Diabólica 08: El primer hombre

Ir abajo

Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Pspain el Lun Mayo 25, 2015 12:14 am





DIABÓLICA

CAPÍTULO 8: EL PRIMER HOMBRE





RISARALDA, COLOMBIA
PUEBLO
INT. / CASA MÉNDEZ, DESPACHO DE ALFREDO / DÍA
 
Martín está conversando con Alfredo, el abogado de su padre. Ambos hombres charlan sentados a ambos lados del escritorio del padre de Alicia.


 
Alfredo: A ver Martín, para empezar el juzgado de la capital no aceptará los trámites de divorcio hasta esperar un mes de la fecha de la boda…
 
Martín: Está bien, no hay problema con eso. Coral ya se marchó de la casa, Alfredo, así que puedo esperar el tiempo que haga falta.
 
Alfredo: Al no haber consumación del matrimonio imagino que la ceremonia religiosa no será válida, aunque no sé como funciona eso… Debes informarte en la iglesia. Lo que sí te puedo decir es que por lo civil puedo divorciarte en unos tres meses.
 
Martín: Perfecto… no quiero seguir ni un día más atado a esa cínica… Se burló de mí, Alfredo. Me engañó en mi propia cara. La verdad, no creo que vuelva a enamorarme de nadie nunca más… No quiero, prefiero estar solo toda la vida que volver a pasarlo mal.
 
Alfredo: Pero Martín, eso lo dices ahora porque todo este tema de Coral está muy reciente pero con el tiempo verás que conoces a alguien y… tal vez… no sé…
 
Martín: No Alfredo, no insistas… me quedaré soltero, yo no creo en el amor. Eso son sólo tonterías…
 
Alfredo: No digas eso, hijo, mira… a lo mejor… hay alguna chica a quien… bueno, a quien le gustas… (Pensando en Alicia) y no se atreve a decirte por temor al rechazo.
 
Martín: ¿A quién le voy a interesar yo en este pueblo, Alfredo? Además te estoy diciendo que…
 
Alfredo: Qué necio eres Martín… Eres un tipo joven, bien parecido… Seguro hay montones de mujeres en este pueblo interesadas en ti. Sólo tienes que darte una nueva oportunidad, no te digo ahora pero con el tiempo… No te cierres al amor, eres muy joven todavía. Yo me divorcié de la madre de mis hijos hace muchos años, cuando Alicia y su hermano eran niños. Nunca volví a casarme pero he tenido mis “amigas”.
 
Martín: ¿No te volviste a enamorar de nadie más?
 
Alfredo: No… la verdad no. Pero nunca se sabe. Bueno pues voy a iniciar todo el papeleo en estos días.
 
Martín: Cuando tengas algo me llamas, ya tienes mi celular. (Se levanta de la silla)
 
El abogado hace lo mismo, ambos se dan la mano y Martín se despide.
 
Alfredo: Bueno pues cuídate y ánimo, Martín, que el tiempo lo cura todo, ya lo verás, hombre. (Sonríe) Yo tengo que salir de viaje a la capital ahorita. Tengo que dejarte. Chao Martín. (Se va)
 
Martín: Eso espero Alfredo… Nos vemos en otra ocasión. Hasta pronto.
 
 
INT. / CASA DE PAULA, SALÓN / DÍA
 
Coral le cuenta a su prima los planes que tiene Martín. Las dos mujeres de pie, en la sala. La villana está histérica.


 
Coral: ¡El muy imbécil ahora va y me dice que se quiere divorciar de mí!!! ¡Antes muerta! Ni hablar, no pienso darle el divorcio, eso nunca en la vida.
 
Paula: Bueno no sé como sean las leyes pero a lo mejor con que él lo solicite pues…
 
Coral: ¡CÁLLATE! ¡Ni lo digas! ¡Eso no puede pasar! Ni hablar… no voy a dejarle vía libre a esa mosquita muerta de Alicia Méndez.
 
Paula: ¿Alicia? ¿Qué acaso has notado algo más en esa estúpida? No me digas que… (Extrañada)
 
Coral: Que esa zorra con carita de yo no fui está como gata en celo con mi marido pero no se lo voy a dejar tan fácil. Antes soy capaz de matarla, te lo juro. La mato y le saco los ojos a esa perra antes de que le ponga un solo dedo encima a Martín. ¿Me oyes? ¡LA MATOOOO!!!!
 
