Conectarse

Recuperar mi contraseña


Diabólica 05: La sangre del padre

Ir abajo

Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Pspain el Dom Mayo 17, 2015 7:11 am





DIABÓLICA
CAPÍTULO 5: LA SANGRE DEL PADRE




PUEBLO


INT. / CASA MÉNDEZ, CUARTO DE BAÑO / NOCHE
 
Alicia está en el baño de su casa, la muchacha se dispone a bañarse. Alicia abre el grifo del agua caliente y espera pacientemente. Pero en ese momento, a sus pies y bajo un mueble cercano aparece una serpiente de cascabel. Escuchamos música incidental, el soundtrack de “Diabólica”.




INT. / CASA MÉNDEZ, DORMITORIO DE ALICIA / NOCHE
 
Alicia se despierta sobresaltada, gritando como loca, todo era una aterradora pesadilla.
 
Alicia: ¡AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!
 
La chica se sienta en la cama aterrorizada y prende la luz de la mesita de noche. Alicia mira al suelo, nerviosa…
 
Alicia: Dios mío… era una pesadilla, todo era un sueño… un maldito sueño… (Aterrada y aún agitada)
 
 
AL DÍA SIGUIENTE


INT. / HACIENDA SANTILLANA, DESPACHO DE DAMIÁN / DÍA
 
Don Damián, ya de vuelta a la hacienda, revisa unos papeles y diversas facturas en el escritorio junto a su hijo mayor Leonardo. El viejo está sentado a su mesa, mientras Leo está de pie fumándose un puro habano.


 
Leonardo: Creo que hicimos buen negocio con la venta de esos novillos en Manizales, papá.
 
Damián: Y que lo digas hijo… 100 cabezas a muy buen precio… La verdad que las cosas no nos podrían ir mejor en la hacienda. Todavía recuerdo cuando mi abuelo que en paz descanse compró estas tierras, apenas unas pocas hectáreas… Yo apenas eran un niño y mira…
 
Leonardo: Eso es porque tanto él, como tu papá y tú supieron llevar la finca como Dios manda.
 
Damián: Y algún día todo esto será tuyo, hijo, algún día. Te lo mereces. (Sonríe, Leo le devuelve la sonrisa)
 
Pero en ese momento y sin tocar a la puerta, irrumpe Martín, visiblemente molesto.


 
Martín: Contigo es que quería yo hablar… (Mirando mal a Leo)
 
Leonardo: ¿Se puede saber que te pasa ahora? Mira si vienes otra vez a reprocharme lo del accidente de…
 
Martín: No, Leo… esta vez vengo a que des la cara y admitas delante mi papá lo que estás haciendo a sus espaldas, desgraciado.
 
Damián: ¿De qué demonios estás hablando Martín? No empiecen otra vez con acertijos… ¡Que me tiene hasta las narices ya todos ustedes! (Enojado, se levanta de la silla)
 
Leonardo: Para mí que Martincito se fumó algo esta vez… Ya no sabe ni lo que dice. El caso es despotricar en contra mía. Qué mala que es la envidia, ¿Verdad hermanito? (Se burla)
 
Martín: ¿Se lo cuento yo o se lo cuentas tú?
 
Damián: ¿Se puede saber de qué estás hablando Martín? ¡Desembucha de una maldita vez, carajo!
 
Martín: Aquí donde le ves, tu hijo  preferido, está robando dinero de esta familia.
 
Damián: ¿Qué? (Mirando a Leo)
 
Leonardo: ¡Eso no es cierto, imbécil! Mira que sea la última vez que tratas de ensuciar mi imagen delante  de papá porque eso no te lo voy a consentir. ¿Te quedó claro?
 
Martín: Cínico… ¿Me vas a negar que la hacienda está casi en la quiebra?
 
Damián: ¿En la quiebra? ¿Es cierto eso Leonardo? ¡Habla!
 
Leonardo: ¡Está mintiendo! ¡Martín me odia y se lo está inventando todo, papá! ¡Eso es mentira! La hacienda Santillana no tiene problemas financieros, si quieres te muestro el balance contable del mes pasado…
 
Martín: Claro, por eso llevas dos contabilidades… ¿Verdad?
 
Leonardo: Definitivamente te volviste loco… ¡Estas mal de la cabeza! (Enojado)
 
Martín: Te juro por Dios que como llegue a demostrar que estas robando dinero a esta familia no te la vas a acabar, Leo. Estás advertido.
 
