FICTION TV
Bienvenido

Conectate para disfrutar mejor de la experiencia en FTV
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

telenovelistasiempre

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 168 el Mar Feb 12, 2013 12:26 pm.
Afiliados

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Los posteadores más activos de la semana


Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Aleja Soto el Dom Oct 13, 2013 10:36 pm

CAPÍTULO 3:
EL DILEMA DEL NUEVO MESERO


A la mañana siguiente, Lisandro había dormido en una banca del parque y acaba de ser despertado por un pordiosero que llevaba un costal sobre el hombro:



-¡Oiga usted levántese que aquí duermo yo! -Dijo enojado el pordiosero.

-¡Ay! ¡No sea egoísta! -Dijo Lisandro entredormido.

-¡Que se levante le he dicho! -Gritó.

-¿Es que usted no puede ver a alguien cómodo? -Preguntó Lisandro mirándolo fijamente- La calle es de todos, no es solamente suya, además usted es un indigente que por cierto está asqueroso y que ya está acostumbrado a dormir en cualquier lugar por más cochino que esté.

El pordiosero al escuchar las palabras de Lisandro se fue murmurando "Tonto adolescente, ¡pero ya verá!", y Lisandro continuó durmiendo. Sin embargo, cuándo menos pensó, el pordiosero llegó con una olla llena de agua fría y se la lanzó en todo la cara, despertando de todo al muchacho. Entretanto, Antonio estaba en Antique Amor colocando un letrero en la entrada que decía "Se Busca Mesero".



-Espero que de algo sirve poner esto -Suspiró Antonio. Cuándo entró a la pastelería y cerró la puerta, escuchó el timbre y extrañado abrió la puerta:



-Hola Antonio -Dijo la mujer que tocaba, quién era Marina, la inspectora de la financiera que subsidiaba Antique Amor.

-¡Marina! -Se sorprendió Antonio al ver que la inspectora entraba a la pastelería-. ¡Que milagro verte por aquí! La verdad extrañaba que examinaras a Antique Amor.

-¿No será al contrario? -Dijo grotescamente Marina- Por que si mal no recuerdo la última vez que vine a inspeccionar esta... pastelería hiciste hasta lo imposible por deshacerte de mí -Dijo mirando el establecimiento de arriba abajo con desprecio.

-Creía que habíamos quedado en olvidar ese hecho tan bochornoso -Dijo Antonio algo incómodo.

-Pero ya ves, no olvido tan fácil Antonio. Recordar más que nunca mi fuerte principal -Dijo acercándosele al tiempo que hablaba a regañadientes.

-Si... lo tengo muy claro -Concluyó Antonio- ¿y a qué se debe tu visita Marina?

-¡Que idiota eres! -Comentó Marina- Obviamente vengo para ver como le ha ido a esta pastelería durante el mes que estuve ausente. ¿Y por qué no estás atendiendo el día de hoy? La verdad me extraña.

-Bueno es que en estos momentos estoy sin mesero -Respondió Antonio.

-¿¡Sin mesero!? -Se sorprendió Marina- ¿Acaso me estás diciendo que esta pastelerucha no tiene mesero? ¿Que pasó con el estúpido de Valentín?

-Antes que nada esta... "pastelerucha" como tú le llamas tiene los mejores pasteles de la ciudad -Corrigió Antonio.

-¡Por favor no me hagas reír! -Dijo riendo Marina con incredulidad- Los que frecuentan este lugar son aquellos que tienen urgencias alimenticias de primera necesidad. ¿En verdad crees que esto ha tenido éxito desde que llegaste a la ciudad? No seas tan ingenuo Antonio, sé realista. Podrá ser muy refinada, muy organizada e incluso con unos pasteles con sabores tan trillados, pero que no ha tenido la captación que tu crees que se merece. Pero bueno ¿que me decías a cerca de tu mesero?

-Te iba a decir sobre eso hasta que me interrumpiste -Dijo Antonio-. Valentín sufrió un accidente ayer que le fracturó el pie derecho, lo cual lo deja incapacitado durante un mes. Como verás Antique Amor sin mesero no es mucho, por eso si te asomas afuera verás que estoy haciendo el intento para conseguir un reemplazo.

-Ok ¿y que piensas hacer al respecto? -Preguntó Marina al tiempo que se sentaba.