Paula: Ay Coral, cuando hablas así me das miedo… (Asustada)
 
Coral: ¡Más miedo debe tener esa tipa! Porque como la encuentre otra vez coqueteándole a Martín no se la va a acabar, eso tenlo bien seguro, prima. Soy capaz de todo por defender lo mío.
 
Paula: A ver Coral, razona… Martín no quiere nada contigo, nada… Va a pedir el divorcio… Yo creo que lo mejor es que se lo des y punto. Nos largamos las dos a San Francisco y ya. Yo me muero por dejar este mugroso pueblo y perder a todos de vista.
 
Coral: Ni hablar, yo de aquí no me muevo sin Martín. ¿Me oyes? Sin él mi vida no tiene sentido.
 
Paula: Ay prima, lo tuyo no es amor, es obsesión. Estás obsesionada con Martín.
 
Coral: Deja de decir estupideces.
 
Paula: Chica yo no sé que decirte… la verdad no soy la mejor para dar consejos pero yo que tú abandonaba la pelea. Has perdido a Martín, Coral, asúmelo. No seas terca.
 
Coral: ¡No! ¡Te digo que nooo!!! ¡Primero muerta antes que perder a mi marido! ¡Primero muerta!!!! (Furiosa)
 
 
INT. / CASA MÉNDEZ, SALÓN / DÍA
 
Martín se encuentra con Alicia, quien ya vestida, le pregunta por lo del divorcio.


 
Alicia: Mi papá me dijo que en unos meses podrías tener el divorcio de Coral, Martín.
 
Martín: Eso espero Alicia… (Con mala cara)
 
Alicia: ¿Quieres tomar algo antes de irte? ¿Una cerveza, café, no sé?
 
Martín: Café estaría bien, gracias, Alicia, eres muy amable. (Sonríe)
 
Alicia: Siéntate en esa butaca y ahorita te lo traigo, precisamente hice café esta mañana. Mi mamá estuvo aquí hace un par de meses de visita y la bronca que me echó por no tener ni café ni té ni nada…
 
Martín: Jajaja. ¿En serio? Debe ser un caso tu mamá, entonces.
 
Alicia: No lo sabes tú bien, dice que me voy a quedar para vestir santos porque no sé ni freír un huevo. Pero sí que sé eh… no te pienses tú ahora que…
 
Martín: Jajaja. Me haces reír, Alicia.
 
Alicia: ¿De verdad? (Sonríe)
 
Martín: Sí. (Sonríe tierno) Eres muy simpática. (Se sienta en la butaca)
 
Alicia: Gracias… (Avergonzada) Mi papá me dijo que tenía que irse a Pereira, es que trabaja por libre con un bufete de la ciudad. Aparte lleva casos por esta región también.  (Entrando en la cocina)
 
Martín: Me imagino…
 
Alicia: ¿Te pongo azúcar?
 
Martín: Sí, gracias.
 
Alicia: OK… dame un minuto…
 
Mientras la muchacha le sirve una taza de café en la cocina, Martín sonríe y mira hacia varios rincones de la sala. En un mueble hay varios portarretratos donde se ven fotos de Alicia con su padre, su madre, su hermano Ángel… Martín espera pacientemente, hasta que Alicia regresa de la cocina con el café. La chica se acerca.
 
Martín: Tardaste poco…
 
Alicia: Calentar al micro y listo… (Sonríe) Toma… (Se la va a dar)
 
Pero en ese momento la joven tropieza sin querer y le cae la taza a Martín encima. El chico se levanta de la butaca en medio de una cómica situación.
 
Alicia: ¡Ay perdón!! ¡Que boba!!! (Avergonzada) Lo siento, lo siento Martín… que torpe…
 
Martín: Ahhh… me quema…
 
Alicia: Lo siento… perdóname, soy una inútil… razón tiene mi mamá. (Preocupada)
 
Martín: No te preocupes, fue un accidente, eso le puede pasar a cualquiera, mujer.
 
Alicia: Espera miraré a ver si te puedo dejar una camisa prestada de mi papá. El baño es en esa puerta de ahí enfrente. ¿Qui… quieres que te ayude? (Tímida)
 
Martín: Bueno… (Tenso)
 
En ese momento la joven le comienza a desabotonar la camisa a Martín. Alicia quita los botones uno a uno lentamente, con la mirada baja, muy nerviosa. Martín no dice nada, permanece también en silencio… Alicia le abre la camisa despacio y se le queda mirando el pecho. Martín se pone nervioso pues la situación es algo tensa para los dos.
 