Leonardo: A mi no me amenaces, imbécil. Si no quieres que te rompa la cara.
 
Martín: ¿Ah sí? ¿Tú y cuántos más? ¿Cuántos? (Soberbio, se le acerca)
 
Pero el padre de ambos se interpone, escuchamos música incidental. Don Damián impide que los dos hermanos lleguen a las manos.
 
Damián: ¡Ya basta! Mira Martín eso que estás diciendo sobre Leonardo es muy grave. Espero seas consciente de ello. Y si te lo estás inventando para ponerle en mal lugar te advierto que…
 
Leo: Por supuesto que está mintiendo. Y te lo voy a demostrar… (Se acerca al pc a buscar información)
 
Martín: Está bien,  papá, ya veo que confías más en Leonardo que en mí. Muy bien.  (Se va muy enojado cerrando la puerta de golpe)
 
Damián: ¿Y bien? (Volteando serio, mirando a Leo)
 
Leo: Ven acá… acércate….
 
Leonardo trata de convencer a su padre de que lo que dice Martín es mentira, pero el villano consigue engañar a su padre quien cree ciegamente en él, a pesar de todo, pues es su hijo preferido.
 
 
PUEBLO
INT. / CASA MÉNDEZ, SALÓN / DÍA
 
Tocan al timbre, de la casa. Alicia, recién levantada y aún en bata, sale a abrir a la puerta y en el umbral se encuentra nada más y nada menos que con su mamá, Tamara, quién acaba de llegar al pueblo. La señora va pintada como una puerta.


 
Tamara: ¡Helloooo!!!! ¿Qué tal mi niña? (Sonríe, muy cómica)
 
Su hija se queda petrificada al verla. Tamara, fiel a su estilo, va muy estrafalariamente vestida.
 
Alicia: ¡Mamá! ¿Qué haces tú acá? (Alucinada, su madre le da dos besos en las mejillas.
 
Tamara: Hola mi china… ¡Muá, muá!
 
Alicia: No te esperaba, la verdad… (Sorprendida)
 
Tamara: ¿Qué no me esperabas cari? Ay que mal… Chica pero invítame a pasar. Ay ya, no me digas que estás con un galán… ¿Y tu padre, a todo esto? Seguro con alguna pelandrusca… como de costumbre. (Entrando en la casa, muy cómica, pasando dos dedos sobre una mesa) Ay por favor… (se ve el polvo en la mano)
 
Alicia: ¿Cómo no me dijiste que venías? De haberlo sabido pues…
 
Tamara: Ay mijita, quería darte una surprise, surprise… Y bueno… ya que estas… ¿Me regalas un cafecito, linda?
 
Alicia: Se me ha acabado… Lo siento. Tengo que hacer mercado hoy.
 
Tamara: ¿Un tecito, tal vez?
 
Alicia: No me gusta el té y lo sabes, mamá…
 
Tamara: Carajo… ¿Una… agüita de panela? (Se burla, muy cómica)
 
Alicia: Tampoco… (Resignada)
 
Tamara: Hija de verdad, no tienes de nada, como ama de casa eres un verdadero desastre… Como son estas chicas de ahora… todas unas vagas inútiles sin remedio.
 
Alicia: Ay no empieces…
 
Tamara: Así no te me vas a casar en la vida. Te lo digo yo, reina… En la vida… (Se sienta en el sofá) Hija… tu padre debería contratar una chacha… (Pasando dos dedos por encima de una lámpara) Esto tiene más mierda que el palo de un gallinero… (Se burla)
 
Alicia: Papá salió, dijo que iba a ver a Don Damián, por no sé qué de un testamento.
 
Tamara: ¿Pero es que ese viejo todavía vive? (Alucinada, con los ojos como platos, muy cómica) Válgame Dios… ¿Pero que años tiene? (Se burla)
 
Alicia: Jajajaja. Yo que sé cuantos años tiene Damián Santillana. No me cambies de tema. ¿Qué haces acá?
 
Tamara: Ya te dije, mamita, vine a hacerte una visita. Pero no te hagas ilusiones que marcho mañana para Cali. (Sonríe de oreja a oreja, con cara de tonta)
 
 
INT. / HACIENDA SANTILLANA, SALÓN / DÍA
 
Martín está hablando con Coral y con su madre, doña Lucía en la sala. En esto llega Eva.


