alberto tiene su lado humano también por eso decíamos que se hará odiar y querer a la vez. Nos vemos en el próximo.

Pspain

Mensajes : 14197
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Joana Sabbagh el Dom Abr 20, 2014 11:34 am

Sí, ya me di cuenta, me gusta más así humano

A ver como va su relacion ahora
avatar
Joana Sabbagh

Mensajes : 10363
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Localización : Ploiesti, Rumania

http://mendezproducciones.mess.tv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Gloria el Dom Abr 20, 2014 4:23 pm

Menos mal que Javier salvó a la niña y a Alberto de ahogarse en el río y ya se flecharon Javier y Clara.

Alberto, hemos descubierto que si tiene su lado positivo, bueno, noble pues es un excelente padre, primero jugando con ella y después tratar de salvarla del río, yo creo que su peor castigo será cuando la niña algún día se llegue a enterar de que él mató a su abuelito  Sad 

Pobre de Fabiana y de Mireia, han perdido a Luis y todo por culpa de Roxana y su madre, que bien me imaginé que ella había sido la culpable de descomponer el auto de Luis, claro, le contó todo sus planes, no podía arriesgarse a dejarlo vivo, maldita que es.

Así que el que vio a Roxana con Luis en el río fue Rodrigo, que bien ya me imagino que él ahora chantajeará a Roxana con eso porque de seguro querrá acostarse con ella pero ojalá se ponga más listo que Luis para que la rubia malvada no lo aniquile a él también.


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Pspain el Dom Abr 20, 2014 5:28 pm

Gracias Gloria, veremos ahora que ocurre entre Clara y Javier ya que ni Alberto ni Roxana van a permitir una relación entre ellos... Y a ver como avanza la historia con lo demás, en el próximo cap. Mercedes llega a la hacienda.

Pspain

Mensajes : 14197
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Gloria el Dom Abr 20, 2014 5:37 pm

Con esa vieja se armará la tragedia griega   Shocked


avatar
Gloria

Mensajes : 11024
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Aleja Soto el Vie Abr 25, 2014 8:09 pm

Excelente capítulo Pedro, me gustó mucho. Veo que Alberto en realidad no es tan desnaturalizado, sólo es ambicioso y machista, y de mal humor, porque quiere a su familia y se angustió por su hija cuando ésta se cayó al río. Una escena muy llena de acción esa Very Happy

Así que fue Mercedes quien preparó el accidente de Luis, es bien mala la señora, junto a Roxana, muy peligrosas. Javier que no sabe a quien tiene de novia pale

Me pregunto qué irá a pasar ahora que Mireia está embarazada. Ya veo que fue Rodrigo quien vio a Roxana y a Luis la vez pasada en la laguna. Me imagino que utilizará eso para chantajearla de alguna manera a ella...


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Pspain el Dom Abr 27, 2014 12:17 pm

Gracias Aleja por comentar y seguir la novela.

Pspain

Mensajes : 14197
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vidas Paralelas 004: Padre e hija

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.