Alicia: Lo siento… de veras que… Ahorita te traigo una camisa de mi papá y te cambias que no quiero agarres frío. (Con la camisa ya en la mano)
 
Martín: ¿Por qué eres así, Alicia?
 
Alicia: ¿A… así… así como? (Nerviosa)
 
Martín: Así, tan dulce… no sé, es que nunca me habían tratado con tanta delicadeza.
 
Alicia: Es que… es que… (Nerviosa, sin mirarle a los ojos)
 
Martín: ¿Te ocurre algo Alicia? ¿Por qué no me miras a la cara? ¿Dije algo mal? (Preocupado)
 
Alicia: No, no… para nada… es que… bueno será mejor vaya por la camisa al cuarto de mi papá… No me tardo. ¿Sí?
 
Martín: Está bien… aquí te espero entonces. (Sonríe)
 
Nuestra protagonista se va hacia la cocina para meter la camisa a lavar y allí habla sola.
 
 
INT. / CASA MÉNDEZ, COCINA / DÍA
 
La joven mete la camisa en la lavadora y…
 
Alicia: Ay Dios mío… esto no me puede estar pasando… Estoy a solas con Martín y así… Creo que me va a dar algo. Voy por la camisa. (Se marcha para el dormitorio)
 
 
INT. / HACIENDA SANTILLANA, SALÓN / DÍA
 
Toda la familia Santillana charla en la sala de la mansión, los cuatro sentados entre el sofá y un par de butacas. Las mujeres en el sofá.


 
Leonardo: ¿Entonces se quedan, dicen?
 
Lucía: Al menos una semana hasta que Martín esté mejor… Yo hoy le he visto mejor cara, no sé.
 
Eva: Supongo que necesita tiempo… Está muy reciente lo de Coral, pero nadie se muere por desamor, mamá.
 
Damián: Leo y yo hemos pensado llevar a Martín al club del pueblo esta noche.
 
Lucía: ¿Quéee?
 
Eva: Pero bueno, ¿Se volvieron locos? ¿Cómo que van a llevar a mi hermano a ese prostíbulo? Ni hablar.
 
Leonardo: Jajaja. Martín tiene que olvidarse de Coral y qué mejor que con las chicas del club. Hay unas rusas nuevas que están… (Se muerde el labio)
 
Lucía: Pero que cerdo eres Leonardo… (Con cara de asco) No me interesa lo que hagas con esas fufurufas en tus ratos libres. Pero a Martín no le van a enredar con esas mujerzuelas, no más faltaba.
 
Damián: Martín hará lo que yo diga que para eso soy su padre…
 
Lucía: Pero bueno…
 
Leonardo: Pero nada, Lucía. Aquí ustedes dos ya no son nadie. ¿O ya se les olvidó, ah?
 
Eva: Parece mentira que tantos años siendo tu hermana y ahora no signifique nada para ti.
 
Leonardo: Yo sólo tengo un hermano, y ese es Martín. Esta noche va a disfrutar de lo lindo con la Loli, jajajaja.
 
Damián: Jajajajaja. Yo se la pago, no te preocupes, Leonardo.
 
Lucía: Vámonos hija… que me están dando náuseas de escuchar a estos dos depravados.
 
Eva: Te acompaño al jardín, mamá. Vamos a dar un paseo. (Se levantan del sofá y se van)
 
Mientras, padre e hijo se quedan hablando en la sala.
 
Damián: La semana pasada estuve yo con la dominicana… la Vane… ay como está esa vieja…
 
Leonardo: Jajajaja. Ya me imagino. ¿Quieres otra copa, papá? (Tomando la botella de la mesa y un vaso)
 
Damián: Dale… (Sonríe) Ponme un tequila doble.
 
 
INT. / CASA MÉNDEZ, SALÓN / DÍA
 
Alicia vuelve a la sala con una camisa de su padre para dársela a Martín. Nuestro protagonista aún la espera de pie junto al sofá.


 
Alicia: Mira, te traje esta, no sé si te sirva. (Se la da)
 
Martín: Gracias…  (Comienza a ponérsela)
 
Alicia: Martín….  Yo… (Nerviosa, le mira mientras él se pone la camisa pero aún no se la ha cerrado)
 
Martín: ¿Sí? (Extrañado)
 
Alicia: Nada, olvídalo… (Avergonzada, no puede evitar mirarle y sentir deseos de tocarle, de abrazarle)
 
Martín: Gracias por la camisa… no me queda tan mal. ¿No? (Sonríe)
 
Alicia: Estás muy lindo… (Sonríe tierna)
 
Martín: Bueno pues ya me voy… Cuando puedas me das la otra y te devuelvo esta, no quiero que Alfredo se entere.
 