 
Coral: ¿Y dices que tu padre no te cree? Esto es increíble.
 
Eva: ¿Y que se podría esperar? Leo es su ojito derecho, siempre lo fue… No es ninguna sorpresa.
 
Martín: Estoy que… las juro que si pudiera lo ahorcaba con mis propias manos. Leonardo es un desgraciado y lo peor de todo es que mi papá le cree a él.
 
Lucía: ¿Y qué quieres que hagamos, hijo? Tu padre es muy terco y necio, jamás dudaría de la palabra de Leonardo, lo sabes.
 
Martín: Esto se va acabar… necesito hallar pruebas de tal fraude pero no sé como. Estoy casi seguro que Leonardo lleva doble contabilidad, que ha estado moviendo dinero fuera de la cuenta de la hacienda.
 
Coral: ¿Y cómo es que don Damián no se ha dado cuenta de todo eso antes, mi amor? No entiendo nada.
 
Martín: Porque Leo le tiene engañado, y yo no sé como desenmascararlo, porque a mi papá le muestra una contabilidad que no es. Sólo que no tengo pruebas, ya les digo. Es mi palabra contra la suya.
 
Coral: Hay que hacer algo, Martín… Esto no puede continuar así. Leonardo se está haciendo dueño y señor de esta hacienda, no me quiero imaginar el día que falte tu padre.
 
Martín: Pues si ha pensado que todo esto va a ser suyo, está muy equivocado.
 
Eva: Papá me dijo esta mañana que quiere hacer testamento.
 
Lucía: Ay madre… que me lo veo venir.
 
Martín: ¿Testamento? ¿Ahora? ¿Y eso a qué viene, Eva?
 
Eva: ¡Yo te digo lo que me dijo! Que lo ha pensado y que va a hablar con Alfredo, el padre de Alicia, para que le haga el papeleo pronto.
 
Martín: Esto no me huele nada bien…
 
Coral: A mí tampoco… (Pensando: Ese maldito viejo es capaz de dejarle todo a Leonardo y dejarnos a nosotros en la calle… pues no se va a salir con la suya, antes lo despellejo vivo)
 
 
PUEBLO
INT. / BAR / DÍA
 
Coral acaba de llegar al bar donde trabaja su prima Paula como camarera. Apenas hay nadie en el local a esa hora del mediodía. Ambas conversan a cada lado de la barra.


 
Paula: ¿Quieres algo de tomar primis?
 
Coral: Un Martini, estaría bien, gracias.
 
Paula: Ahorita te lo pongo… (Buscando la botella y un vaso, así como hielo)
 
Coral: Leonardo se marcha de viaje la próxima semana. Me enteré por la tonta de Lucía.
 
Paula: Leo no me ha dicho nada, que raro… Toma… (Le sirve la bebida)
 
Coral: Al parecer va a ir a Barranquilla a un congreso sobre agricultura, él sólo.
 
Paula: ¿Y?
 
Coral: Que es el momento perfecto para tenderle nuestra trampa, querida. No podemos desaprovechar la oportunidad por nada del mundo.
 
Paula: Me muero por ver la cara de idiota que se le va a quedar cuando le detengan en el aeropuerto de Pereira con un kilo de coca escondido en la maleta, jajaja.
 
Coral: Jajajaja. No te preocupes, yo me encargo de todo. (Sonríe con maldad)
 
Escuchamos música incidental.
 
 
INT. / CASA MÉNDEZ, COCINA / DÍA
 
Alicia y su madre están haciendo la comida en la cocina. Ambas mujeres charlan mientras la chica pone a hervir pasta en una cazuela y Tamara pica lechuga sobre una tabla.


 
Alicia: Papá debe estar al llegar…
 
Tamara: ¿Está saliendo con alguien?
 
Alicia: Apenas me cuenta de su vida privada, la verdad. Hace poco que llegué al pueblo.
 
Tamara: ¿Ya empezaste a trabajar en esa hacienda, cariño?
 
Alicia: Mejor no te cuento… porque si supieras lo que me pasó ayer…
 
En ese momento tocan al timbre.
 
Tamara: ¿Será tu papá?
 
Alicia: No creo… (Mirando su reloj de pulsera) Es pronto todavía, además siempre lleva llave… Voy a ver.
 
Tamara: Ok, mi china. Yo sigo con esto… ¿Tienes tomates?
 