-Pues lo que acabo de decirte -Respondió Antonio-: conseguirle un reemplazo a Valentín mientras se recupera del accidente.

-Mira Antonio, yo no quiero advertirte esto, pero tú sabes que es mi trabajo -Dijo Marina-. Voy a darte un plazo de dos días para que consigas el reemplazo de Valentín, lo que quiere decir que si vengo dentro de dos días y esta pastelería está sin mesero ¡y peor aún!: sin atender como ocurrió el día de hoy tendré que clausurarla y supongo que sabes el costo que tendrías que pagar en la financiera para recuperar la licencia de apertura de este lugar. Ahora con tú permiso me voy, y suerte con el reemplazo de tu nuevo mesero.

-Oye espera un momento -Le retuvo Antonio-. Tú no puedes cerrar Antique Amor por falta de mesero, tu propósito es cerrar mi pastelería por lo que pasó el día en que viniste a inspeccionarla por primera vez ¿verdad? Desde ese día lo que has querido es pisotearme, afirmarte de cualquier detalle para poder acabar lo que con años he cultivado.

-¿Qué comes qué adivinas? -Dijo sonriendo hipócrita- Pero hay algo en lo que te equivocaste mí querido Antonio, yo sí puedo obtener un permiso para clausurar Antique Amor por falta de mesero. Te invito a que leas este nuevo reglamento a cerca de la propiedad raíz comercial -Y sacó de su cómoda cartera negra un libro en cuya portada decía las últimas 8 palabras de Marina, y el cual entregó a Antonio-. Busca en el índice, ahí vas a encontrar que la ausencia de mesero es una falta grave debido a que puede causar insatisfacción en los clientes y puede motivar a que la financiera cierre aquellos establecimientos insatisfactorios.

-Marina, no seas por favor inconsciente -Rogó Antonio-. Conseguir un mesero con las características que tú sabes para Antique Amor es difícil. Un mesero como Valentín no se consigue de la noche a la mañana, por favor comprende.

-Él que debería aprender a comprender aquí eres tú Antonio -Dijo Marina-. Por años ese ha sido tu mayor problema -Le dijo acercándosele y apuntando con su dedo índice- ¿y ahora me pides que te comprenda? Deja de ser descarado, por Dios. Si lugares insatisfactorios y de pocas ventas permanecen abiertos obviamente van a estar en quiebra ¿y con qué se supone que la pagarías a la financiera lo que te subsidió para fundar esta porquería de pastelería? La financiera no puede arriesgarse a perder dinero subsidiando los negocios de la gente para que luego no paguen. Además, si pudiera hacer algo no lo haría. Sabes muy bien que lo mejor que me pasaría en esta etapa de mi vida es que cerraran este lugar. Ya me voy.

Marina se fue de Antique Amor, dejando a Antonio más desesperado sobre la situación por la que estaba pasando su pastelería. Cuándo llegó la tarde, Lisandro estaba caminando, ya algo mareado de no haber comido durante casi dos días y arrastrando su maleta. Cuándo se sentó en la banca de una estación de autobús, a su lado estaba Marina esperando el bus, y la cuál algo impaciente por la demora de transporte comentó:



-En definitiva el transporte de esa ciudad no sirve para nada. ¡Llevo aquí 15 eternos minutos!

-Sí, tiene razón -Convino Lisandro-. Yo hace seis años no vivía por aquí y por lo que veo esta ciudad no ha cambiado nada.

Marina miró a Lisandro (ya que no lo había hecho) e inmediatamente quedó flechada de él y con una gran sonrisa le saludó de mano y se presentó:

-Mucho gusto, me llamo Marina Díaz. Soy inspectora de una financiera comercial.

-¡Que amable! -Exclamó Lisandro- Usted ha sido la única persona que me ha tratado bien desde que llegué a esta ciudad. Yo me llamo Lisandro Villegas, soy o bueno era estudiante universitario en Nueva York.

-¿Y que fue lo que le motivó a dejar sus estudios por allá tan lejos señor Villegas? -Preguntó Marina.

-Por favor llámeme simplemente Lisandro -Dijo Lisandro-. Me siento viejo con ese trato -Y ambos rieron-, y pues llegué ayer en la tarde. La verdad es que es un poquito triste por todo lo que tuve que pasar para llegar aquí, llegué obligado por mis abuelos, por encontrar una nueva vida y aunque no lo tenía en mis planes encontré a alguien de mi pasado, alguien a quién he amado con toda mi alma.