Alicia: No te preocupes…
 
Martín: Me marcho, que tengo tarea en la hacienda, quedé con Samuel en ir a ver unos cultivos de caña de azúcar esta tarde y mira la hora… (Se da la vuelta para irse)
 
Alicia: Martín… Espera… No te vayas… (Tímida)
 
Martín: ¿Sí? (Volteando, extrañado)
 
Alicia: Martín… yo… (Avergonzada) Yo… yo…
 
Martín: ¿Qué pasa Alicia? ¿Estás bien?
 
Alicia: Martín yo…
 
Pero en ese preciso instante la joven no se aguanta ni un minuto más y se lanza a besarle. Martín no se lo espera y Alicia le abraza y le roba un beso en los labios. Nuestro protagonista se queda sin palabras ni saber como reaccionar. Alicia le besa con ganas durante unos segundos. La chica se retira avergonzada y…
 
Alicia: ¡Lo siento, perdón!!! (Avergonzada) Ay Dios mío pero que hago… ¡Perdón!!!
 
Martín: ¡Alicia! (Sorprendido)
 
Alicia: Martín yo… es que… (Nerviosa) como te digo…
 
Martín: No sí no hace falta me digas nada…
 
Alicia: Lo siento, te prometo no lo haré más… no debí besarte así, ahora que vas a pensar de mí.
 
Martín: Yo no pienso nada… Sólo que no lo esperaba, eso es todo.
 
Alicia: Me gustas Martín.
 
Martín: ¿Qué?
 
Alicia: Me gustas desde el día en que te conocí cuando llegaste de San Francisco con Coral.
 
Martin: Pero Alicia… tú… tú sabías que yo me iba a casar. ¿Cómo así que te gusto?
 
Alicia: Ya lo sé, lo sé y lo acepté pero ahora que te vas a separar de esa mujer pues… lo siento, perdona. Te juro que no lo haré más, seguramente no te gustó.
 
Martín: Alicia, Alicia…
 
Alicia: No digas nada…
 
Martín: Claro que me gustó pero… pero… yo no busco nada ahora con nadie. Ya te lo dije.
 
Alicia: Pero… a lo mejor más adelante… No sé… yo sé esperar. Yo te puedo esperar el tiempo que necesites, de verdad.
 
Martín: No puedo prometerte nada, Alicia… Yo sigo enamorado de Coral, a pesar de todo. Apenas me enteré ayer de su engaño.
 
Alicia: Pero yo sé que la vas a olvidar y cuando eso pase, yo estaré aquí esperándote, si tú quieres, claro. (Sonríe)
 
Martín: Gracias por ser así conmigo, Alicia. (Sonríe)
 
Alicia: Yo esperaré lo que sea, sólo quiero verte feliz. Que vuelvas a sonreír. ¿Sí?
 
Martín: Lo intentaré…
 
Alicia: No basta con intentarlo, tienes que poner de tu parte. Mira, aquí tienes una amiga. Cuando necesites hablar pues… ya sabes.
 
Martín: Pero tal vez no sea buena idea… tú sientes algo más que eso y lo sabes.
 
Alicia: Pero no importa, no me importa… Así sea como amiga, al menos estaré cerca de ti, Martín.
 
Martín: Gracias… no sé que decir.
 
Alicia: Eres tan tierno… (Sonríe) Ojalá Leonardo hubiera sido como tú… (Se le saltan las lágrimas)
 
Martín: ¿Por qué lloras Alicia? ¿Qué te hizo mi hermano?
 
Alicia: Bueno… tú sabes que él y yo fuimos novios un tiempo hace un año, algo más… Estuvimos saliendo durante unos meses pero al poco me dejó por la perdida esa de Paula, la prima de Coral.
 
Martín: Ahm… no lo sabía, lo siento, de veras. Bueno, Leonardo es así, no le justifico pero él se divierte con unas y otras sin importarle nada. Deberías haberte dado cuenta.
 
Alicia: Demasiado tarde lo hice… ahora me arrepiento. (Llorando)
 
Martín: No llores Alicia… por favor… (La toma de la cara y ella le alza la mirada) No me gusta verte así.
 
Alicia: En cambio tú eres tan distinto… no parecen hermanos.
 
Martín: Leo es Leo, yo soy yo. (Sonríe) Bueno, aparte somos hijos de mujeres diferentes…
 
Alicia: Jajaja. (Se limpia las lágrimas) Tienes razón, será eso… Gracias por hacerme sonreír, Martín. Eres muy especial.
 