Alicia: En la despensa creo que quedan un par de ellos, mira por allá, mamá. (Sale de la cocina)
 
 
 
INT. / HACIENDA SANTILLANA, DESPACHO DE MARTÍN / DÍA
 
Don Damián y su amigo y abogado Alfredo Méndez charlan sobre el testamento. Ambos sentados frente a frente, escritorio por medio. El viejo bebe de una copa de whisky, el famoso whisky que Coral le está envenenando poco a poco.


 
Alfredo: ¿Estás seguro de lo que quieres hacer, Damián?
 
Damián: Perfectamente. Quiero dejarle a Leonardo el 75% de todos mis bienes. Es decir, la hacienda y la mayor parte de mi fortuna.
 
Alfredo: Por lo tanto la casa de Bogotá y el apartamento de Cartagena…
 
Damián: La casa sería para mi esposa Lucía y el apartamento para Eva.
 
Alfredo: ¿Y qué has pensando dejarle en herencia a Martín, compadre?
 
Damián: 90.000 dólares de una cuenta que tengo en la capital.
 
Alfredo: OK, comenzaré a redactarlo todo y preparar el papeleo esta noche. Cuando lo tenga listo, te aviso para que lo revises y para firmar.
 
Damián: Perfecto. Esto queda entre tú y yo, Alfredo. Nadie puede saber el contenido de dicho testamento hasta que yo no fallezca. ¿Entendiste?
 
Alfredo: Por supuesto, total confidencialidad, ya lo sabes. (Sonríe)
 
 
EXT. / CASA MÉNDEZ, PUERTA PRINCIPAL / DÍA
 
A la puerta de la casa vemos a Martín, esperando de espaldas. En ese instante Alicia abre la puerta y…


 
Alicia: ¿Sí? ¿Quién es?
 
Justo en ese momento Martín se da la vuelta. Ambos se miran sin decir nada. La chica se sorprende al verlo allí.
 
Martín: Ho… hola… (Tímido)
 
Alicia: ¿Martín?
 
Martín: Disculpa el atrevimiento pero tenía que hablar contigo… Lo siento. Samuel me dio tu dirección acá en el pueblo.
 
Alicia: ¿A qué viniste Martín? Mira ahora no te puedo atender, tengo visita. Mi mamá vino a verme desde Cali y…
 
Martín: Por favor, escúchame. Venía a pedirte disculpas por lo de ayer… (Avergonzado)
 
Alicia: No hace falta, tu novia está loca… eso es todo.  Tremendo show la señorita… (Enojada)
 
Martín: No seas así, mira yo sé que Coral estuvo mal, anoche hablé con ella. Es que es muy celosa y… bueno…
 
Alicia: ¿Celosa? Celosa dice… lo que está es ¡Enferma! Está loca, le faltan tres tornillos, eso es lo que la pasa a esa tipa.
 
Martín: Vine porque quiero que vuelvas a la hacienda. Te prometo que no volverá a suceder.
 
Alicia: No Martín, de ninguna manera… Antes muerta que volver a poner un pie en tu casa. Ni hablar. Casi me deja calva la loca esa por favor.
                                                  
Tras la puerta de la cocina, Tamara les ha estado espiando y escuchando toda la conversación. La madre de Alicia contiene la risa, mirando por una rendija de dicha puerta.
 
Martín: Tienes que entenderla. Se pensó lo que no era. Te vio salir del baño donde yo estaba y…
 
Alicia: Y nada, Martín, no la justifiques porque no tienes razón.
 
Martín: Lo sé, lo sé, por eso te pedí disculpas. Pero está bien no las aceptes si no quieres. Pero al menos piensa lo del trabajo. ¿Sí? (Sonríe)
 
Alicia: No te prometo nada… Lo siento.
 
Martín: Como quieras… Bueno cualquier cosa, ya tienes mi teléfono, el de mi casa, quiero decir.
 
Alicia: ¿Se te ofrece alguna cosa más? (Soberbia, con mal tono)
 
Martín: No, nada más… siento haber molestado. Chao… (Se va)
 
Alicia: Con Dios… (Cerrando la puerta con rabia) ¡Imbécil! Viene ahora a pedirme disculpas después del showcito que me hizo la loca de su novia… por favor…
 
 
INT. / CASA MÉNDEZ, SALÓN / DÍA
 
En la sala, Alicia es interrumpida por su madre, Tamara.