-Es afortunada esa muchacha -Comentó Marina aún sonriente.

-Bueno, es que ahí está la causa de que yo esté aquí y que últimamente tenga tantos problemas -Contó Lisandro.

-¿Y por qué? -Preguntó Marina sorprendida- Oh, no me diga que cuándo estaba en Nueva York su novia le dijo que estaba esperando un hijo suyo ¿o es que tiene antecedentes penales?

-No, no señora -Corrigió Lisandro-. No es una chica a quién amo, es que tengo otros gustos... ¿si me entiende?

-Oh no se preocupe Lisandro -Se apresuró a decir Marina-. Hay mujeres que por necesidad hacen lo que sea, pero me parece que ser el novio de una prostitu...

-No señorita Marina -Le cortó Lisandro-. A mí me gustan los... -Y de repente llegó el autobús, evitando que Lisandro pudiese contarle lo que era a Marina. Los dos se subieron, sin embargo luego de que Marina pagara su pasaje, Lisandro buscó en sus bolsillos y solo tenía unas cuántas monedas que no le alcanzaban para pagar el suyo:

-¿Pasa algo Lisandro? -Preguntó Marina.

-Pasa que lo que tengo no alcanza para pagar el pasaje -Respondió Lisandro.

-Oh no se preocupe -Dijo Marina-. Vaya siéntese tranquilo, yo pago por usted.

-¿En verdad? -Preguntó sonriente Lisandro.

-Sí, ya le dije, es bueno ayudar a personas como usted -Dijo Marina-. Vaya siéntese y me guarda el puesto.

Entretanto, Antonio había ido al hospital para visitar a Valentín, pero algo distraído. Cuándo entró a la habitación, Valentín le dijo alegre de su visita:



-¡Señor Antonio! ¡Que alegría que venga a verme! Ya me estaba empezando a sentir desesperado, aquí. No sabe como extraño estar en Antique Amor en este momento -Sin embargo Antonio solo estaba cabizbajo, y en medio de un largo suspiro se sentó en una silla que estaba al lado de la cama de Valentín.

-¿Le pasa algo señor? -Preguntó Valentín al ver su estado- Lo veo algo triste y angustiado.

-Lo estoy Valentín -Respondió Antonio.

-¿Y eso señor? -Preguntó extrañado Valentín- ¿Pasa algo en Antique Amor? Ah, no me diga, de nuevo el muchacho ese.

-Ni lo menciones -Dijo Antonio con un tono de cansancio y desánimo.

-¿Y entonces señor qué le pasa? -Inquirió Valentín.

-Es Marina, la inspectora de la financiera -Respondió Antonio-. Vino hoy en la mañana como un demonio.

-¡Ya se demoraba en venir! -Exclamó Valentín- ¿Y qué fue lo que dije señor?

-Me amenazó con cerrar Antique Amor sino consigo tu reemplazo en dos días como máximo -Contó Antonio.

-Pero señor, ella no puede hacer eso -Dijo Valentín-. La financiera no tiene nada que ver con que no haya mesero.

-Pues inventaron un nuevo reglamento del que ni siquiera tenía idea -Comentó Antonio-. Marina si puede cerrar Antique Amor, por que según ella, sin un mesero en una pastelería habría insatisfacción en los clientes, y el negocio se quebraría y no tendría plata para pagarle la cuota mensual a la financiera y no se que otras cosas más.

-¡Que lamentable! -Comentó Valentín-. Créame que si no tuviera este pié así me levantaría ya mismo de esta cama y me iría a ser el excelente mesero que siempre he sido en Antique Amor, pero ya ve como es la vida. Pero usted no tiene necesidad de pasar por estas angustias señor, yo le dije anoche quién podría ser mi reemplazo ideal.

-¡Por favor Valentín! -Dijo Antonio en un tono de fastidio- Tú no tienes idea de como sería Antique Amor si... ese... ¡Ah!, mis labios son incapaces de pronunciar ese nombre.

-¿Por qué no lo llama por su nombre señor? -Preguntó Valentín desconcertado- Como todos, él también tiene un nombre que lo identifica y...

-Sí Valentín, yo sé todo eso -Le interrumpió Antonio-. Pero es que... él...