Martín: Tú también. (Sonríe) Pero no quiero hacerte daño, eso es todo.
 
Alicia: No me lo haces, yo soy muy consciente de que Coral está presente en tu vida ahora pero… ya te dije, sé esperar. ¿Puedo… puedo hacerte una pregunta?
 
Martín: Tu dirás… soy todo oídos. (Sonríe)
 
Alicia: Bueno… este… yo… ¿Yo te gusto? (Avergonzada, baja la mirada)
 
Martín: Mmm… No… (Se burla) No me gustas… me encantas. (Sonríe tierno)
 
Alicia: ¿En serio? (Sonríe ilusionada y le mira a los ojos)
 
Martín: Claro… y el beso fue muy bonito pero… Voy a ser sincero contigo, Alicia.
 
Alicia: Sí, por favor… prefiero que me digas tanto lo bueno como lo malo ahora que no después.
 
Martín: Me gustas, me gustas mucho pero… no te quiero engañar.
 
Alicia: Lo sé y lo entiendo.
 
Martín: Si tuviera algo contigo ahora pues… y no quiero hacerte daño, eso es todo. No quiero que pienses que juego contigo, porque no soy así.
 
Alicia: Gracias por ser sincero conmigo Martín.
 
Martín: Pero… podemos ser amigos y el tiempo dirá. ¿Sí?
 
Alicia: Ok… (Sonríe) ¿Amigos entonces?
 
Martín: Amigos… (Sonríe, se abrazan) Y ahora sí, ya me voy que Samuel me va a matar…
 
Alicia: Jaja. OK, Martín. Cuídate… ¿Sí? Hasta pronto.
 
Martín: Chao Alicia. (Se va)
 
 
EXT.  / HACIENDA SANTILLANA, PATIO  / NOCHE
 
Samuel conversa con Martín frente a la casa.


 
Samuel: Deberías darle una oportunidad a Alicia, Martín.
 
Martín: Ya hablé con ella y le dije que necesito tiempo. Nada más.
 
Samuel: Pero dijiste que te besó… A esa chica le gustas y yo sé que te podría hacer muy feliz. Alicia es buena muchacha, aparte la mejor amiga de tu hermana Eva.
 
Martin: Hablando de Eva… ¿Le confesaste tus sentimientos ya o qué?
 
Samuel: No pude… la idiota esa de Paula nos interrumpió… En mala hora…
 
Martín: Jajaja. Pues espabila porque sólo van a quedarse una semana en la hacienda, luego mi mamá y ella volverán a Cartagena.
 
Samuel: ¿Y qué hago? ¿Y si me dice que no?
 
Martín: Pues te buscas otra…
 
Samuel: Qué gracioso eres… (Con mal tono)
 
Martín: Jajaja, es broma, Samuel. No te enojes. Tengo que dejarte, hablamos mañana.  (Entrando a la casa)
 
Samuel: ¡Chaooo!!! (Se va)
 
 
INT. / CASA MÉNDEZ, DESPACHO DE ALFREDO / NOCHE
 
Coral ha ido a visitar a Alfredo. Alicia no está en la casa, pues ha quedado para conversar con su amiga Eva en la plaza del pueblo. La villana lleva unos guantes de tela y va muy elegantemente vestida.


 
Alfredo: Martín quiere el divorcio, Coral. Así que no hay vuelta de hoja. (Guardando un abrecartas en un cajón del escritorio)
 
Coral: De eso nada… eso está por verse pero no vine sólo para hablar de Martín, mi querido Alfredo.
 
Alfredo: ¿Y entonces, qué quieres? Es muy tarde ya. (Extrañado)
 
Coral: ¿No te acuerdas de mí, verdad? ¿Nunca te has parado a pensar quién soy yo? ¿No me reconoces?
 
Alfredo: ¿Conocerte de qué? ¿De antes?
 
Coral: Ajá… (Sonríe con malicia)
 
Alfredo: Lo siento, no te recuerdo. No sé de qué diablos estás hablando...

Coral: ¿Ah no? De veras que jamás me hubiera imaginado que me olvidaras tan pronto... Lo que es la vida... ¿En serio? ¿No sabes quien soy cariño? (Soberbia) Jajaja. (Su rostro se torna serio y amenazante)

Alfredo: Apenas te conocí en el funeral de Javier y luego en la boda... Creo que me confundes con otra persona, mi amor. (Se da la vuelta y mira hacia la ventana, dándole la espalda a ella)

Coral: Pues yo te voy a refrescar la memoria, querido... (Sacando el abrecartas de plata del mismo cajón del escritorio, lo esconde en el escote del rojo vestido) ¿Te acuerdas de una niña de apenas 15 años de la que tres desalmados abusaron hace muuuucho tiempo en la capital?