 
Tamara: ¿Quién era ese galán, hija? Tremendo papito, mi china… (Sonríe, burlona)
 
Alicia: ¿Papito? Patán, más bien dirás. Ese tipo es un idiota. Ayer fui a su casa, a la hacienda que te dije hace días atrás por teléfono para trabajar como veterinaria. Por error me metí en el cuarto de baño donde estaba él y resulta que su novia, la zafia de Coral, casi me arranca la cabellera en medio de un ataque de celos e histeria.
 
Tamara: Jajajajaja. No me lo puedo creer. ¿En serio? Jajajajaja. (Se ríe a carcajadas)
 
Alicia: No te rías, mamá, que no tiene gracia ninguna. Fue muy desagradable.
 
Tamara: Jajajaja, perdona, es que no lo puedo evitar. Chica, normal que la tipita se pusiera celosa de ti… ¿Pero tú has visto el novio que tiene? Si yo saliera con un papito así te juro que lo llevaba atado de una correa, pero sin soltarlo ni para ir al baño.
 
Alicia: Deja de decir estupideces, jajaja. (Se le salta la risa)
 
Tamara: Ay mi china… Esa Coral defendió lo suyo… De todas formas…  algo vería en ti para ponerse celosa, mamita. Eres bella, fina, con estudios… Todo un partidazo. Cualquier mujer se pondría celosa de ti, cariño. (Sonríe)
 
Alicia: Yo no le di motivos, ya te expliqué lo que sucedió. Fue un accidente. Yo jamás tendría nada con Martín Santillana.
 
Tamara: ¿A poco no? ¿Qué no te gusta o qué?
 
Alicia: Bueno, no está mal pero… pero tiene novia. Y yo no soy ninguna fufurufa.
 
Tamara: Jajajaja.
 
Alicia: ¡No te rías!
 
Tamara: Pero si no tuviera novia, le echabas los perros… Confiesa.
 
Alicia: La jauría entera… pa que mentirte.
 
Tamara y Alicia: Jajajajaja. (Madre e hija ríen a carcajadas)
 
 
INT. / COCHE DE MARTÍN / DÍA
 
Martín va manejando su auto camino a la hacienda, a su lado va su amigo Samuel, en el asiento de copiloto.


 
Samuel: ¿Entonces dices que Alicia no aceptó tus disculpas? Era casi de esperarse…
 
Martín: No, esa Alicia es bien orgullosa y terca como una mula. ¿Pero sabes qué? Que allá ella. Mañana mismo pondré un anuncio en prensa buscando otro veterinario. ¿Qué se piensa que es esa tipa, la última coca cola del desierto para andar rogándole? Anda ya…
 
Samuel: ¿En serio vas a hacer eso? Espera un poco, a lo mejor se le bajan los humos y accede a regresar a la finca… Alicia es así… La conozco hace tiempo. Es que tu Coral se pasó tres pueblos, Martín. Reconócelo.
 
Martín: Pues si piensa que la voy a estar esperando eternamente va lista… Esa tipa no sabe quién soy yo. No más faltaba.
 
Samuel: Jajaja. Ay compadre… Te lo has tomado como algo personal. ¿Eh?
 
Martín: Por supuesto. Si ella es soberbia,  yo lo soy mucho más… (Serio, mirando hacia la carretera)
 
 
EXT. / PLAZA DEL PUEBLO / DÍA
 
Coral se dispone a subir a su auto cuando se topa con un hombre. El tipo la reconoce y ella también a él.


 
Óscar: ¿Coral?
 
Coral: ¿Óscar? ¿Qué demonios haces tú aquí? (Alucinada, nerviosa)
 
Óscar: No me lo puedo creer. Eres tú. ¿Cómo estás, preciosa? (Le da un beso en la mejilla)
 
Coral: Ahora no puedo hablar contigo, lo siento tengo mucha prisa… (Se va pero él la toma del brazo)
 
Óscar: Espera mujer… ¿Qué ya te vas a ir así sin más? Después de lo que pasó entre nosotros en San Francisco… ¿O acaso ya me has olvidado, eh? (Sonríe seductor)
 
Coral: Óscar, por favor, suéltame… No quiero que nadie le vaya con el chisme a Martín.
 