-¿Él qué, señor Antonio? -Preguntó Valentín- ¿Qué pasa con él?

-Él está enamorado de mí -Respondió Antonio- ¿Ya ahora entiendes por qué sería un peligro que Lisandro trabajase en Antique Amor? Descuidaría su trabajo pensando en mí y quién sabe en qué porquerías. Por eso odio pronunciar su nombre, desde el día en que lo confesó todo, se me revuelve el estómago cuándo lo susurro ¿y tú me vienes a decir que él es ideal para ser el mesero de mi pastelería después de todo lo malo que me ha pasado por su culpa? Olvídalo Valentín.

-Señor Antonio no sea orgulloso -Concluyó Valentín-. Sé que la situación -Y trató evitar reírse delante de Antonio-, usted sabe es un poquito incómoda por lo que ambos son dos hombres, pero hay dos cosas que usted debe aprender si llega a contratar ese jovencito.

-¿Aprender? -Se sorprendió Antonio- Valentín yo no tengo nada que aprender y mucho menos de parte de Lisandro...

-Claro que sí señor -Inquirió Valentín-: aprendería a saber que es realmente la comprensión y también aprendería a querer a las personas por lo que son y no por lo que demuestran. Además contratando a Lisandro usted estaría salvando a Antique Amor de ser cerrado por Marina. Así la estaría bajando de esa nube de creer que va por fin a cerrar su pastelería.

-No lo sé Valentín -Dijo indeciso Antonio- ¿Dónde voy a encontrarlo si viste lo que me dijo anoche?

-Cuándo me trajo aquí, el dio el número de su celular a la señorita de la entrada -Respondió Antonio-. Si quiere salvar a Antique Amor vaya a pedir que se lo den e invente cualquier mentira y llama esta noche, es más si quiere invítelo a una cena romántica.

-¡Qué gracioso! -Comentó Antonio con ironía-. En fin, voy a pensarlo pero no te aseguro que vaya a llamarlo esta noche, aún debe estar enojado conmigo por todo lo que le dije, pero bueno. Ya me voy entonces.

-Hasta luego señor -Y Antonio se fue de la habitación.



-¿Y dónde está quedándose? -Le preguntó Marina a Lisandro quienes aún estaban en el autobús.

-Pues imagínese que anoche no vi más opción que dormir en una banca del parque -Respondió Lisandro-, y para acabar de ajustar esta mañana cuándo estaba todavía dormido, un pordiosero me dejó empapado por que según la banca dónde yo estaba le pertenecía.

-¡Que terrible desgracia! -Exclamó Marina- ¿Y entonces dónde piensa quedarse esta noche?

-Honestamente no sé -Dijo Lisandro, pero supongo que de aquí a que llegue la noche encontraré donde.

-Si quiere puede quedarse en mi casa, no hay ningún problema -Propuso Marina.

-¿Cómo se le ocurre Marina? -Dijo Lisandro sorprendido- A penas nos conocemos, ya me pagó el pasaje ¿y ahora me ofrece su casa?

-No, estoy hablando en serio -Dijo Marina-. Mi casa no es muy grande, pero si tengo un sofá muy cómodo. Yo no tengo ningún problema. Además, no le hablo a nadie sobre esto, pero siento que toda mi vida he estado sola y ahora más que nunca, por eso le propongo esto.

-Insisto en que no debería ofrecerme semejante cosa -Inquirió Lisandro-. Además solo sería por esta noche ¿y los demás días qué? No vaya a decirme que puedo quedarme unos días por que eso si que no voy a aceptárselo.

-¿Sabe que es una fantástica idea? -Comentó Marina- Puede quedarse unos días mientras consigue un empleo.

-Yo la verdad no lo sé -Comentó Lisandro indeciso.

-¡Vamos acepte Lisandro! -Le rogó Marina- Agradézcale a Dios esta oportunidad que le está presentando.

-Está bien -Aceptó Lisandro-. Pero es solo mientras consigo un empleo.

Cuándo llegó la noche, Lisandro y Marina llegaron al apartamento de esta última. Luego de haber entrado, Lisandro comentó:

-¡Vaya tiene un apartamento bastante lindo y organizado!

-No es para tanto -Dijo Marina-, y comienza a tutearme. Ya somos amigos ¿no?