Alfredo: No... no... no sé de que hablas... (Nervioso, tenso, pues sí recuerda tal hecho)

Coral: Pues esa niña... mi querido... Alfredito... esa niña, era... era yo. (Sonríe con malicia)

Alfredo: ¿Quéee? (Volteando) Por eso te has casado con el hijo de Damián... (Pensativo) Seguro por el cochino dinero, para vengarte de aquello.

Coral: Pues te equivocas, cariño... Vine para hacer justicia. Voy a destruiros a todos, y voy a empezar por tí, desgraciado... (Sacando el abrecartas del escote) !MUERE MALDITO INFELIZ!! !MUEREEEEEEEE!!!!!

En ese momento la villana, como si estuviera poseída por el mismísimo diablo se abalanza contra él y le apuñala con el abrecartas varias veces, en una escena completamente aterradora. El hombre, horrorizado, grita de dolor. La mirada de Coral habla por sí sola, durante unos segundos de música incidental. Coral se ensaña con su victima, cosiéndola a cuchillazos con el abrecartas en una magistral actuación de Itatí Cantoral.  Alfredo cae al piso en medio de un gran charco de sangre.
 
 
INT. / CLUB NOCTURNO / NOCHE
 
Don Damián y Leonardo han llevado a Martín al prostíbulo del pueblo, un cutre club nocturno con chicas de dudosa reputación, prostitutas hablando claro. Leo y su padre animan a Martín, mientras los tres toman unas cervezas junto a la barra del local.


 
Leonardo: ¿Cuál te gusta, Martín? ¿La rubia? (Le guiña el ojo a la fulana)
 
Martín: ¿Por qué me trajeron acá? Dijeron que íbamos al bar de don Mateo.
 
Damián: Vamos hijo… tu hermano y yo queríamos que te lo pases bien, que te distraigas… ¿Y qué mejor que con una de estas mozas? ¿A poco no están bien buenas todas?
 
Martín: Papá… (Tímido)
 
Leonardo: ¿Nunca has estado con una profesional?
 
Martín: No…
 
Damián: Pues no sabes lo que te pierdes mijito… Estas son de las buenas, te lo digo yo. Tú escoge la que más te guste y… nosotros te la pagamos. Tranquilo.
 
Martín: Papá por favor… prefiero irme para la casa…
 
Leonardo: Vamos brother, no seas tímido… Dime cuál te gusta y yo te la traigo. Mira esa… esa es como te gustan, con buena delantera… (Sonríe burlón)
 
Damián: La pelirroja, sí, esa, esa… Ay por favor… y la mulata… madre mía como estas mi niña… para ponerte un apartamento. (Se muerde el labio)
 
Leonardo: Creo que esa me la voy a quedar yo esta noche, jajaja.
 
Damián: Jajaja. Dale Martín, hemos venido a pasarla bien, hijo. Mira, escúchame. Yo sé que a veces hemos tenido discusiones pero tanto Leo como yo queremos hacer las paces contigo. Somos tu familia, Martín, y queremos que estés feliz.
 
Martín: Papá…
 
En ese momento se acerca una de las prostitutas del club, muy escotada, con los senos casi fuera, una minifalda y medias de rejilla. La rubia va muy maquillada y con el cabello espantado.


 
Chica: Hola guapo… (Mirando a Martín)
 
Pero él no responde, tímido y avergonzado.
 
Damián: Loli, tan bella como siempre, mira te presento a mi hijo Martín, el que vivía en San Francisco. ¿Te acuerdas que te hablé de él una vez?
 
Chica: Claro don Dami… como olvidarme… Eres muy guapo, Martín. (Sonríe y le guiña el ojo)
 
Leonardo: Por el precio no te preocupes, yo te pago luego lo que sea, Loli. Pero tú procura que mi hermano lo pase lo mejor posible esta noche.
 
Chica: Perfecto… Ven conmigo papito que lo vamos a pasar muy bien tú y yo, mi amor… (Tomando a Martín de la mano) Tengo una caja entera de preservativos esperando en mi cuarto.
 