Óscar: ¿Sigues con ese? Jajaja. Con razón, por dinero baila el perro. (La suelta del brazo)
 
Coral: Eso no es cierto, yo a Martín lo amo. ¿Me oyes? Lo amo.
 
Óscar: Lo amas y por eso te acostaste conmigo hace un año. ¿Verdad? No seas cínica, que no te pega nada. ¿Ya te olvidaste de cuando lo hicimos en aquel ascensor del hotel? Estuviste sensacional, mamacita.
 
Coral: ¡Cállate! ¡Cállate! No vuelvas a repetir eso. Aquello fue… fue un error, un…
 
Óscar: Tú lo deseabas tanto como yo…
 
Coral: Estaba borracha… no sabía lo que hacía… Yo amaba y amo a Martín más que a nada en este mundo. Y tú lo sabes.
 
Óscar: Ya pues cuando yo te hacía el amor y gemías entre mis brazos no parecías acordarte mucho de tu Martín, hermosa…  Mira, no te preocupes, no voy a decirle nada a nadie, si es lo que piensas.
 
Coral: Más te vale. ¿Se puede saber qué haces tú aquí en Colombia, y en este pueblo precisamente?
 
Óscar: Vine por negocios… eso es todo. Casualidades que tiene la vida. (Sonríe)
 
Coral: Aléjate de Martín y de mí, no quiero problemas. Olvídame.
 
Óscar: Está bien, preciosa, como tú digas… Por cierto, estás regia… Que suertudo es tu noviecito… Chao, princesa. (Le guiña el ojo y se va)
 
Coral: Dios mío, lo que me faltaba… Ojalá se largue pronto, Martín no puede descubrir la verdad, no puede… Mi boda con él se iría al carajo… ¡Primero muerta! (Subiendo a su coche)
 
 
INT. / HACIENDA SANTILLANA, SALÓN / DÍA
 
Don Damián le muestra una carta a doña Lucía y a Eva, el viejo está muy enojado pues acaba de descubrir algo muy importante. Un secreto que llevaba años oculto.


 
Lucía: ¿De qué hablas Damián?
 
Damián: ¡De lo que pone en esta carta, desgraciada! ¡Acaba de llegarme este sobre por mensajería urgente, maldita traidora!! (Furioso)
 
Eva: ¿Qué pasa, papá?
 
Damián: ¡No me digas papá, bastarda! Tú madre y tu me han estado viendo la cara durante años, pero esto no se va a quedar así… ¡Perras malditas!!!
 
Lucía: No sé quien te habrá enviado esa carta pero te juro que…
 
Eva: ¿Pero qué dice esa dichosa carta? ¿Por qué me llamaste bastarda, papá? ¿Te volviste loco?
 
Damián: ¡Mira, lee! (le lanza el papel a Eva, la chica lo lee)
 
Eva: Dios mío… (Leyendo: “Eva no es tu hija, la zorra de Lucía te engañó”)
 
Lucía: Damián, por favor, cálmate, te prometo que puedo explicarte todo.
 
Damián: ¿Qué es lo que me vas a explicar zorra de cuarta? ¡Que me encajaste una hija que no es mía, desgraciada! ¡Furcia!!! Eres una ramera. Debería romperte la cara, maldita perra.
 
Eva: ¡Bueno ya basta! ¡Ya es suficiente! Mamá, ahora mismo me vas a decir la verdad. ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¡Dime!
 
Lucía: E… Eva… yo… (Avergonzada, no puede negarlo)
 
Eva: ¿O sea que es verdad? (Horrorizada) No me lo puedo creer.
 
Damián: Las quiero fuera de mi casa a las dos… ¡Ahora mismo! ¡Par de cínicas!
 
 
INT. / HACIENDA SANTILLANA, DESPACHO DE MARTÍN / DÍA

Coral le cuenta a Martín una noticia que le dejará sin palabras... La villana, de pie frente al escritorio, él sentado en su silla al otro lado de la mesa.





Coral: Cómo lo oyes... Acabo de escuchar la discusión que hay en la sala. Tu hermana Eva, no es hija de tu padre, mi amor...

Martín: ¿Quéeee? (Alucinado) ¿De qué estás hablando?

Escuchamos música incidental, la sintonía de "Diabólica". Coral sonríe astutamente cuando Martín no la ve...

CONTINUARÁ...

Pspain
Admin

Mensajes : 14689
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Joana Sabbagh el Dom Mayo 17, 2015 9:43 am

Leonardo ha logrado demostrar que Martín está mintiendo, a ver cuanto le dura

Jajaja que loca está Tamara!!!