-¡Sí, claro! -Exclamó Lisandro- Y por curiosidad ¿no tienes condiciones para mí? no sé ¿algo que te gustaría recibir por mí parte?

-Bueno, la única condición que te tengo es que seas muy, pero muy organizado -Respondió Marina, y de repente el celular de esta comenzó a sonar, viendo por medio de la pantalla que era Antonio quién la llamaba. Riendo de una manera sin ganas, le dijo a Lisandro:

-Es de la financiera, no sabes como me acosan con todo esto de ir a inspeccionar establecimientos comerciales, es agotador.

-Si me imagino -Comentó Lisandro.

-No, no te imaginas. Voy a contestar -Dijo Marina algo nerviosa y acto seguido contestó- ¿Qué demonios quieres Antonio? ¿No ves que estoy ocupada?



-¿Ocupada? -Se extrañó Antonio quién al parecer estaba ebrio.

-¡Oh por Dios Antonio! ¿Estás borracho? -Dijo Marina impresionada de la falta de respeto de Antonio.

-Un poco -Respondió Antonio.

-¿Para que llamaste? -Preguntó impaciente Marina- Creí que volveríamos a vernos y hablarnos dentro de dos días cuando consiguieras el reemplazo de Valentín.

-Pues para eso te llamé -Respondió Antonio-. En este momento voy camino a tu casa para que hablemos de este asuntito y otros que hay que solucionar, por que no voy a permitir que cierres mi pastelería por que no hay un estúpido mesero que atienda.

-¿¡Qué!? -Dijo sumamente alertada Marina- Tú no vas a venir a mi casa, tengo una visita que va a quedarse unos días. No quiero que vengas a espantarla con la borrachera que te traes encima.

-Claro que puede ir -Insistió Antonio-, es más, en este momento estoy delante del edificio y voy a subir al piso dónde vives.

-¡No puedes hacerme esto! -Dijo Marina bastante nerviosa- ¡Eres un completo idiota Antonio! ¡Si llegas a tocar en mi casa te juro que esta te las cobro!

CONTINUARÁ...
avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Invitado el Lun Oct 14, 2013 12:41 am

Oh pero que coincidencia tan grande, ahora Lisandro es amigo de la enemiga de Antonio jeje y él está a punto de tocar en el departamenato de ella!!! Shocked 

Qué gran lección le ha dado Valentín a Antonio al decirle que aprendería a comprender a los demás si contrata a Lisandro, que debe aprender a ver a las personas por lo que son y no por lo que demuestran. Se ve que Valentín sí es un buen chico.

Lo malo de Marina es que creo que le gustó Lisandro y cuando descubra que él es homosexual, ya que no lo dejó hablar, creerá que él la engaño y a ver si no lo corre y lo humilla igual o peor que Antonio.

En espera del siguiente capítulo
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Joana Sabbagh el Lun Oct 14, 2013 6:07 am

Parece que la relacion entre Lisandro y Valentin se calma o son ideas mías, bueno ya veremos

Creo que Marina va a interceder para que contraten a Lisandro

Esperamos el próximo Very Happy 
avatar
Joana Sabbagh

Mensajes : 10363
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Localización : Ploiesti, Rumania

http://mendezproducciones.mess.tv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Aleja Soto el Lun Oct 14, 2013 12:28 pm

@CiberGloria escribió:Oh pero que coincidencia tan grande, ahora Lisandro es amigo de la enemiga de Antonio jeje y él está a punto de tocar en el departamenato de ella!!!  Shocked 

Qué gran lección le ha dado Valentín a Antonio al decirle que aprendería a comprender a los demás si contrata a Lisandro, que debe aprender a ver a las personas por lo que son y no por lo que demuestran. Se ve que Valentín sí es un buen chico.

Lo malo de Marina es que creo que le gustó Lisandro y cuando descubra que él es homosexual,  ya que no lo dejó hablar, creerá que él la engaño y a ver si no lo corre y lo humilla igual o peor que Antonio.

En espera del siguiente capítulo
Hola mi Gloris!

Muchísimas gracias por pasarte a leer y comentar Smile. Pues sí, ha sido una coincidencia muy grande que Lisandro se haga amigo de Marina, la más grande enemiga de Antonio Surprised y que ahora, éste último esté a un paso de verse de nuevo con Lisandro.