Martín: Por favor… no… papá por favor… 
 
Damián: Dale mijo, que lo vas a disfrutar… ya lo verás. Loli, este es un machote te lo digo yo. Como su padre y su hermano. (Sonríe)  Tú trátamelo bien que es que la novia ya sabes…
 
Chica: Descuide don Dami, ya me sé toda la historia… Tú tranquilo papacito… (Mirando a Martín, le mete mano por el pecho, entre la camisa) que esta noche te vas a olvidar de esa Coral para siempre, papi… Vas a disfrutar como nunca, mi “amol”.
 
Martín: Por favor… no me hagan esto… no puedo hacerlo. No puedo.
 
Leonardo: ¿Qué pasa Martín? ¿Qué ya no te gustan las mujeres o qué? Jajaja.
 
Martín: Leo, basta de burlas, no es eso… es que… (Pensando en Alicia, Martín piensa para sí: No puedo hacer esto, qué pensaría Alicia de mí…) No papá, Leo… no… les agradezco la oferta pero me voy a casa.
 
Damián: ¡Pero Martín!!! (Enojado)
 
Y Martín se marcha del club. La prostituta se va con otro cliente mientras Damián y Leonardo conversan a solas.
 
Leonardo: Martín es idiota… Seguro todavía piensa en la zorra esa de Coral.
 
Damián: En el fondo es un sentimental… se parece a la boba de Lucía. Aggg… (Fumando un cigarrillo)
 
Leonardo: Me voy con la mulata… luego hablamos.
 
Damián: Ok hijo… pásala bien.
 
 
INT. / CASA MÉNDEZ, DESPACHO DE ALFREDO / NOCHE
 
Alicia y su amiga Eva entran en la casa y ven la puerta del despacho entre abierta. Al abrirla ambas jóvenes se encuentran con una escena sobrecogedora. El cuerpo sin vida de Alfredo en el suelo, sobre un charco de sangre. Alicia pega un grito desgarrador que inunda cada rincón de la casa. Eva se tapa la boca, horrorizada. Escuchamos música incidental, la sintonía de “Diabólica”.


 
Alicia: ¡Papáaaa!!!! ¡Papáaaaa!!! ¡Oh Dios míoooo!!! ¡Papáaaaaaaaaaa!!!!!  (Se le acerca)
 
Eva: ¡No Alicia, no lo toques! ¡Podrías borrar pruebas! ¡Hay que avisar a la policía! Oh Dios mío…
 
Alicia: ¡Papáaa, noooo!!! ¡PAPÁAAAAAAAAA!!!! (Llorando, destrozada, sin saber qué hacer)
 
CONTINUARÁ…


Última edición por Pspain el Lun Mayo 25, 2015 10:11 am, editado 1 vez

Pspain
Admin

Mensajes : 14695
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Joana Sabbagh el Lun Mayo 25, 2015 3:55 am

Martín no debería cerrarse al amor, es demasiado reciente lo de Coral, pero seguro conoce a alguien más

¡Pobre Alicia! Con razón casi la dé algo con Martín sin camisa en su casa

Jajaja el viejo aun puede acostarse con las chicas del prostibulo? Yo pensaba que hace tiempo que... no jajaja

Pensé que iba a congelarme cuando le dio el beso, ya lo veía venir, por lo menos lo aceptó bien

NOOOOOOOOOO
Ahora ha matado a Alfredo la muy desgraciada

Alicia descubrió a don Alfredo muerto, esperemos que descubra a Coral que lo ha matado

Esperamos el próximo
avatar
Joana Sabbagh

Mensajes : 10293
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Localización : Ploiesti, Rumania

http://mendezproducciones.mess.tv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Pspain el Lun Mayo 25, 2015 8:14 am

Comienza la venganza de Coral propiamente dicha, primero quitar de en medio a quienes la violaron, falta por aparecer el tercer hombre aùn. Damián es un viejo verde, un pervertido jaja. Gracias por comentar y seguir la novela, Joana.

Pspain
Admin

Mensajes : 14695
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Joana Sabbagh el Lun Mayo 25, 2015 8:32 am

¿Quién será el tercero? Ya veremos
avatar
Joana Sabbagh

Mensajes : 10293
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Localización : Ploiesti, Rumania

http://mendezproducciones.mess.tv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Pspain el Lun Mayo 25, 2015 10:25 am

EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO...

Martín y Alicia saldrán juntos a cenar... ¿Qué ocurrirá entre ambos?