Oscar llegó al Pueblo, vamos a ver si le cuenta a Martín lo que pasó con Coral

¿Quien la habrá enviado la carta a Damián?

Esperamos el próximo
avatar
Joana Sabbagh

Mensajes : 10293
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Localización : Ploiesti, Rumania

http://mendezproducciones.mess.tv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Pspain el Dom Mayo 17, 2015 4:23 pm

La carta obviamente es obra de Coral que descubrió tal secreto en el cap. anterior.

Tamara llega a poner la nota de humor en la novela. Gracias por comentar, Joana.

Pspain
Admin

Mensajes : 14689
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Gloria el Dom Mayo 17, 2015 6:48 pm

Pero qué desgraciado el pin... viejo de Damián, ¿Qué culpa tiene la pobre Eva de que su mamá lo haya engañado?

Coral va a perder mas por lo menos, es lógico que se quiera vengar de Damián pero las cosas que está haciendo la están sentenciando a quedarse sin Martín, el amor de su vida, porque toda la verdad siempre sale a la luz y cuando Martín se entere que fue ella quien le mandó ese anónimo a Damián, la va a odiar y luego cuando se entere también de lo del otro hombre, vaya con Coral, así que en el elevador eh? Jajajja

Que graciosa es Tamara, ya hasta logró sacarle la risa a Alicia que estaba que no la calentaba ni el sol del coraje

Menos mal que solo fue una pesadilla lo de la víbora de cascabel, que sino... ya decía yo que había sido muy rápida Coral para haber ido hasta la casa de Alicia y ponerle la víbora jaja

Ese viejo sí que se llevará una gran decepción con su hijito Leonardo
avatar
Gloria

Mensajes : 11359
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Pspain el Lun Mayo 18, 2015 7:50 am

Veremos si Martín descubre la aventura de Coral o no. De momento está jugando bien sus cartas la villana... ¿Conseguirá tenderle la trampa que tiene planeada a Leonardo? Está dispuesta a todo con tal de hacerse dueña de la hacienda y vengarse del viejo. Gracias por comentar.

Pspain
Admin

Mensajes : 14689
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Gloria el Lun Mayo 18, 2015 9:53 am

Eso de la trampa a Leonardo ya me anda por verlo, ojalá sí lo logre Coral porque ese imbécil sí se lo merece
avatar
Gloria

Mensajes : 11359
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por EduLin17Xever el Vie Jun 26, 2015 10:52 am

Si algo me gusta de la novela, son los diálogos de la villana que hace Itati Cantoral, su Coral es de las más intensas.

Ese Damián ya está dando ventaja a Leonardo, Martín lo enfrenta, le dice su verdad y la del declive de su empresa. No sé, sentí que Damián es un ciego y no confía en el bueno, sino en el malo.

La madre de Alicia, Tamara es toda una loquilla.Razz

Alicia tiene motivos para no perdonar al bobo de Martín, por justificar a su noviecita loca, es por eso que se lo busca que lo dejen plantado con un no.

La Coral ni tan mujer buena se veía, llego Omar para sacudir su vida. Ni hablar de lo que pueda pensar Martín de esto. El enemigo lo tiene muy cerca.

Uy llego el momento que a Lucía se le cae la mentira, pobre de ella y de Eva, ahora las dos se van a la calle, por culpa de Coral.

Muy buen capítulo.Very Happy
avatar
EduLin17Xever

Mensajes : 1163
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : Lima

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Pspain el Vie Jun 26, 2015 11:02 am

Muchas gracias por comentar Edu, por cierto no es Omar es Oscar jaja.

Me alegro que te guste el personaje de Coral, sin duda se roba el show ella sola.

Pspain
Admin

Mensajes : 14689
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por EduLin17Xever el Vie Jun 26, 2015 11:12 am

@Pspain escribió:Muchas gracias por comentar Edu, por cierto no es Omar es Oscar jaja.

Me alegro que te guste el personaje de Coral, sin duda se roba el show ella sola.

Creí que lo comentarías más tarde, pero ya que. Embarassed

Es que eso es lo que me gusta, una protagonista villana así de impulsiva como la Coral. Smile
avatar
EduLin17Xever

Mensajes : 1163
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : Lima

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 05: La sangre del padre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.