Sí, Valentín es una buena persona y ha aconsejado muy bien a Antono Very Happy. Esperemos que él haga caso a los consejos y aprenda a comprender y valorar a Lisandro. Exactamente, a Marina le gustó Lisandro sin conocer la verdad de sus inclinaciones. Lisandro estaba dispuesto a decirle, pero justo el autobús llegó y los interrumpió. Ya verás que sucederá.

Gracias! Pronto el capítulo 4!
avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Aleja Soto el Lun Oct 14, 2013 12:33 pm

Joana escribió:Parece que la relacion entre Lisandro y Valentin se calma o son ideas mías, bueno ya veremos

Creo que Marina va a interceder para que contraten a Lisandro

Esperamos el próximo Very Happy 
Hola Joana!

Muchísimas gracias por pasarte a comentar. Creo que te has equivocado y quisiste decir que la relación entre Lisandro y Antonio se calma, pero ya verás si Antonio sigue los consejos de su guardaespaldas Valentín y aprende a tratar mejor a Lisandro.

En el próximo capítulo sabrás que pasará y si Marina si intercederá para Antonio contrate a Lisandro en Antique Amor, aunque ella más bien no lo haría, porque con la ausencia de mesero, puede clausurar la pastelería y eso es lo que ella quiere Smile

Pronto el capítulo 4! Y Gracias.
avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Danni el Lun Oct 14, 2013 4:06 pm

Me gustó mucho el capítulo Aleja Smile Que bueno que se haya presentado el personaje de Marina que me ace muy bien, pero por lo visto la pobre se ha enamorado de Lisandro y se llevará una gran decepción cuando se de cuenta que Lisandro está enamorado de Antonio y más ahora que él va para el apartamento de Marina cyclops Ojalá Lisandro le confiese sus gustos lo más pronto posible a Marina en caso de que Antonio no llegue, porque si no, Marina cada vez se irá enamorando más de Lisandro.

Valentín es una buena persona y muy respetuosa. Esperamos el próximo capítulo.

Danni

Mensajes : 5133
Fecha de inscripción : 26/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Aleja Soto el Lun Oct 14, 2013 9:58 pm

Muchas gracias Danni por pasarte a leer y comentar este capítulo tan pronto leíste el segundo Very Happy. Me alegra que te haya gustado. Pues sí, Marina se ha enamorado de Lisandro, y ojalá el pronto le confiese su estilo de vida, porque como bien dices, Marina puede llevarse una gran decepción. Así es, Valentín es más comprensivo que Antonio y lo ha sabido aconsejar muy bien cuando estaban en el hospital Smile.

Gracias! Pronto publico el capítulo 4.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Invitado el Lun Ene 13, 2014 10:08 am

jaja Marina de ser una malvada con Antonio, pasó a ser una mansa paloma con Lisandro. vaya sorpresita, lisandro, deberias aprovechar a Antonio ahora q esta borracho, xq no hay hombre asi q se resista a una buena manoseada. jaja
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Aleja Soto el Lun Ene 13, 2014 12:49 pm

Muchas gracias Andrés por comentar Smile.

Es que Marina es malhumorada con Antonio, pero como a Lisandro le echó el ojo, pues con él si se comporta como un dulce Laughing.

Surprised Eso que has dicho me ha sorprendido. Jajajaja. Aunque Lisandro no se atrevería a sobre pasarse con Antonio, porque al día siguiente amanecería con ojo morado Laughing.


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Invitado el Lun Ene 13, 2014 12:52 pm

jaja mi experiencia querida.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Aleja Soto el Lun Ene 13, 2014 12:55 pm

Tal vez tú tengas algún toque especial. Se lo podrías pasar a Lisandro para que conquiste a Antonio Laughing


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Invitado el Lun Ene 13, 2014 12:59 pm

ama y sufre en silencio, q al final tendras tu recompensa, pero al enemigo no dejes q se acerque a tu presa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Aleja Soto el Lun Ene 13, 2014 7:27 pm

Qué profundo y significativo. De adelanto te digo que como la novela ya está terminada, a Lisandro le caerá ese consejo como anillo al dedo Smile


NO TE PIERDAS
EL 5TO CAPÍTULO


avatar
Aleja Soto

Mensajes : 5074
Fecha de inscripción : 21/04/2012
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Antique Amor // Capítulo 3 // El dilema del nuevo mesero

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.