Pspain
Admin

Mensajes : 14695
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Joana Sabbagh el Lun Mayo 25, 2015 1:16 pm

Esperemos den el siguiente paso
avatar
Joana Sabbagh

Mensajes : 10293
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Localización : Ploiesti, Rumania

http://mendezproducciones.mess.tv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Gloria el Lun Mayo 25, 2015 5:04 pm

Ay no, qué horror imaginarse al padre de Alicia ahí, tirado en un charco de sangre, muy macabro, pero pues ni modo, entiendo a Coral, ella se desquició por lo que la hicieron sufrir cuando era casi una niña, lo único que lo siente es por la pobre Alicia, debe ser lo más horrible del mundo encontrar a tu padre así, menos mal que Eva estaba con ella que sino, la pobre ahí cae desmayada

Damiá Leonardo creen que Martín no ha podido olvidar a Coral y por eso se negó rotundamente a estar con la prosti, pero ni se imaginan que es porque él ya está pensando en Alicia

Qué bien que Alicia se animó a tener la iniciativa y que lindo es Martín, que le dijo que no le quiere hacer daño y fue sincero al decirle que aún no olvida a Coral, otro en su lugar podría haberse aprovechado de los sentimientos de Alicia, después de estar despechado por lo que le hizo Coral, pero Martín es un chico muy noble

avatar
Gloria

Mensajes : 11369
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Pspain el Mar Mayo 26, 2015 10:15 am

Ya entramos en la recta final, unos 4 capítulos faltan para el desenlace. Martín parece que le está comenzando a importar Alicia aunque se niegue a admitirlo. Pero en cuanto Coral descubra la relación que surja entre ambos puede arder Troya... Muchas gracias por comentar.

Pspain
Admin

Mensajes : 14695
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Gloria el Mar Mayo 26, 2015 11:32 am

De verdad que Coral da mucho miedo, da lástima también pero temo mucho por Alicia pale pale pale
avatar
Gloria

Mensajes : 11369
Fecha de inscripción : 18/07/2011
Localización : MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por EduLin17Xever el Mar Jun 30, 2015 6:05 pm

¿Por qué dices "Escuchamos música incidental, la sintonía de “Diabólica”"? Si no veo soundtrack que pueda escuchar.

Este capítulo se paso de FUEEEEEEEEEEEEEEEEGOOOOOOOOO porque está que arde a montones, sin duda esto sí se llama novela. No puedo creer que por justicia, uno paga las consecuencias.

Para mí que Martín no solo está enamorada de Coral, sino quiere que una mujer logre ocupar el lugar de amada para él. Alicia si que es tonta, casi se le avienta por completo.

Esos cochinos de Don Damián y su hijo Leonardo, en frente de Lucia y Eva diciendo esas porquerías, no pues ni respetan a las mujeres.

Martín creo que es muy bueno, así que dudo su desliz.

Finalemente, la mala del susto, Coral, se le vio matando a Silvia en el capítulo anterior, ahora de la manera más grotesca posible mata a Alfredo con sus propias manos. A todo esto ¿cómo entró? Pobre de Alicia por pasar por este sufrimiento.

Creo que se acerca el fin de Coral, definitivamente.Surprised

Me encanto el capítulo.Surprised
avatar
EduLin17Xever

Mensajes : 1163
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : Lima

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Pspain el Mar Jun 30, 2015 6:24 pm

En las webnovelas también hay que imaginar, no puedo poner la música en todos los caps, pero ya conocen la sintonía de la entrada.

Gracias por seguir la historia y por comentar, Edu, me alegra que te parezca buena novela.

Pspain
Admin

Mensajes : 14695
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por EduLin17Xever el Miér Jul 01, 2015 6:10 pm

@Pspain escribió:En las webnovelas también hay que imaginar, no puedo poner la música en todos los caps, pero ya conocen la sintonía de la entrada.

Gracias por seguir la historia y por comentar, Edu, me alegra que te parezca buena novela.

Ese es mi duda razonable, ¿qué música podemos escuchar en la imaginación? Yo pienso que debemos expandirnos y como dices, no me parece que lo imagine, porque, si ya vemos telenovelas estaríamos escuchando esa banda sonora de telenovelas, según, ahí me pusiste el tema de "Diabólica", y yo no sé ¿cuál es el tema? NI lo imaginaba tanto. Neutral
avatar
EduLin17Xever

Mensajes : 1163
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : Lima

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Pspain el Jue Jul 02, 2015 1:41 pm

El tema musical es el de la entrada, Edu.



Pspain
Admin

Mensajes : 14695
Fecha de inscripción : 24/09/2010
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Diabólica 08: El primer hombre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.